Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 19
    Noviembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El pollito en el huevo.

     - Abuela ¿estás mustia? - "Estoy triste. Y el tiempo también. La lluvia, que no cesa, son lágrimas que hemos llorado y han quedado almacenadas más allá de las nubes. Un día caen y el corazón de los que no encuentran consuelo a las ausencias, vuelve a sangrar y yo solo puedo mandarles un beso"

    - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaaaaaaaa! ¿Guardas alguna mantilla de tu nieta?... Mientras me contestas, me tomaré un café con leche - "¿De cuándo era pequeña?" - Claro... Acércame esas magdalenas. - Abuela, dale la mantilla y que se largue o nos quedaremos sin desayuno. - "¡No me digas que vas a hacer una buena obra! Cotilla, te estás impregnando del Espíritu Navideño" - ¿Qué es eso?... ¡Pásame el azúcar, rácana! - ¡Ya se ha puesto cinco cucharadas! - CUCHARADITAS. Nada de cucharadas - "¿Para que la quieres?" - Para traerme una lechona. Me dio la idea una artista, que salió en el periódico y todo. Liaba  la lechona en un mantón de bebé y salía del supermercado tan pancha. - ¿Y dónde está ahora? - Creo que en la cárcel. ¿Os dais cuenta en qué País vivimos? En cuanto eres distinta al resto de la ciudadanía, te encierran. Los artistas somos unos incomprendidos. - Dirá los ladrones. - Ves. Tu tampoco me comprendes... aunque de ti no se puede esperar mucho más... No guardes la magdalena que sobra. Ya me la como yo.

    La abuela le entregó la mantilla, naturalmente y a media mañana la Cotilla entró en casa a toda velocidad. Nunca pensé que esas piernecillas corrieran tanto - ¡Cierra, cierra, que viene Bedulio! - Cinco minutos después, el Municipal llamaba a la puerta. Al verme me dijo, muy serio - ¿Hace unos días, has tenido un bebé? - Que yo sepa, no (dije, asombrada) - Ya empezamos. ¿Si no lo sabes tú quién lo va a saber? - ¿Por qué? - Porque te habrás acostado con alguien, digo yo. - Le importará mucho con quién me acuesto o me levanto. - Chist. Sin faltar, que soy la autoridad. ¿Cómo se llama el bebé? - ¿Qué bebé? - El que has tenido. - ¿Yoooooooooooo? Es la primera noticia que tengo. - Que razón tiene la Cotilla cuando dice que tu abuela tiene una cruz contigo. ¿Pero cómo no vas a saber si has parido?... aunque ahora, con la epidural... En definitiva ¿hay un bebé en ésta casa, si o no? - Entonces apareció la abuela - "¡Hombre, Bedulio! Pasa, pasa ¿quiéres un chinchón?" - Estoy de servicio... ¿Ya es usted bisabuela? - "¡Que más quisiera yo!... ¿Vienes como futuro padre de mi bisnieto? - ¡¡¡Abuela!!! - El Municipal se puso como un tomate. - ¿Dónde está el niño? He visto entrar a la Cotilla con uno en brazos y quiero ver si es niño o cochinillo. - "Un poco cochinillos son, Bedulio. Pero ahora, con los pañales desechables es otra cosa"

    En vista de que no aclaraba nada, el Municipal fue a por una orden de registro y volvió con un compañero - "¿Qué buscarás ésta vez, Bedulio?" - Un bebé... o un cochinillo. - ¿Bedulio?(la voz del compañero sonaba a guasa) ¿En serio te llamas Bedulio? jejejejejeje Esto tengo que contarlo jejejeje.

    La búsqueda fue infructuosa. Al llegar a la cocina, al guardia le llamó la atención la pila bautismal - ¿No buscábamos algo así, Bedulio? jejejejeje ¿Qué es? preguntó a la abuela - "Una pecera con forma de pila bautismal románica del año 1000? - (¡Estábamos perdidas!) - ¿De dónde la ha sacado? - "De la tienda de los chinos. Tienen de todo". - Está muy bien imitada.

    Cuando por fin se fueron, la Cotilla, que había estado escondida todo el tiempo dentro del congelador, salió tiritando. - ¿Era necesario darles tanto palique? - "¿Está el pollito en el huevo?" - ¿Habláis en clave? - "Por algo fuimos espías durante la guerra ¿verdad Cotilla?" - Y las espías buenas nunca dicen que no a unas copitas de chinchón. - "¡Tú lo has dicho, compañera!" - Más tarde me enteré de que la lechona (el pollito) estaba en el congelador (el huevo) ¡Tócate las narices, Ramona!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook