Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 28
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El sueño

    - "Estaba nadando en una pequeña cala, con un temporal terrible. Ví venir una ola enorme y en lugar de asustarme le di la espalda y la salté límpiamente. Sentí como pasaba bajo mis pies. Después me acerqué a las rocas de la orilla y pedí a un hombre que me ayudara a salir del agua. Otro hombre que se encontraba entre el oleaje me gritó: ¡dáme una cañita para ver los peces!. Se la pedí al que me ayudaba y se la entregué, entonces se perdió de vista entre la espuma de las olas.

    Una vez en tierra ví que en la otra orilla había unos jóvenes cedros del Líbano y no dudé en entrar de nuevo en el agua, curiosamente había unas rocas, redondas y llenas de líquenes, que me sirvieron de vado.

    Una vez bajo los árboles me gustó su perfume y ví sus altas copas pero no podía verlos completos, para eso tenía que volver a la otra orilla y no había ningún puente que me llevara allí" - ¿Qué es todo este galimatías de buena mañana? - "Un sueño que he tenido... ¿qué te parece?" - Una tontería como la mayoría de los sueños - "¿No crees que dice que soy un culo de mal asiento?" - ¡Yo que sé!... además ¿cómo sabías que los cedros eran del Líbano? podrían ser de Pere Garau - "Sí... pero ya que los sueñas, mejor si son de sitios exóticos. ¡Es que ni para los sueños tienes imaginación!" - ¡Eh, eh! no empecemos que es muy temprano.

    Cuando volví a casa después del trabajo, la abuela seguía dándole vueltas al sueño y comprendí que le había  dado la lata toda la mañana a la pobre Pascualita porque, en lugar de estar sobre la pecera escuchándola atentamente, se había escondido dentro del barco hundido y apenas se le veía la cola.

    Sentadas a la mesa saqué diversos temas de conversación con la intención de que no volviera a coger el hilo de su tema favorito del día y casi lo conseguí - "¿Es corrupto el que usa un coche del trabajo, sin permiso y lo usa para su divertimento?" - Yo diría que sí - "Me sé de dos que se les habrá pasado la borrachera para toda la vida" - ¡Menudo cargo de conciencia! Ni en sus peores pesadillas les debió ocurrir algo así - "Hablando de pesadillas..." - ¡Oh, no! - "Es que no me la puedo quitar de la cabeza. ¿Tan voluble soy?" - Eres cómo eres y ya está, no le des más vueltas - "¿Que debe pensar Andresito de mí? Tal vez por esto no se decide a hacer el viaje a Londres?" - O porque, en tiempo de crisis, no gasta tan alegremente como antes - "No, por eso no es. Piensa que acaba de heredar de su padre" - ¿Acaso tenía un palacete en Pedralbes? - "No, pero sí una preciosa Torre de los años 60 en el Paseo Marítimo" - ¿En serio?... ¿Y la heredará el Médico? - Sí, pero a su debido tiempo. Antes tengo que disfrutarla yo... de hecho, ya he empezado y este fin de semana lo pasaré allí" - ¿No vendrás a dormir? ¿No te da vergüenza? - "El que tiene vergüenza, ni come ni almuerza" - ¡No puedo entender que hagas éstas cosas a tus años! - "Precisamente lo hago por eso, por lo poco que me queda de estar en el convento jajajaja..." - No tienes remedio.

    La Cotilla entró como un elefante en una cacharrería y dejó una llave sobre la mesa - Mi sobrino ya ha vuelto a trabajar... He oído risas ¿celebráis algo? - "No, pero podemos hacerlo. ¡Niña, trae el chinchón! ¡Por la Torre de Andresito!" - Atónita, la Cotilla exclamó ¡¿Tan grande la tiene?!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook