Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 19
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Apuestas a mi costa.

     Tengo que "hincharme" una vez más... Aprovecharé que Pascualita está sentada en el borde del orinal, mirando por la ventana, para cogerla desprevenida y hacerla rabiar para que cuando me muerda, lo haga con saña en distintos lugares y así la tripa quedará igualada.

    Antes de que pudiera acercarme a la sirena, ha entrado la abuela y ha ido directa a la despensa. - ¡Buenos días, abuela! ¿Me traes algooooooo? - "Serán buenos días cuando te haya tirado todo esto a la basura" (y mientras hablaba se oían ruido de botes entrechocando) - ¡No! Me vas a dejar sin comida. - "¿Cómo quieres que se desarrollen los bisnietos si no comes nada natural? Tienen que salir fuertes y robustos" - Eso mejor que lo hagan fuera...  ¿o quieres que yo parezca la Madre de todas las madres? ¿Un portaniños desplazándose por la calle con grandes correas sujetándome la barriga? - "¡He dicho que no quiero ver ningún  bote más en ésta casa!" - ¿Y qué comeré? Le prohibiste a Geooooorge que volviese por aquí... - "Volverá pero, como me entere que pruebas el chinchón, te encerraré en mi casa  que hayas parido ¡Pero si casi no se te nota el embarazo! ¡Mis amistades hacen apuestas a mis espaldas sobre si hay bebés o no y de momento, gana el no!" - ¿Puedo apostar yo también? - "¡Que cruz tengo contigo, boba de Coria!"

    - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaaa! ¿Qué está haciendo tu abuela? - Tirando los botes que trajo usted. - ¡Dámelos y los venderé! ¡Con la de tortas que me llevé y que di cuando los cogí del contenedor del sùper! - "¿Del súper? ¿Así quieres alimentar a los bisnietos? ¡Todo está caducado desde hace semanas!" - ¿Y qué? Cañete se lo comería... - "¡Pues se lo regalas!" - ¿Regalárselo? ¡Lo tiene claro!

    Mientras las dos amigas discutían fui a por Pascualita y en la cocina la incité a morderme. Apreté un trapo de cocina entre los dientes hasta hacerlo trizas del dolor que sentí. Me revolqué por el suelo tratando de encontrar alivio, tragándome las lágrimas y los gritos. Lo único que me consolaba era ver como la tripa se iba hinchando uniformemente.

    Tres o cuatro copas de chinchón después, cogí a Pepe-Crisogono y le advertí muy seriamente que como se chivara de lo que acababa de ver, lo único que quedaría de él sería una oreja, por respeto a Geooooorge porque, si por mi fuera, lo machacaría, liaría un cigarrillo con los restos y me lo fumaría.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook