Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 27
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Aún hay esperanza

     Esta mañana hemos estado a punto de llamar a los bomberos. La abuela ha rodeado la tele de velas y animetes, aparte de las que tenían puesta las estampitas. Antes de que comenzara el partido de fútbol del Baleares, se ha sentado frente a la pantalla con Pepe sobre la falda y Pascualita en plan broche. Nadie debía perderse el acontecimiento.

    La Cotilla bajó pronto y se sentó junto a ella. Blas se unió un poco después y cuando faltaban pocos minutos para que empezara, llegó el Municipal. Y a mi me tuvieron de criada  - "Como a ti, ni te va ni te viene..."

    Las cámaras enfocaron el palco de autoridades y cuando vieron al President torcieron el gesto - "Este nos traerá mal fario ¿No tiene nada que hacer por Madrid?... (luego se dirigió a mí) trae más velas que nos van a hacer falta" - A medida que trascurrían los minutos del partido los veía sufrir - "Ai, Deu mevet. Encara mos guanyaran aquets vergants... ¡Enciende otra vela!"

    Cuando llegó el gol del Baleares todos gritaban y se abrazaban entusiasmados : ¡¡¡Campeones, campeones, oé, oé, oé!!! - La Cotilla no dejó pasar la oportunidad - ¿Por qué no brindamos con chinchón? - "¡Buena idea. Niña, trae la botella!" - ¿No dijiste que brindaríamos cuando fuéramos de Segunda? (les recordé) - Pero la Cotilla insistió y se salió con la suya.

    El gol cayó como un jarro de agua fría sobre la alegre pandilla y los nervios se desataron - "¡Hacen falta más velas. Corre, corre!" Luego llegó el gol en propia puerta y las lágrimas corrieron a raudales. Tuve que darles más chinchón para levantarles el ánimo. De repente la abuela dio un salto señalando a la pantalla como si fuera el Angel Exterminador - "¿Pero on  van. On van?" - La gente vaciaba el campo dando la espalda a su equipo - ¿Esta gente no vio a la afición del Bilbao? ¡Ni uno solo se movió de su asiento ni dejó de jalear su nombre y habían perdido la Copa del Rey! - gritó fuera de sí Blas.

    Yo estaba preocupada porque, a este paso, la abuela no iba a ponerse a guisar y me apetecía una de sus paellas - ¿Te parece que vaya sacando los avíos de la paella? - pregunté como el que no quiere la cosa - ¿Hay paella? - saltó la Cotilla - "Quién quiera comer que se haga un pamboli"

    Cuando me enteré de que no estaba todo perdido para el Baleares, supe que aún podríamos comer bien. - Sabes qué te digo, abuela. Que podemos comernos ese arroz tan bueno que haces en honor de Siviero que ha llevado al equipo hasta aquí, Además, ¿quién te dice que no acabe subiendo? - Por una vez tu nieta tiene razón (comentó, ansiosa, la Cotilla) - La abuela, después de apagar todas las velas y guardarlas junto a las estampas, decidió que la esperanza es lo último que se pierde... aunque por lo visto en el campo, muchos ya la han perdido.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook