Blog 
Mi ¿amiga? Pascualita
RSS - Blog de Isabel JiménezBravo Llabrés

El autor

Blog Mi ¿amiga? Pascualita - Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel JiménezBravo Llabrés

Isabel Jiménez-Bravo Llabrés es una mujer, bastaría decir eso para definirla, pero por si queda alguna duda: es mujer, madre, abuela, amiga... conocida mundialmente por sus croquetas, ha decidido dar un paso más, compartiendo con quien quiera pasar un buen rato, las historias de su ¿amiga? Pascualit...

Sobre este blog de Cultura

"Mi ¿amiga? Pascualita" es un personaje entrañable a la par que desquiciante, que entra a formar parte, de una forma muy peculiar, de una familia nada común, pero en la que podemos identificar a miembros de nuestra propia familia. ...


Archivo

  • 07
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Al ginecólogo ¡noooooooooooo!

     Por lo visto la Cotilla tiene don de gentes porque Geoooorge está entusiasmado ayudando a convertir a una vieja harpía en una dama democrática de toda la vida. De momento los dos se lo están pasando estupendamente. Esta mañana han llenado la cocina de papeles blancos. - Venimos de una imprenta de pedir recortes de papel tipo papeleta electoral. Ahora solo tenemos que escribir los nombres de los que nos presentamos a las elecciones y repartirlos por los buzones de las barriadas de Palma. - ¿Escritos a mano?... ¿Eso es legal? - No lo sabemos pero tendrá que serlo porque los jubilados con pensiones mínimas o los que tienen que pedir para comer, no tenemos euros para imprimirlas ¿no te parece? - No sé...

    Geoooorge tuvo una idea mejor. Usará la impresora de mi abuelito y quedarán las papeletas más presentables. Estaban tan contentos que me ha dado rabia no estar a la altura pero es que tengo una preocupación que no me deja dormir: mi tripa está menguando otra vez y no me seduce nada tener que exponerla a la mordedura de Pascualita. Solo de pensar la de mordiscos que me va a dar hasta febrero, que es cuando se supone que nacerán los bisnietos, me entran los sudores de la muerte. Pero ahora no puedo volverme atrás...

    La abuela ha venido a verme - "Juraría que estabas más gorda la última vez que te vi" - Depende de donde se coloquen los críos. Hoy deben estar dispersos por la tripa y no abultan tanto. - "Vas a ir al ginecólogo de la Princesa" - ¿Qué Princesa? - "¿Cuál va a ser? solo tenemos una" - ¡¿Letízia?! ¡Ni hablar! No quiero quedarme como un fideo después del parto. Quiero seguir siendo una mujer "normal" con sus michelines, su tripa caída, las tetas gordas... - "¡No digas más tonterías! Además, la factura la pagaremos Andresito y yo, o sea, Andresito y Andresito" - ¡¡¡Que no!!! - "No sabes lo que me ha costado conseguirte una cita con ese médico ¡Irás y no se hable más!" - ¿Una cita para... ligar? - "¡¡¡Geoooooooooooooorge!!! - El inglés se presentó ipso facto, tieso como una vara y se inclinó ante su ama - "Piensa bien antes de responder (el tono de voz era amenazador e incluso a mí me puso los pelos de punta) porque te juegas el cuello (y se pasó un
    dedo por su gañote como si se lo rebañara) ¿Mi nieta a bebido chinchón... Eh? - Le vi ponerse pálido, tragar saliva y secarse el sudor de la cara surgido de repente. Después carraspeo y dijo con voz clara. - No, madame. - La abuela dejó que su mirada asesina resbalara lentamente por el cuerpo serrano de su mayordomo y éste no se inmutó. Entonces, agitando los brazos para que las baratijas compradas en la tienda del señor Li sonaran como castañuelas, dijo - "Prepara el té, Jogito y pon rebanadas de pan con sobrasada picante en lugar de esas pastas ridículas que no me llegan a un diente"

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook