Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 17
    Mayo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Aprovechando, que es gerundio

    La abuela se ha puesto de punta en blanco de buena mañana - ¿Vas de boda? - "No, pero voy a salir en televisión" - ¿Os hacen un reportaje en El Funeral? - "Hoy va Matas al juzgado a declarar y yo pienso ponerme delante de las cámaras para que me vea Matilde, mi prima segunda. La he llamado para decirle que no se pierda el telediario y le he descrito mi atuendo porque hace años que no nos vemos: pantalón y camisa negra, sombrerito con una pluma dorada y un abanico rojo... ¡ah! y un termo colgado del cuello forrado con la bandera mallorquina. Así mataré dos pájaros de un tiro: me verá mi prima y reivindicaré nuestra lengua delante de todo el País" -

    - ¿Y no has pensado que, quizás, no te dejen hacer lo que te propones? - "¿Quién me lo va a impedir?" - Los policías - ¡Huy, que va! Uno de ellos es el Municipal. Me he informado bien" -O los mismos periodistas. Estarán trabajando y no les hará gracia que les estropees el reportaje - "Pero si solo será un momento"

    Así que metió a Pascualita en el termo y se fue. Unas dos horas más tarde ha regresado y un pequeño detalle me ha dicho que las cosas no han ido del todo bien. La pluma dorada que, cuando salió de casa por la mañana iba tiesa, volvió doblada y chuchurría. Afortunadamente, el termo estaba cerrado... demasiado, diría yo. El pulso se me aceleró - ¿Qué ha pasado? ¿Dónde está la sirena? - "... No... no lo sé..."

    Salimos corriendo hacia los Juzgados. No había nadie en la calle, solo las vallas de protección (no sé si para proteger a Matas de los periodistas o a los periodistas de Matas) - ¿Dónde estabas cuando te han empujado? - "Aquí. He hecho un paseo delante de todas las cámaras como si fuese una modelo, justo cuando salía Matas  ¡que inoportuno!. Entonces me han silbado, yo estaba encantada, pero luego no me han gustado los piropos que me han dicho" -¿Se acordaban de tu madre? - "¿Cómo lo sabes?... Se ha formado una aglomeración cuando Matas se ha acercado a hablar y me ha quitado el protagonismo ¡Me ha dado una rabia! Todo el mundo me zarandeaba de acá para allá. Un exaltado me ha cogido por detrás y quería quitarme el termo, le he dado un par de bolsazos que le han dolido porque siempre llevo en el bolso, por precaución, una llave inglesa" - ¡Con razón pesa! - "Ha sido en el forcejeo cuando se ha abierto el tapón y Pascualita se ha salido... ¡ay! solo espero que no la hayan pisado... ¿Crees que me habrá visto mi prima?... Ahora recuerdo una cosa graciosa jejejeje..., uno de los periodistas estaba comiendo un bocadillo de sardinas y se le ha caído al suelo con el jaleo. Mientras yo buscaba a Pascualita le he oído gritar como un loco diciendo que la sardina le había mordido. Se ha enfadado mucho cuando todos se han  reído de él. A mi también me ha dado la risa. ¡Fíjate que tontería decir que le ha mordido una sardina en aceite jajajaja...!

    Tuve una corazonada y miré dentro de la alcantarilla. Allí estaba Pascualita, a punto de servir de almuerzo a una rata gorda. No lo pensé, porque sino, no lo hago. Metí la mano y le quité la comida ante sus propias narices. Una vez en el termo la sirena pareció revivir.

    Mientras comíamos, acompañadas de la Cotilla ( dice la abuela que lo cortés no quita lo valiente y que, aunque estén peleadas, no puede dejarla sin un plato de comida) mirábamos atentamente la televisión. Salió Matas y algunas de las personas que estaban en la calle pero de la abuela ni rastro - "¡Pero que bordes y rencorosos son! Por su culpa mi prima no podrá verme" - A ti no pero a quién tú sabes, sí (teníamos que hablar en clave teniendo a la Cotilla cerca) - Fue un instante pero vimos a la sirena salir volando sobre las cabezas de la gente ¡acababa de morder al del bocadillo!

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook