Blog 
Las Estaciones y Los Días
RSS - Blog de Israel Olivera

El autor

Blog Las Estaciones y Los Días - Israel Olivera

Israel Olivera

Periodista. Del norte al sur.

Sobre este blog de Mallorca

De lo cultural, de lo político y de lo social


Archivo

  • 12
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ETA ya no es un elefante

    ETA irrumpe en campaña y se percata, tras la reacción discreta de los partidos, que ya no es un elefante y que esto tampoco es una cacharrería.

    En el anhelo de la banda terrorista siempre ha estado la intención de marcar los tiempos electorales, hacer evidente su presencia y su discurso de sangre y alterar con ello el normal devenir del hecho democrático.

    Lo intentó esta semana. Pero como aseguraba Dylan, “The times, They Are a Changing”, los tiempos están cambiando. Tanto para la propia ETA como para los próceres políticos.

    En campañas anteriores se ha comprobado que los votos se pueden teñir de amargo rojo, ahora, la irrupción de la banda no hace más daño que un capirotazo de papel.

    En la extensa entrevista concedida al diario Gara, ETA interpela directamente al propio Mariano Rajoy del que dice ha roto su” discurso negativo y sin sentido”. Los más duros del Partido Popular, encabezados por el siempre redivivo José Mª Aznar han optado por silenciarse, por morderse el labio, el bigote. Han callado, quizá en un gesto medido conocidas sus declaraciones anteriores al comunicado del 20 de octubre, pero la realidad es que la incontinencia verbal habitual en ellos se ha visto sofrenada. Precisamente en Vitoria, Rajoy subrayó en su discurso que “Lo único que importa es el anuncio de su disolución irreversible”. No más.

    El PSOE, último partido en sufrir el zarpazo terrorista entre sus filas durante una campaña electoral con el asesinato en 2008 del militante Isaías Carrasco, también se mostró comedido. Rubalcaba señalaba en una entrevista en Twitter que "Lo único importante es que es la primera campaña electoral en democracia sin violencia".

    IU también pasó de puntillas sobre el tema y no ofreció a ETA ni el más leve asomo de capotazo para entrar al ruedo. Cayo Lara se despachó en los siguientes términos: “Debe disolverse y punto".

    Del mismo modo PNV o CIU optaron por soslayar la entrevista de ETA en sus discursos y declaraciones de campaña.

    Tan es así que incluso Amaiur miró hacia otro lado “Casi siempre ha habido actuaciones así por parte de ETA. No es nada anormal”

    Solo UPyD marcó la nota discordante en este discurso tácito de impedir que ETA entrara en campaña, asegurando que la banda ha obtenido algún tipo de contraprestación política en todo esto, visto que Amaiur ha podido presentarse a las elecciones.

    Son leves mimbres para construir un canasto. Mimbres aún tiernos, pero dúctiles y manejables, permeables al gesto democrático del sufragio.

    ETA ya no es un elefante. Y esto, tampoco es ya una cacharrería.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook