Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 18
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Constipada o enamorada?

     Pascualita no para de suspirar. No sé que le estará pasando. Dice la abuela que debe ser su modo de estornudar porque, con éstos cambios de tiempo, se habrá constipado... Dudo que un pez estornude, aunque también estaba segura de que no suspiraban... ¿Estará enamorada? Pues ya se apañará. No vuelvo a traerle un pretendiente para que se lo coma. Mejor le pongo la foto de un atún cachas o un delfín saltarín y que vaya haciendo boca. - "Por un perro que maté, me llamaron mataperros" - me dijo la abuela a bocajarro. - ¿A qué viene eso? - "Que la pobre solo se ha comido a uno" - ¿Ya no te acuerdas del pobre Ataúlfo, el pececillo de la Cotilla? - "Pero ese no era un pretendiente jejejejeje ¡menuda birria!" - Sería una birria pero Pascualita no le hizo ascos y solo dejó alguna escama aislada flotando en el agua. - "¿Qué te cuesta ir a la Lonja y traerte un pez, guapo y robusto?" - ¡Mucho! Levantarme con las claras del día, en primer lugar y luego sentirme mal por haber participado en el asesinato del pobre bicho a manos de la antropófaga ésta. - "¡No hables así de ella, pobrecita!"

    Como si supiera quien sería la tonta de la casa que tendría que ir a por un pez presentable, la sirena saltó de su pila bautismal hasta el pan con aceite y tomate que me iba a comer para desayunar. Luego reptó hasta mí y me hizo lo que la abuela llama "sonrisa" echándole mucha imaginación y yo le llamo máscara terrorífica. Las mandíbulas de pequeñísimo tiburón, se abrían y cerraban haciendo un ruido amenazador - "¡Miraaaaaa, que monaaaaaaaaa! ¡Te está sonriendo! ¡¡¡Dile algo, sosa!!! - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaa! ¿A que estás hablando de tu nieta? ... Bueno, ya podéis darme los 20 euros del cuadro. - "¿Tú quieres comer paella?" - ¡¡¡Chantajista!!!

    - "Hablábamos de peces..." - Ay, mi Ataúlfo. Muchas veces me acuerdo de él...- Cuando le apetece caldo de pescado jejejejejeje - ¡¿Pero cómo se puede ser tan insensible?!... además, era tan pequeño que no daba para mucho. - "Dejémonos de tristezas... ¿Alguien quiere un chinchón y unas olivas?"

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook