Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 16
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El elixir de la eterna juventud.Viendo un programa de la tele sobre la reconversión de los antiguos

     Viendo un programa de la tele sobre la reconversión de los antiguos caminos ferroviarios en actuales rutas verdes, donde la gente pasea, corre, monta en bicicleta, envueltos en maravillosos paisajes que antaño se veían desde los trenes de cercanías, la abuela y yo comentamos que era una pena que aquí no se les hiciera ningún caso cuando se desmantelaron los raíles. Ni siquiera a las estaciones. Muchas se cayeron a trozos, olvidadas de la mano de dios y mira que eran bonitas, forradas de piedra y todo. - "Es que somos lo que no hay. No le tenemos aprecio a las cosas hasta que vemos los que han echo, con lo mismo, los de fuera, es forasters, vaya" - Entonces la gente no andaba tanto. - "¡No seas burra! la gente ha caminado siempre hasta hace dos días, como quién dice, cuando se inventó el coche"

    La abuela cogió a Pascualita para ponerle el arnés. La pobre ya se ha hecho a la idea de hacer ejercicio diario y comer más bien poco, del bote que compramos en la tienda de peces. Da pena verla asomada al borde de la pila bautismal cuando desayunamos. El otro día no me pude resistir y le hice una foto... cuando la vi me di tal susto que la borré en seguida ¡Es fea con avaricia!

    - "Tú no lo puedes saber, Pascualita, porque no tienes piernas pero la Humanidad siempre las ha usado para sus desplazamientos, sin importar lo lejos o cerca que tuvieran que ir... Creo que las langostas también son buenas andarinas bajo el mar... ¿Vosotras también emigráis en busca de sirenos?" - No creo que existan. - "Pues ésta no ha nacido por generación espontánea?" - Eso sí... (estuve pensando en ello un buen rato)

    - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaaaaa! ¡Ya tenemos otra liada! Nuestros Pinochos han decidido hacer una ruta verde... - "¡Que me dices! Justo ahora estaba hablando de esto con Pas... ¡mi nieta!" - ¿No me digas de Pascual está aquí? ¡Preséntamelo de una vez! - "¿Quién es Pascual?" - Como te afecta la edad, hija. - La Cotilla estaba pisando terreno minado así, que decidí intervenir. - ¿Dónde van a hacer la ruta? - Donde iba a ir el tren. - "¿A mí me afecta la edad? mira quién fue a hablar. Dirás donde FUE el tren" - ¡No señora! Donde IBA a ir. Hasta Son Servera... ¿Qué tienes en la mano? ¡Otra ve la porquería esa! ¿No me digas que es la misma de siempre que te denuncio a Sanidad y vendrán a fumigar la casa? - Se nos había olvidado que Pascualita estaba en manos de la abuela. - "Verás... es algo que no quiero que se sepa..." - ¡Abuelaaa!- "Es una antigua receta china..." - ¿Del señor Li? - "No, no... ¡De su abuela! Me la enseñó ella" - Pero si su abuela... - "Ya sé que murió hace muchísimo tiempo, hija, pero... la veo en sueños" - ¡¿Qué me dices?! ¿Otro fantasma? - "Esto... sí. Ahora que lo dices, sí. El caso es que me recomendó esta clase de bicho para retardar el envejecimiento... Como puedes ver" - La abuela se dio una vuelta para que su amiga la admirara. - Quiero uno. - "¡No hay más!... Me la entregó mientras dormía...Cuando desperté tenía ese bicho en la mano" - ¡No me digas! Me está dando miedo. - "No me extraña (dijo muy seria) Me dijo que lo tuviera en remojo y que todos los miércoles bebiera medio litro de ese agua. Y ya ves ¡mano de santo!" - ¡Hoy es miércoles! Dame un vaso...¡Beberé un litro para recuperar el tiempo! - "No sé si te sentará bien" 

    No le sentó bien. Un litro de agua de mar, aderezada con los detrítus de la sirena más los restos de la comida para peces, fueron demasiado para su estómago.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook