Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 10
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Extorsionadoras?

     Si ayer la abuela estaba nerviosa, ahora no hay quién la aguante. Se ha pasado la mañana llenando y vaciando la maleta que se llevará a Ciudadela e intentando meter a Pascualita en el termo de los chinos. La pobre sirena ya tiene escoceduras en los michelines. - Abuela ¿no ves que no cabe? - "Pues tiene que entrar" - Ha habido un momento en que ha parecido que se le ha encendido la bombilla y ha ido al cuarto de baño para regresar con una pastilla de jabón en las manos. - "No si me hablaras tanto ya tendría el problema resuelto ¡Cállate ya!" - Mojó la pastilla y cuando empezó a echar espuma, quiso embadurnar a Pascualita - "Como se hace con un anillo que no quiere entrar en el dedo" - Le di un manotazo al jabón y salió disparado por la ventana a la calle. - ¡¡¡La vas a mataaaaaaaaaar!!!

    Dos minutos después llamaron, insistentemente, a la puerta - ¡Abran a la policía o tiramos la puerta abajo! - La abuela salió echa una furia - "¡Ya no hay más aguinaldos!" (les gritó) - Sin encomendarse ni a Dios ni al diablo, dos policías nacionales entraron hasta el comedor - ¿Dónde está la víctima? - "¿A cuál se refiere?" - Sorprendidos por la pregunta, empuñaron las pistolas como en las películas de la tele. - "Aaaaaaaayyyyyyyy, que emoción! Están buenísimos" (dijo mirándome. Y yo ya me veía teniendo que elegir al candidato a padre de mi futuro hijo) Pero la abuela, que es muy práctica, dijo: - "No vayas con remilgos que se te está pasando el arroz. Cualquiera es bueno"

    Afortunadamente, Pascualita estaba a buen recaudo en el bolsillo de mi blusa, sobre el corazón. - ¿A cuánta gente tenéis presa? ¿Sois una mafia? ¡Vamos, vamos, que no tenemos todo el día! ¿Os dedicáis a la extorsión? ¡Pues se os ha caído el pelo! - La abuela me comentó _ "¿Tú los entiendes?" - ¡¡¡¿Qué dónde están las víctimas, coño?! - "En la cocina... ¿Qué pasa? ¿No los puedo matar? ¡Dichosos Pinochos. Siempre poniendo trabas a todo!"

    - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaaaaa! - La Cotilla venía hablando por el pasillo - ¡Traigo otro para que te  lo cargues! ¡Otro sobresueldo para turrones! - De pronto se vio encañonada y obligada a tirarse al suelo. -¡Tírese usted! A ver si se me va a escapar el pavo. - Efectivamente. En la cocina había dos pavos esperando su última hora y la Cotilla traía otro. Algunas vecinas preferían comprarlos vivos y la abuela y la Cotilla se encargaban de matarlos, desplumarlos y limpiarlos. Y se sacaban unos euros extras para estas fiestas.

    Con la mente echa un lío, los policías enseñaron el jabón - Esto ha caído de este piso. - "Sí. Lo ha tirado la lumbreras de mi nieta" - Y hemos oído gritos de "la vas a matar" ¿por qué? - "Es que uno de los pavos, es pava" - Ya, pero no era una pregunta lo que hemos oído sino una afirmación. - "Mi nieta no fue nunca fue bien en el colegio, señor policía y confunde los términos..." - La Cotilla terció - ¡No saben ustedes la cruz que tiene con ella!

    Me estaban sacando de quicio y mi respiración se agitó hasta hacerme jadear. Las hubiera estrangulado allí mismo. Con el vaivén del pecho Pascualita se mareó e intentó salir del bolsillo haciendo fuerza con la cola pero se encontraba estrecha y no podía. Uno de los guardias se fijó en aquel movimiento que él encontró erótico a más no poder. En unos segundos empezó a babear mientras los ojos le hacían chirivitas - ¡Mira, mira! (le dijo a su compañero, dándole un codazo) - "Jajajajajaja Mi nieta es tonta pero graciosa. Trabaja en un circo y le encanta quedarse con la gente... ¿Quiere un chinchón, joven?... ¿está casado? ¿Sí? Oh, es un pequeño detalle sin importancia jejejejeje... Pase a la salita y mi nieta le servirá una copita. Y usted, si ha terminado su trabajo, puede irse" - Pero se fueron los dos, claro. - "Que desaborido es el jefe éste. Ahora que casi teníamos arreglado lo del bisnieto..."

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook