Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 17
    Junio
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cultura Mallorca

    Encamados.

    Encamados

     

    Cuando esta mañana Geooooorge ha llamado a la puerta, creí que me daba algo. ¡Todavía era de noche! - Mandarme madame. - ¿Esta mujer no duerme? - Yo tampocou... Madame no dejar. - Pues acuéstate conmigo y que le den morcilla a la abuela. - El inglés se agitó como si hubiera recibido una descarga eléctrica. - Mi... no poder... hacerlo... - ¿No dices que tienes sueño, pues mejor duermes conmigo que con la Cotilla... ¿o no? - ¡No. Cotillau, no! - Pues no se hable más ¡A la cama!

    Dormimos hasta las diez en que nos despertó un portazo - "¿Qué has hecho con mi mayordomo, alma de cántaro?"  - El inglés, al oír la voz de su ama, saltó de la cama como si se le hubiese clavado un muelle en el culo. - ¡Oh, nou. Ser madame! - ¡Estamos en mi cama, abuela! - Geooorge estaba pálido como un muerto y más tieso que un palo. De un empellón, la abuela entró en la habitación y la expresión furiosa de su cara, dio paso a la alegría - "¡Por fin haces algo a derechas! Nunca pensé en tener un biznieto inglés pero, a éstas alturas de la vida, no le voy a hacer ascos a ésto" - Llevada por la emoción nos plantó dos besos a cada uno. - "Id a desayunar y reponer fuerzas que buena falta os hace"

    Mientras los tres nos metíamos entre pecho y espalda unas cuantas ensaimadas, la abuela me miraba orgullosa. - ¿Tengo monos en la cara? (pregunté intrigada) - "Es que aún no puedo creerme lo que ha pasado. Estoy feliz" - Entonces se levantó y marcó con una equis el día de hoy en el calendario. - "Hoy es un día señalado" - No sé a qué viene todo esto. - "A lo que habéis hecho Geoooorge y tu" - Pues dormir ¿Crees que son horas de despertar a la gente? Este pobre tenía las legañas pegadas, por eso nos hemos acostado. - "Nunca pensé que fueras capaz de aprovechar una circunstancia para dar rienda suelta a tus apetitos pero, me equivoqué." - No era apetito, sino sueño. - Oh, yes, madame. - "Querido Geoooorge, seguro que has dejado bien alto el pabellón inglés (se la veía orgullosa) Dentro de poco seremos familia.

    Entonces se me encendió la bombilla a medias. - ¿Familia?... ¿Por qué? - "Porque será el padre de mi biznieto, boba de Coria, que todo te lo tienen que dar mascado" - ¿Y quién será la madre? - "¿Quién va a ser?" - ¡Yo que sé! - "¡Pues tú!" - ¿Insinúas que me encame con tu mayordomo? - "Pero... si ya lo has hecho..." (parecía desconcertada) - Hemos compartido cama porque nos caíamos de sueño pero, de eso a encamarnos para hacer biznietos va un abismo. - "¿Habéis dormido juntos dos personas jóvenes y... nada de nada? - Tu lo has dicho. Hemos dormido como lirones hasta que has dado el portazo.

    Se le cambió la cara. Pasó del blanco al rojo, del rojo al verde, del verde al amarillo y otra vez al rojo y salió corriendo para volver con Pascualita en brazos. A Geooorge no le dio tiempo a pensar, le tiró a la sirena justo dónde más duele - ¡Cómetelo. Total, no le sirve para nada! - A la sirena no hubo que repetirle dos veces la orden. Y mientras el inglés lloraba, saltaba, corría, se retorcía en el suelo y algo crecía a toda velocidad tras sus vaqueros, yo recibía una bronca descomunal: - "Idiotaaaa. Eres idiotaaaaaaaaaa. ¡Que cruz tengo contigo!"

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook