Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 01
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¡Entre todos me tienen hasta el gorro!

    ¡Menudo susto me ha dado Pascualita cuando he llegado a casa! Estaba subida en el borde del "acuario" con los pelo-algas tiesos como escarpias, echados hacia atrás. Los ojos más abiertos que de costumbre y una sonrisa fija que mostraba los dientes. ¡Una visión horrible! - Abuela, ¿qué le pasa a ésta? - "No lo sé. Está así desde que hemos vuelto del paseo en moto con Andresito" - Diría que está congelada - "Le habrá dado un aire. Ya se le pasará" - ¿Por qué la sacas con el frío que hace? Debe ser un animal de aguas cálidas... - "¡Tú si que eres un animal!" - No lo he dicho en plan ofensivo... ¿La has llevado en el termo? - "Claro. Al principio iba en medio de nosotros dos pero se me ha ocurrido que le gustaría ver el paisaje y sentir la velocidad en la cara así que le he dicho a Andresito que se colgara el termo porque me molestaba para apretarme contra él (sé que le gusta sentir mis...)" - ¡Ya, ya, No hace falta que me expliques tus intimidades! - "... tetas en su espalda ¡Que sosa eres!)He dejado abierto el tapón, sin quitarlo del todo y ha disfrutado como nunca ¡basta verla!" - Te digo que está congelada - "Qué exagerada eres" - Calenté agua de mar, la puse en la pecera y metí a Pascualita dentro. Poco a poco fue volviendo a la vida.
    La Cotilla entró en casa como un huracán - ¿Estaba la puerta abierta? - ¿Eh?... no... jejeje... casualmente llevaba una llave en el bolsillo - ¡Abuela, dile que nos las de todas! - Toma, toma. No te enfades... ¡Menudo bicho tu nieta!... Ay, que se me olvidaba a lo que venía. Traigo al pececito para que le dejéis nada un rato en la bañera... - Le he dicho mil veces que tiene agua de mar - En menos de lo que canta un gallo cogió la bañera, la vació en el wáter, retirando antes el barco hundido, la llenó de agua y colocó a su birria de pez. Para no montar la III guerra mundial decidí marcharme - "¿A dónde vas a éstas horas?" - Al Ayuntamiento, a manifestarme contra todo lo que han descolocado y luego iré al Consolat a hacer lo mismo, a grito pelado y en bon mallorquí. Por lo menos allí podré gritar a gusto... ¡Y me llevo una cacerola y el cazo para hacer más ruído! ¡¡¡Estoy harta!!!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook