Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 10
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cosas cotidianas.

    Cuando volvía a casa del trabajo me he encontrado con el vecino de arriba que traía una escoba. Como saludo me ha dicho - Me debes cinco euros por la escoba. Ya es la segunda que compro por tu culpa y no estoy dispuesto a pagarlas yo. - Di en el super que te las regalen porque estás de antojos jejejejejeje - ¿Te crees muy graciosa? ¿A qué te pongo una denuncia y se te quitan las ganas de reír, so mema. - ¡Oye, que yo no te he faltado! Y si rompes las escobas será porque tu mala conciencia no te deja dormir. - ¡Qué! Encima es culpa mía... ¿ cómo sabes que tengo mala conciencia? - Porque estás avinagrado - ¿A que estreno la escoba en tus costillas? - Huy, jijijiji ¡Mira como tiemblo!

    La escoba se partió en dos al pegar contra la barandilla de la escalera con toda la fuerza del energúmeno del vecino. - ¡Otra escoba rota por tu culpa! ¡¡¡Ya me la estás pagando!!! - Naturalmente, le di con la puerta en las narices. Segundos después, el timbre de la puerta sonó con insistencia. - ¡Vale ya, fantasma! Ahora mismo llamo al Municipal y te va a poner firmes. - Fui a por Pascualita por si necesitaba que me defendiera.  Abrí la puerta de par en par ante la insistencia el timbre. Y me encontré con la abuela. - ¡Anda. Eres tú! ¿Por qué no has entrado en vez de llamar? - "Para fastidiar al vecino jajajajajajajaja Que poca correa tiene el hombre" - Quiere que le pague las escobas que rompe cuando dice que no puede dormir por mi culpa. - "No le hagas ni caso... ¿Dónde vas con Pascualita en el escote?" - La llevo ahí para ver si me nivela el pecho. Ahora tengo que ponerme relleno en una copa del sostén para que no se note.

    - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaa! He desayunado en un comedor social y he salido encantada. - Si ha sido tan bueno, mañana podemos ir juntas ¿Qué le han dado? - No ha sido por la comida sino por los políticos que han pasado por allí. Que amables y educados. No sé de qué nos han hablado porque yo estaba pendiente de si uno se dejaba medio bocadillo de choped para cogerlo yo. Pero se han echo una foto conmigo e, incluso, me han preguntado si estaba contenta con mi pensión. - "Les habrás dicho las verdades del barquero" - Pues... no. Es que han hablado tan bien de la gran subida que vamos a recibir, gracias a ellos y al esfuerzo que han tenido que hacer, que me he quedado sin palabras... Ahora que lo estoy contando me doy cuenta de que nos han engañado como a chinos... Peor porque no creo que al señor Li le hubiese pasado ¡Será posible! Para una vez que tengo un político a mano, me callo y me lo trago todo... - "Eso le puede pasar a cualquiera, Cotilla. No hay nada más mentiroso que un político en campaña electoral y los nuestros ya lo están" - Tus palabras no me consuelan... - "¿Mejor con un chinchón?" - Mucho mejor ¡dónde va a parar!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook