Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 20
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    etiqueta 1
    eñes
    acéntos

    Descompensada.

     Esta mañana, antes de salir hacia el trabajo, la abuela me ha pedido que a la vuelta, traiga el pan - Sí, wuana. - "¿Estás aprendiendo idiomas a tus años? jejejeje" - No, wuana  (he contestado algo picada) -" Bueno, déjate de sandeces y que no se te olvide que luego no habrá para mojar la salsa" - Sí, wuana.

    Cuando iba por el pasillo la he oído hablar con Pascualita - "La Primavera la tiene alterada, como a ti. A ver si encontráis novio pronto por que no hay quién os aguante... Y tú no te comas a los pretendientes que a éste paso acabaré trayéndote un pulpo a falta de otras especies.

    A mediodía ha llegado la vecina - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaa! ¡Tengo un dilema como un catedral! ¿Se pueden adorar a dos santos a la vez y no estar loca? - "La canción no dice exactamente esto pero, no creo que los santos sean incompatibles aunque yo de estas cosas se más bien poco" - Ya sabes que idrolatro a Luis Bárcenas, el gurú que se merece que le siga con los ojos cerrados para aprender de él cómo se juntan 32 millones de euros en el extranjero, sin despeinarse y encima no duda en denunciar al lucero del Alba para que le paguen lo que es suyo... - "¿Los 32 millones?" - Esos no son suyos... o sí... No lo sé porque aún no me he leído sus obras completas. - "¿Las ha publicado?" - En la librería me han dicho que no pero, en cuanto lo haga te lo diré para que las compres - ¿Por qué no las compra usted, tía lista? - Porque no me llega la paga a fin de mes, bonita. - "Y cuándo tengas millones ¿me devolverás el importe de los libro?" - ¡Por supuesto que no! Va contra mi ética que es: Santa Rita, Santa Rita, lo que se da no se quita.

    - "Cual es el otro "santo" del que hablabas?" - El Papa Francisco. - ¿Ya lo han hecho santo? Aquí el que no corre, vuela. - Que yo sepa no pero no tardarán porque ha hecho un milagro... bueno, de momento, ha hecho medio... ¡Mirad! - La Cotilla se puso de pie, se ciñó la parte alta del jersey y dijo: - ¿Qué? - "¿Qué de qué?" - Ya sé que estoy descompensada pero, todo se andará porque voy a ponerle un montón de cirios a Francisco para que redondee el milagro. - Efectivamente, estaba descompensada. Tenía un pecho turgente y el otro flácido desde hacía muchos años. La abuela y yo nos miramos e, inmediatamente, unos lagrimones causados por la risa contenida, rodaron por nuestros rostros. Antes de empezar a comer, la vecina se empeñó en rezarle al futuro santo - Te agradezco los garbanzos que nos vamos  comer, aunque hubiese preferido corderito al horno. Y por otra parte, no tardes mucho en terminar la faena que has hecho en mi cuerpo. Ya sé que eres novato en milagros pero aplícate, por favor... Amén. - No pudimos aguantar más y reímos hasta quedar dobladas. - ¿Qué pasa?... ¿me he perdido algo?... ¡Ah, ya! jejejejeje la envidia os corroe jejejejeje.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook