Blog 
La montaña rusa
RSS - Blog de Javier Durán

El autor

Blog La montaña rusa - Javier Durán

Javier Durán

Es redactor jefe de LA PROVINCIA/DLP. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y estudios de Ciencias Políticas por la UNED, además de tener un máster sobre comunicación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

Sobre este blog de

Solemne no es lo mismo que serio; ceremonioso es diferente a protocolario; aburrido es lo contrario de explosivo; triste tiene que ver con pesadumbre; precoz es ser un adelantado... ¿Podemos estar un día, a una hora, en semejantes cambios de tono de la agobiante realidad? Vamos a intentarlo.


Archivo

  • 19
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La fiesta va por dentro

    Sea con mayoría plana o mayoría abrumadora, el PP ha anunciado que no tiene prevista en Madrid fiesta alguna para celebrar el triunfo ansiado. Es difícil creer que la militancia, adláteres,  simpatizantes y cuñados se van a retirar a sus moradas para empezar, con el amanecer, a trabajar como locos para poner firme a la prima de riesgo.
     
    Rajoy, como mínimo, saldrá al balcón de Génova para transmitir su felicidad interna, pero también el impacto psicológico que provoca verse ungido de la responsabilidad de sacar a España de su peor crisis. Este recogimiento popular, algo calvinista (el trabajo en la tierra nos deparará un futuro agradable en la eternidad), llega acompañado por la exaltación de una prontitud efervescente en la toma del timón del poder.
     
    El esoterismo de los mercados amenaza con fulminar cualquier entretenimiento con las musarañas, y procede elegir gobierno al día siguiente sin formalidades, edecanes, abogacía del Estado o notario mayor del Reino. La cuajada del protocolo, piden desde el PP, debe quedar aplastada, y que coincida el día 21 con la colocación en vertical, con los colores diferenciados, de las carpetas del inevitable papel, amén de toda la informática en orden y concierto, con candado para la malignas copias de seguridad y mucho más para los secretos de las cloacas varias, si es que las hubiera o hubiese. Aparte, claro está, de que las alfombras sean oreadas a la humedad madrileña para evitar la aparición de las facturas que más le gustan a Cospedal.
     
    De Génova al tajo, diría Pío Baroja, aunque sospecho que en la noche en que España es más diamantina habrá un núcleo duro que, tras los resultados, será investido ya con el traje ministerial. No hay tiempo que perder, y lo suyo sería que todos viésemos reflejado en el café de la mañana la cara del responsable de la economía. Es verdad, no hay tiempo para fiestas.  

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook