Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 25
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Dos docenas de croquetas.

     - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaa! ¿No hay un café con leche para una pobre trabajadora de la banca? - "¿Ya has terminado?" - Menudo madrugón. Pero lo prefiero así porque, a estas horas los empleados están medio dormidos y si hay dinero por el suelo no me verán cuando lo coja. - "Pero las cámaras de vigilancia, sí" - ¿Ah, sí!... Vaya, vaya...me lo están poniendo difícil. Pero yo me crezco ante las dificultades. - "¿A ver si te crees que en los bancos alfombran los suelos con billetes de euro?... ¿Qué piensas hacer para ganarte el sobresueldo?" - Ahora no me hagas pensar que lo único que tengo es frío. ¿Has visto la nevada que hay en la Serra? - "No me he movido de aquí ¿cómo voy a verla?" - Pues como yo. Por la tele. - "¿Has puesto la tele de tu casa?" - ¡No! Ha sido en un bar, junto al trabajo. Me he presentado allí  y... me han invitado. - "¿El primer día?"

    - Abuela, me temo que tu querida amiga esconde algo. - Bueno, hablé antes con el dueño. Le conté lo ricas que son tus croquetas (dije que eran mías) y le prometí que le regalaría dos docenas si, por las mañanas podía tomarme un café gratis. - "¿De dónde sacarás las croquetas?" (había sarcasmo en la voz de la abuela) - Tú me las darás... ¿no? - "No. Son para Blas." - Pero yo soy tu amiga...

    Después de mucho discutir, la abuela no dio su brazo a torcer y la Cotilla se fue echando humo. Al dejar de oír voces, Pascualita se subió al alfeizar de la ventana para ver pasar a la gente por la calle. Y mientras la abuela le puso agua de mar, calentita, en el acuario. Después cogió a la sirena y le colocó un jersey a rayas, amarillas y negras y un gorrito a juego. Parecía una avispa-pez (por la cola). - ¿No había otros colores? - "Supongo que sí pero no tenía ganas de salir de casa a comprarlos" - Entonces se oyó la voz de la Cotilla que había vuelto a entrar y Pascualita se zambulló, con su modelito, en el agua tibia para esconderse en el barco hundido. - Se me ha olvidado preguntarte qué comeremos hoy - "¿No estás enfadada?" - Por supuesto pero, lo cortés no quita lo valiente... ¿Qué es esto? ¡Huy, que gorrito tan mono! ¿Qué hace en el agua? - "Se le ha caído a mi nieta" - Siempre tan torpe. No me extraña que no encuentre novio...¿A tus años vas a jugar con muñecas? ¡Por favor! Tienes que jugar con muñecos más grandes ¡pava!... Hasta luego. - "Toma dinero y luego te subes el pan" - ¿Y QUÉ ME LLEVO YO POR ESTE ASUNTO?  como decía Urdangarín a su socio. - "Un plato de lentejas" - ¿Y dos docenas de croquetas?... 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook