Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 26
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El copago

    La abuela está hoy muy parlanchina. Ha trasladado la bañera rosa a la cocina para que Pascualita aprenda a hacer macarrones, que es lo que está preparando y de paso, hablar del viaje. Está tan tranquila en cambio yo he sido incapaz de pegar ojo en toda la noche. Pensaba que, de un momento a otro, los Geos entrarían en tromba en casa, después de cargarse la puerta, en busca del "monstruo" de los mordiscos. Seríamos arrestadas, esposadas, sacadas a la calle ante el escarnio de los vecinos, sobre todo de la cotilla del 4º. Nos harían esas fotos horribles de frente y de perfil en las que nadie sale favorecido. Los periódicos hablarían de nosotras como si fuéramos terroristas, dueñas de un arma de destrucción selectiva (que no masiva). Sería tal la repercusión que incluso quitaríamos protagonismo al Recién Votado. Y lo peor de todo es que, encima, tendríamos que pagar la puerta de casa con mi sueldo de funcionaria que, si ya fue rebajado, ahora vuelve a
    Me he tomado una manzanilla - "Desayuna como Dios manda que si tenemos que ir al calabozo, con esa tacita de agua caliente no aguantarás los interrogatorios jejejeje..." - ¡Abuela, no me metas más miedo que voy bien servida! Cómo puedes tomártelo todo a broma  Y la culpa es de este bicho ¡Maldita la hora en que te encontré y fui incapáz de echare al wáter! - grité mirando a Pascualita que se sitió aludida y me enseñó los dientes. - "Ella no tiene ninguna culpa. Está en un hábitat que no es el suyo y se defiende como gato panza arriba cuando se cree amenazada ¡Tú harías lo mismo si tuvieras sangre en las venas!" - Ya me extrañaba a mí que no me tocara recibir - "¡Pero si es verdad! ¿cómo crees que reaccionaría Pascualita viendo como le quitan dinero de la paga? ¡A  mordiscos! Y eso es lo que haré yo en cuanto me hagan pagar las medicinas" - ¿Vas a morder al médico o al farmaceutico? Primero pegate bien la dentadura o se quedará enganchada en alguna bata blanca jajaja... - "¡No eres más tonta porque no te entrenas! Si no puedo morder arrearé bolsazos pero no me voy a quedar quieta" - Abuela, pero si tienes un montón de medicinas, algunas sin abrir, guardadas en el botiquín, que ya ni te acuerdas para qué sirven... - "¿Y qué? ¡Si me las recetaron sería por algo!" - ¡Pero no te las tomas! - "Por que no sirven para nada"  pero eso no tiene nada que ver con que nos quieran hacer pagar eso... ¿cómo se dice?... ¡El copago! ¡Que se lo metan por donde les quepa! He trabajado como una burra toda mi vida, cotizando, para que ahora me den las medicinas gratis... " - Ya, pero es que ahora tenemos una crisis de caballo ... "¡Déjate de crisis que con ese cuento algunos se están haciendo de oro mientras echan gente a la calle! ¡¡¡A la calle voy a ir yo!!!" - Y yo a buscar las gafas de sol porque Pascualita se estaba poniendo nerviosa con tanto grito. Entraba y salía del agua a la velocidad del rayo y en una de éstas podría lanzarme un chorrito de agua envenenada.- "Y lo que más me duele es oir al Electo de aquí decir que pagaremos pero que no será copago ¿Qué palabra es esta? ¡Eso me duele! ¡Que lo disfracen todo. Que nos tomen por tontos!" - entonces se asomó a la venta de la cocina y gritó: -"¡¡¡No es pago ni copago. Es repago, jodíos!!!" - Tuve que darle una tila y contener, en la puerta, a la cotilla del 4º que vino rápidamente a a enterarse del por qué del escándalo. La despaché con cajas destempladas y mientras volvía al ascensor decía :  Para vestir santos te quedas, maleducada. Pobre de tu abuela, lo que tiene que llevar sufrido a tu costa. - Deseé tener a Pascualita a mano para que le mandase un chorrito, bien dirigido, a esa lengua viperina.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook