Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 16
    Julio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¡Gamba golda!

     - "¡Pascualita! ¡Pascualitaaaa! ¡¡¡Pascualitaaaaaaaaaaa!" - Abuela, deja de gritar que te oirá todo el barrio. - - Pepe ¿has visto a la sirena?... ¿Dónde estará? ¡¡¡Pascualitaaaaaaaaaaaaa!!!

    Llevamos buscándola toda la mañana. Ha desaparecido y ya no sabemos dónde mirar. He llegado a pensar que se la ha llevado una gaviota de las que pasan a menudo sobre la terraza.

    - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaa! ¿Tenéis visita? Ya me lo podríais haber dicho. ¿Es una niña? - "¿Qué niña?" - Pascualita - "¿La has visto?" (le ha preguntado, anhelante la abuela) - Pues no lo sé, como no la conozco. - "¡Hay, Dios mío, que disgustooo" - Ponte a cocinar que eso distrae mucho... Vengo de la tienda del señor Li de ganarme 10 euros. Le he llevado una de aquellas gambas gordas por las que tanto suspira y que tanto asco me dan. He estado a punto de tirarla a la basura pero me he acordado de él y mira, 10 euros al bolsillo. - ¿Dónde estaba la gamba? - En el sitio más raro que os podáis imaginar. Encima de la jaula del canario. - ¿Y cómo ha llegado hasta allí? - ¡Ah! misterio Pero por mí podría venir una cada día. jejejeje. -Que ganas me han dado de retorcerle el pescuezo.

    La abuela ha salido corriendo como una loca y media hora después ha vuelto con Pascualita en el bolsillo. Traía el pelo revuelto - "La china que trabaja para el señor Li no quería dejarme entrar en la cocina y menos que me llevara a la sirena y hemos tenido un rifirrafe" - ¿Qué sirena? (ha preguntado la Cotilla) - Quiere decir la gamba, es que la abuela se está volviendo muy finolis . ¿Le has cogido la gamba al chino? ¿Estás loca? Ahora querrá que le devuelva los 10 euros.

    Unos minutos después el señor Li llamaba a la puerta de casa echo una furia - ¿Dónde está mi gamba golda? - ¡No pienso devolverle el dinero! ¡Santa Rita, santa Rita, lo que se da no se quita!- ¡¡¡Quel-l mi gamba!!! -
    "¿Está hablándome a mí? Aquí no hay ninguna gamba, amigo" - Abuela, no cableal a Li. ¡Yo sabel kun-fu! - "¡Y yo tengo una escoba que da unos escobazos de campeonato!¡ Vaya a la pescadería y déjenos en paz o llamo al Municipal!" - ¡NO! Yo tlael-lo. - Y se fue dando un portazo.

    Menudo potaje se había montado por culpa de la curiosidad de la sirena por el pájaro cantor. La abuela salió de nuevo a toda prisa y volvió con unas gambas, las más gordas que encontró en el mercado y las preparó al ajillo. Cuando el chino volvió con el preocupado Municipal, la aptitud agresiva de la abuela se había transformado en amabilidad - "Anda, sentaros todos a la mesa... Perdona la broma que te echo, Li. Verás que ricas están las gambas"

    Ahora, después de unas copitas de chinchón, me siento relajada pero ¡menuda mañana hemos pasado!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook