Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 19
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Come y calla.

    Mientras Pascualita y yo desayunábamos la ensaimada de los domingos, conté a la sirena y a Pepe, mis preocupaciones. Ambos saben escucharme, No interrumpen y dejan que fluya la verborrea. Son cosas que se agradecen cuando las preocupaciones rondan el cerebro.

    Pascualita se había zambullido en su taza de cola cao dejándolo todo perdido. Claro que soy previsora y había puesto un mantel de plástico. A Pepe lo dejó mojado como un pollo, aunque luego dejaré que lo lama..

    - La abuela tiró las setas en cuanto dije que dejara algunas para tí, Pascualita ¿Por qué lo haría?... He llegado a la conclusión de que, o no le habían salido bien, o  recordó que al abuelito no le gustan...Pero sí que le gustan y ahí está el misterio... También Hay otra hipótesis y es que estuvieran enfados y ella no se acordara ¡Por eso tiró las setas! Que rencorosa es... - Pascualita asomó la cabeza por el borde de la taza y fijó en mi sus ojos de pez. - ¿Por qué me miras así?... ¿Crees que no tengo razón? - La sirena levantó un poco el labio superior y me enseñó un colmillo - ¿Quieres decir que sí la tengo? Ay, hija, a ver si te explicas mejor.

    Cogí la cabeza de Pepe esperando ver una reacción en su semblante. Pero es hermético, no enseña sus sentimientos Además es hombre de pocas palabras... de ninguna palabra. Y tan tímido que nunca mira de frente... En realidad, ni mira. No le gustan los lios ni los pleitos y se mantiene imparcial... Pero en éste caso no debería serlo. Conoce al abuelito. Debería involucrarse. - Va, Pepe ¿qué opinas?

    Seguí exponiendo mi tesis. - Por último creo que la abuela quiso matar a Andresito, aunque me cuesta creerlo porque tiene más dinero que un torero. Pero, a veces,  la avaricia rompe el saco... Llamaré a la abuela y saldré de dudas.

     - "¿Cómo voy a matar a la gallina de los huevos de oro, boba de Coria?" - Eso he pensado yo. - "Si lo has pensado, para qué me llamas diciéndo tonterias" - Para saber que estoy equivocada. - "Ahora que lo sabes, adios, muy buenas" - ¿Pero querías matar al abuelito, si o no? - "¿A tí qué te parece?" - ¡La que pregunta soy yo! - "¡Y yo estoy en mi casa y contesto lo que me da la gana!" - Me hubiese gustado comer un plato de setas, abuela (e hice un puchero) - Para consolarme, Pascualita me lanzó un chorro de cola cao envenenado que se estrelló en mi pecho y me dejó la blusa echa una pena. - Repetí mi queja: - ¡quiero un plato de setaaaaaaaaaaas! - "Luego Geoooorge te traerá un taper con sopa de cabello de ángel. Si ves que los fideos se mueven, no te preocupes y come. Son los gusanitos que llevaban las setas" - ¡Abuela! - "¿No querías setas?" - ¡Que ascoooo! - "¿Por qué? Como dicen los taurinos: hasta el rabo, todo es toro. Que te aproveche"

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook