Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 08
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El cerdo.

     Voy a tener a Pascualita enfadada todo el día. La pobre estaba durmiendo a pierna (o cola) suelta, arropadita bajo las alga del fondo de la pila bautismal cuando la he cogido bruscamente, sacándola del agua y agitándola como si fuera un frasco de jarabe. Y encima le he gritado ¡¡¡Despierta, sardina de las narices. Despiertaaaaaaaaaaaa!!!- Todo esto ha ocurrido a las 6,30 de la madrugada. Cuando aún no habían puesto las calles. Cuando el vecino de arriba estaba en el mejor de los sueños.

    La sirena ha saltado de mi mano como impulsada por un resorte. Con los ojos de pez a punto de salirse de las órbitas. Y con la dentadura de tiburón dispuesta para morder. La he cogido en el aire con el guante de acero y la he dejado sobre mi tripa... ¡Ha sido horrible! Una escabechina. Y mis gritos, desgarradores, escalofriantes .El barrio entero se ha levantado con la piel de gallina - ¡Están matando un cerdo! (oí decir a un vecino del otro lado de la calle) - ¿A éstas horas? (respondió otro) - Serán matanzas clandestinas ¡a ver si nos cae alguna sobrasada por las molestias! - ¡¡¡A callar, coñe!!! - ¡Mariano, llama a la policía!...

    Y mientras yo daba saltos mortales de dolor, el vecino de arriba (el de la escoba-bombo) no dejaba de aporrear mi techo - No tardó en llamar Bedulio a la puerta - ¿Dónde está el cerdo?

    Le enseñé la despensa donde colgaba un triste trozo de longaniza - Es que estando embarazada no puedo comer embutidos... - Entonces ¿de dónde ha salido el cerdo? - Mira en la bañera, quizás esté descuartizado jejejejeje (¡y miró el muy jodío!) - ¿A ti que te pasa que vas doblada? ¿Y esas manchas de sangre en el camisón? - Son del cerdo (dije sin pensar) - ¿Así que hay un cerdo? ¿Te ha mordido? - Me he caído. - No cuela (me dijo) - Pues... Me he rascado fuerte con las uñas y... - Tampoco. - A ver ahora... me he apuñalado. - ¿Por qué? - Para suicidarme. - ¿Y eso? - Estaba arrepentida de haber matado al cerdo jajajajajaja - ¿Te estás quedando conmigo? - ¡Siiiiiiiiiiiiiiiiii! jajajajajaja ¿Nos tomamos un chinchón... con unas lonchas de jamón? jajajajajaja Eso sí, no se lo cuentes a la abuela. - ¿Qué es ese ruido del techo? - O es el vecino de arriba... o mi primer abuelito... - ¡Calla, calla!

    Cuando más tarde llegó la abuela, dijo - "Menudo cotilleo hay en la calle a cuenta de un desaprensivo que ha matado un cerdo de madrugada". - Pues no me he enterado de nada. - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaa! ¿habéis oído lo del cerdo? - "Esta no. Es un alma cándida" - Quiero que votes a mi partido político. El ¡¡¡Y TÚ MÁS!!! - "Me suena a proletario venido a menos. Lo siento pero no puedo. Ahora tengo un estatus y debo votar en conciencia con mi cartera" - ¡Abuela! - "Ni abuela, ni leches. Si Andresito vota a los Pinochos, yo también" - ¡Te has vendido por unos euros! - "¿Unos euros? ¡¡¡Muchos euros!!!" - Aunque no lo creas, tus bisnietos te están oyendo... ¿qué pensarán de ti? - ¿Con mes y medio ya oyen? ¡Que cosas! (dijo, asombrada la Cotilla - "Está bien. Todo sea por ellos, pero a Andresito ni mú" - Y brindaron por ello. Yo con agua - ¡Guapaaaaaa! ¡¡¡Y TÚ MÁS!!! - ¡Tía petardaaaaaaaaaa! ¡¡¡Y TÚ MÁS!!! - Y cuando entró mi abuelito, la abuela grito como si lo anunciara - "¡Andresitoooooo! ¡¡¡Y TÚ MÁS!!!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook