Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 15
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Al Médico ni arrimarme.

     La abuela se ido a vivir con su marido en la maravillosa Torre del Paseo Marítimo y me he quedado sin cocinera y sin Pascualita, porque dice que si ella ha subido de categoría, su amiga también. Esto lo dijo delante de la Cotilla y a la vecina se le alegraron las pajarillas. - ¡Gracias. Sabía que no me dejarías en la estacada! No te puedes hacer una idea de lo que han sido todos estos días sin probar tus guisos.

    La abuela, pasando de ella, me dijo - "Y no quiero verte mariposear al rededor de mi hijo..." - ¿Hijo? - "El Médico. Que pareces tonta. ¿No puedes casarte con él?" - ¿Por qué no? - "¿Por qué va a ser? ¡Por laendogamia!" - ¿Has bebido chinchón? - "¿No te das cuenta que eres mi nieta y el es mi hijo? Sería una unión antinatura ¿Cómo saldría mi bisnieto? ¿Cabezón? ¿Patizambo?... - Abuela, somos familia POLITICA. - "Peor me lo pones ¡No quiero bisnietos políticos!"

    Por más que intenté explicarle que ese problema no lo tendríamos al no ser familia consanguínea, no hubo manera de hacerla bajar del burro. - "¡Díselo tú, Cotilla! A ver si a ti te entiende" - No me doy por aludida porque no tengo nada que ganar. - Andresito salió en mi defensa - La niña tiene razón, querida. Mi hijo y tu nieta no se tocan nada... - "¡¡¡Que lo intenten!!! La juventud de hoy en día no tiene vergüenza..." - Un timbrazo acabó con la discusión.

    Blas el Parado se había enterado de la llegada de la abuela y le faltó tiempo para venir a saludarla. - ¡Cuanto me alegro de verla! He pensado mucho en usted... ¿No le quedan croquetas, verdad? - Ni le quedan ni creo que te haga (salté, rabiosa) ¡Ahora es rica!  - Es que la Infanta viene a los juzgados el 8 de febrero y habrá más expectación en la calle que cuando vino el Duque Empalmado... - "¿Y pensabas vender muchas croquetas ese día, verdad? ¡Eso está hecho!" (Y volviéndose a su marido le mandó a comprar  cinco pollos y el resto de los ingredientes) - Pero... pero... ¿De veras quieres que vaya?

    Mientras mi pobre abuelito estuvo haciendo el encargo, la abuela entró en su antigua habitación y se vistió y maquilló para ir a El Funeral. Al regresar, Andresito se quejó - Hoy, no, cariño. Tenemos que llegar a casa, dejar las maletas y visitar a mi madre... Además estamos cansadísimos... - "Entonces ves haciendo tú esas cosas mientras yo voy a la cafetería a contar el viaje los amigos ¿Crees que Conchi me perdonaría que no lo hiciera?... Ah y esta noche dormiré aquí y mañana haré las croquetas" - ¿No cenarás con mamá? - "Haré otra cosa. Pasaré a buscarla y nos iremos juntas a pasar un buen rato"

    Al día siguiente, sobre la mesa de la cocina había ensaimadas, croasanes, magdalenas, cola cao y café con leche. Pascualita estaba sentada sobre la cabeza de Pepe. De repente saltó hacia mi y cayó en mi taza de desayuno poniéndome perdida. Sentí deseos de estrangularla pero luego pensé que era agradable tener de nuevo la familia reunida y le di un trozo de ensaimada. - ¡Avemariapurísimaaaaaaaaaaa! - ¡Ya estamos todos! - suspiré.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook