Blog 
Las Estaciones y Los Días
RSS - Blog de Israel Olivera

El autor

Blog Las Estaciones y Los Días - Israel Olivera

Israel Olivera

Periodista. Del norte al sur.

Sobre este blog de Mallorca

De lo cultural, de lo político y de lo social


Archivo

  • 26
    Abril
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Reinserción

    Pasos de baile, tímidos, sobre un parqué delicado, frágil.

    El gobierno da un paso al frente a costa de echarse a la yugular a toda la caterva mediática y sociopolítica de los sectores más ultras de la derecha. Un paso al frente que posee un significado insólito dentro de las filias populares y que abarca un simbolismo que va más allá del juego político.

    El anuncio de Interior para agrupar a presos de ETA dentro del Plan de Reinserción posee el calado simbólico de una creencia: ETA se extingue.

    Si el cálculo electoral de los comicios municipales y nacionales celebrados en 2011 apremiaron a los populares a insistir e incidir en lo contrario para el desgaste del gobierno, sus movimientos actuales confirman lo que es por todos sabido: también el PP cree que ETA se extingue.

    Este primer paso puede significar el fortalecimiento de la reinserción de un importante grupo de presos de ETA y con ella, el fortalecimiento del proceso de paz.

    Tal y como apunta Interior, la aplicación se realizará “por fases y de manera escalonada”. El objetivo y condicionamientos de esta medida son "la asunción de la responsabilidad del penado, superar los elementos de la convicción que le llevaron a cometer la violencia, una progresiva asunción de valores cívicos y de respeto a la vida y la libertad de los ciudadanos, así como las exigencias legales de perdón expreso a las víctimas, la reparación del daño y colaboración con las autoridades para disminuir los efectos de los delitos cometidos".

    Aquellos Idus de Marzo que pretendieron boicotear y torpedear el proceso de paz con la política del miedo o el cálculo electoral en la mano tendrán ahora que pedir silencio a los ultras, no sea que esos pasos de baile, tímidos, desfiguren el parqué delicado y frágil de la paz. Una paz de justicia y sin venganzas.

    Tras más de 50 años de brutalidad, sangre, violencia y miedo hoy en Euskadi hablamos de paz, de reinserción, de curar heridas.

    Hoy en Euskadi se respira mejor.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook