Blog 
¿Hay vida en Marte?
RSS - Blog de Jorge Fauró

El autor

Blog ¿Hay vida en Marte? - Jorge Fauró

Jorge Fauró

Jorge Fauró nació en Madrid en 1966. Es periodista. Subdirector de INFORMACIÓN

Sobre este blog de Cultura

Acordes y desacuerdos y otros cantos de sirena.



Archivo

  • 19
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿Dónde estabas tú en el 77?

    ¿Dónde estabas tú en el 77?

    World's End, en el 430 de King's Road, en Londres, que un día albergó Sex, donde Vivienne Westwood y Malcolm McLaren vistieron al punk

    Acabo de regresar de Londres de ver la exposición David Bowie is, la fabulosa retrospectiva sobre el creador de Ziggy Stardust que el Victoria & Albert Museum mantendrá abierta hasta mediados de agosto y que día a día mide su enorme éxito en el hecho de que apenas quedan entradas. Es una muestra brutal, maravillosa, que no sólo repasa la carrera del artista británico a partir de 45.000 objetos de su propia colección, sino que no se anda con tapujos en lo políticamente incorrecto, tan al uso en esta época recortada de libertades. Sorprende que el autor de The next day haya cedido a la muestra objetos tan íntimos como la cucharilla con la que esnifaba cocaína en los 70, mientras grababa Diamond dogs, y emociona ver una cuartilla de puño y letra de Bowie garabateada con la letra de Rebel Rebel o Rock and roll suicide, por no hablar del deleite de contemplar los trajes diseñados por Kansai Yamamoto o Alexander McQueen a lo largo de 40 años de giras por todo el mundo.

    Al volver a casa, horas después de visitar la tienda de ropa de Chelsea desde la que Vivienne Westwood y Malcolm McLaren pilotaron el punk en 1977, me he encontrado con que la ciudad en que vivo celebra este fin de semana un evento para jóvenes en el que la principal atracción es Paquirrín, ejemplo de emprendedurismo empresarial y vida exitosa basada en el esfuerzo y el trabajo duro. A comienzos de mayo, y en la misma ciudad, actúa su madre, en lo que constituye su primera actuación tras ser condenada a 24 meses de cárcel por blanqueo de capitales.

    Así que tenemos a Bowie, por un lado, y a los Rivera Pantoja, por el otro. Bien.

    Llegados a este punto, pensé poner fin a este artículo y que el lector extrajera conclusiones sobre los criterios con que unas sociedades y otras medimos a nuestros héroes y premiamos a nuestros personajes públicos sin importar lo que quedará de ellos cuando desaparezcan. Es más, estoy convencido de que en justa proporción, las dificultades para encontrar una entrada serán las mismas tanto si se anhela ver el boceto original de la letra de Life on Mars? como si se quieren apreciar las dotes de DJ de Paquirrín o las cualidades vocales de su progenitora, pero como viajar invita a la reflexión, yo os voy a contar una anécdota: en una tienda del Soho dedicada a la venta de vinilos y en la que tuve el placer de chapuzarme un buen rato, me llamó la atención un señor de unos 80 años rebuscando entre viejos discos de Dusty Springfield. A estas alturas ya no voy a cuestionarme sobre el tipo de música que escuchan nuestros abuelos aquí, pero tengo amigos de mi edad que todavía opinan que el rock and roll es un arma del diablo propia de tipos raros disfrazados de modernos.

    Conozco a gente al borde de la cincuentena que reniega de cualquier pieza musical en que asome una guitarra pasada por el overdrive o incluya un ritmo de batería de uno por uno, pero me sorprende aún más advertir que quien hoy tiene 50 y escucha a la Pantoja , hace 30 tenía 20, lo que me inclina a pensar que se perdieron  a los Cure, a los Jam, a los Specials, a Police, a Radio Futura y a Alaska y los Pegamoides. ¿Qué coño escuchaban? ¿Dónde estaban? ¿A qué bares iban? ¿Qué libros leían? ¿Y qué hacen hoy? ¿Escuchan y bailan pasodobles? ¿Habaneras? ¿Quizá chirigotas?

    Los amantes de la música nunca lamentaremos lo suficiente lo tarde que llegó el rock and roll a España. De haber aterrizado a la vez que en otras partes del mundo estoy seguro de que nuestros abuelos rebuscarían entre vinilos de David Bowie y los periódicos hablarían del éxito de una exposición retrospectiva sobre Miguel Ríos en el Reina Sofía. Que Paquirrín hubiera pasado desapercibido no lo tengo tan claro.

     

    Síguelo en Facebook

    Sígueme en Twitter

    Escucha en Spotify la música de ¿Hay vida en Marte?. Haz clic aquí

    Si quieres leer post anteriores de ¿Hay vida en Marte? Haz clic aquí

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook