Blog 
Las siete esquinas
RSS - Blog de Eduardo Jordà

El autor

Blog Las siete esquinas - Eduardo Jordà

Eduardo Jordà


Archivo

  • 25
    Junio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La ideologización de la enseñanza

    Sería bueno contar con estudios rigurosos que verificaran los resultados de la inmersión lingüística, para averiguar qué es lo que funciona y qué puede ser mejorado en nuestro sistema educativo

    En la entrevista que ayer hacía Miquel Adrover a cuatro directores de centros educativos de Mallorca, a propósito del famoso decreto del trilingüismo educativo (el TIL del Govern Balear), me encontré con algunas opiniones que son dignas de una pequeña reflexión. La directora del IES Damià Huguet decía, por ejemplo, que “el TIL es una norma ideológica contra el catalán”. Y el director del centro público de Cas Capiscol afirmaba que el “TIL es un decreto que se ha hecho para arrinconar el catalán”. Que yo sepa, el TIL sólo pretende que el castellano y el catalán se estudien en igualdad de condiciones (otra cosa es lo del inglés, que es una medida precipitada e imposible de realizar tal como están las cosas). Pero ese decreto no pretende arrinconar ni atacar a ninguna lengua en concreto. Pretende algo tan simple como que dos lenguas que conviven en una misma comunidad se estudien en igualdad de condiciones, algo que de momento no ocurre entre nosotros. Y que yo sepa, los dos únicos países de la UE en los que está en vigor la inmersión lingüística son Letonia y Estonia, donde se considera a la minoría ruso-parlante (que alcanza al 30% de la población) como un vestigio vergonzoso de los tiempos de la ocupación soviética y a la que se margina de forma descarada de los planes de estudio. Pero en los demás países donde hay comunidades bilingües la inmersión lingüística no se aplica en ningún sitio, como explicó en una serie de artículos la profesora Mercè Vilarrubias.

    Y aunque supusiéramos que el TIL responde a ciertas ideas o incluso a ciertos prejuicios ideológicos en contra del catalán, me pregunto si la inmersión lingüística está libre de cualquier contaminación ideológica o de cualquier prejuicio en contra del castellano. Porque mi impresión es que la inmersión lingüística, igual que la campaña de los enllaçats per la llengua, está tan cargada de ideología y de prejuicios como la absurda norma del Parlamento Aragonés contra el catalán que se habla en la franja oriental de Aragón (y que un decreto absurdo ha convertido en una lengua sin orígenes históricos ni raíces lingüísticas, “la lengua aragonesa propia de la Región Oriental”, también llamada “lapao”, una vergüenza histórica que atenta contra todas las pruebas científicas que demuestran que esa lengua es catalán, como lo es la lengua que se habla en Valencia y la que se habla en este archipiélago). Y ya que estamos, también me pregunto si colgar banderas catalanas de las fachadas de institutos y colegios públicos –pagados con dinero de todos- no es una muestra de un abuso ideológico por parte de ciertos docentes que se apropian de los espacios públicos para imponer una determinada opción ideológica que no tiene por qué ser la misma que defienden los alumnos o los padres de los alumnos. Y lo más curioso de todo es que quienes emprendieron la campaña de los enllaçats decían defender la escuela pública, cuando la estaban convirtiendo en justo lo que nunca debería ser.

    En los debates educativos, por desgracia, se habla mucho con una especie de argumento de autoridad, como si determinados puntos de vista estuvieran refrendados por los resultados empíricos, pero luego resulta que nada se basa en hechos ni en estudios serios, sino que todo sigue dependiendo de los prejuicios y de las ideas particulares que se nos quieren hacer pasar por verdades científicas. Y por eso sería bueno desideologizar –y pido perdón por este verbo tan feo- los temas educativos y centrar las discusiones en los puntos que puedan verificarse de forma experimental y puedan defenderse con hechos y cifras y no sólo con planteamientos ideológicos. Y aquí se me ocurren varias preguntas: ¿se ha hecho algún estudio científico sobre los resultados de la inmersión lingüística? ¿Se han analizado los resultados en función de la lengua que hablan los estudiantes en sus casas? ¿Se han medido las competencias en las diversas áreas y se han comparado con las de otros estudiantes de nivel socio-lingüístico parecido? Porque sería bueno contar con estudios rigurosos que verificaran los resultados de la inmersión lingüística, para averiguar qué es lo que funciona y qué es lo que puede ser mejorado en nuestro sistema educativo. Y lo mismo digo del TIL, si es que alguna vez llega a entrar en vigor.
      
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook