Blog 
La montaña rusa
RSS - Blog de Javier Durán

El autor

Blog La montaña rusa - Javier Durán

Javier Durán

Es redactor jefe de LA PROVINCIA/DLP. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y estudios de Ciencias Políticas por la UNED, además de tener un máster sobre comunicación por la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

Sobre este blog de

Solemne no es lo mismo que serio; ceremonioso es diferente a protocolario; aburrido es lo contrario de explosivo; triste tiene que ver con pesadumbre; precoz es ser un adelantado... ¿Podemos estar un día, a una hora, en semejantes cambios de tono de la agobiante realidad? Vamos a intentarlo.


Archivo

  • 14
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La anaconda se tragó al caimán

    La muerte presidencial de Berlusconi pone a uno sentimental con el mercado, que ha tenido la destreza de hacer estos días algo bueno. Por fin el caimán se ha encontrado con una anaconda que se lo comió sin masticarlo y sin romper los ligamentos de sus cirugías plásticas. Esta persecución en la selva, con un tránsito hasta el intestino visto en directo, es una moraleja estupenda para situar la arrogancia electoral en un lugar equilibrado.

     Los sondeos apuntan a una mayoría apabullante para el PP y a una derrota dolorosa para el PSOE, que podría encajar con Rubalcaba un descenso peor que los 125 escaños que alcanzó en 2000 con Almunia. El efecto Berlusconi no puede ser más claro para la hipótesis de un Rajoy con mayoría suficiente para hacer y deshacer a su antojo: los gobernantes con programas inútiles no pueden perpetuarse en el poder, y menos si son incapaces de arrancar alguna décima en positivo al crecimiento 0,0.

    En otras palabras, la anaconda gigante, una mezcla entre advertencias del eje francoalemán y un desprecio del mercado puro y duro, abre su musculatura gelatinosa y absorbe con deleite monstruoso la deliciosa pieza. La dimisión del 'velinoso', garrapata incesante de la corrupción de Estado, es un festín para la democracia, pero también un golpe de realidad relevante.

    Más que nunca el voto del 20-N representa la fe ciega (en una de las peores crisis de la historia no podía ser de otra manera) de que el gabinete que prepara el PP para gestionar España va a invertir la economía de la quiebra. El segundo aspecto es que contra esta creencia no puede ir ni el pánico de a quienes corresponde resolver,  ni tampoco la justificación de que un alargamiento en el tiempo del desastre es debido a las turbulencias del panorama internacional. Las mayorías absolutas o relativas se las merienda ahora la anaconda después de digerir al pesado Silvio Berlusconi.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook