Blog 
¿Hay vida en Marte?
RSS - Blog de Jorge Fauró

El autor

Blog ¿Hay vida en Marte? - Jorge Fauró

Jorge Fauró

Jorge Fauró nació en Madrid en 1966. Es periodista. Subdirector de INFORMACIÓN

Sobre este blog de Cultura

Acordes y desacuerdos y otros cantos de sirena.



Archivo

  • 21
    Septiembre
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    15 momentos inolvidables de los festivales de verano

    15 momentos inolvidables de los festivales de verano

    Matt Bellamy, el líder de Muse, duante uno de sus concietos de este año FOTO: BRITTA PEDERSEN

    Con la celebración del Dcode, el coqueto evento musical que le hacía falta a Madrid, la temporada festivalera nacional se puede dar por concluida, al menos en lo que se refiere a los acontecimientos de relumbrón, aquellos que gozan de la cobertura de la prensa, las radios y las televisiones nacionales. Estos son algunos de los momentos que deben recordarse:

    1. Que el 21% de IVA sigue haciendo muchísimo daño a la cultura de este país es un hecho tan cierto como que Wert ya no es ministro, bendito sea. Los promotores, gente que se juega su dinero, por más que tengan subvenciones públicas (cuantiosas en algunos casos, miserables en otros) han contratado este año lo que han podido. Es verdad que algunos se han dejado cantidades indecentes en los cabezas de cartel y han descuidado la letra pequeña, pero en la mayoría de festivales se ha oído buena música, descubierto bandas interesantes o expuesto un material alternativo distinto (puestos de venta, merchandising, etc.) 

    2. La hora de Morrissey. El SOS 4.8 de Murcia (1 y 2 de mayo) se encarga cada año de abrir la temporada. En esta edición, el evento pegó el bombazo al contratar al intratable Morrissey, un lujo para cualquier festival. Morrissey es uno de esos artistas que ya tienen un puesto en el Olimpo del pop. Es raro, antipático, jamás selecciona el repertorio que se espera de él, pero es un puto genio. Con Johnny Marr o sin él, el de Manchester puede presumir de unir sus letras cínicas y esas canciones que convierte en himnos a guitarristas impecables que llegan donde no alcanza la voz del cantante. Momentazo murciano del que esperemos que el resto de festivales tome nota. La inclusión del solista y de The National, además de una letra pequeña muy interesante, convierten al SOS en un grande de pleno derecho.

    15 momentos inolvidables de los festivales de verano

    Morrissey, el gran acierto de SOS 4.8 de este año. FOTO: MARCIAL GUILLÉN

    3. La psicodelia de Temple. La letra pequeña a la que antes me refería. Escuchar a Temple traslada a los Pink Floyd de Lucifer Sam y Syd Barret. Son los Primal Scream con 20 años menos y más atrevimiento. Otro acierto del SOS 4.8, que completó el cartel con bandas tan interesantes como Luna, Glass Animals o los inevitables Supersubmarina.

    4. Apagón de Interpol. Con permiso de Glastonbury y de algún otro, el Primavera Sound (Barcelona, 28 al 31 de mayo) se ha convertido en el mejor festival de Europa. Su nómina de invitados pasa de artistas consagrados a prometedoras figuras del pop y del rock. Lo mismo te encuentras con Babes in Toyland que con el hijo de John Lennon. Es un evento cómodo, amplio, bonito, con arte alternativo en sus puestos de venta y comida muy apropiada para ese relente marino que corre en el Parc del Fórum a partir de la medianoche. Interpol era uno de los cabezas de serie de este año. Si eres como yo, muy aficionado a los neoyorkinos, te tragas el concierto entero y punto. Entiendo que si no eres tan fan te pueden cargar a la tercera canción. Cuando aún faltaban varias piezas para acabar su actuación, a Interpol se le fue la luz del escenario. La banda siguió tocando y, en perfecto español, Paul Banks vocalista y guitarra, dijo: “Nosotros seguimos”.

    5. Pobres Strokes. Quién los ha visto y quién los ve. El día siguiente de actuar en el Primavera Sound la banda de Julian Casablancas y Albert Hammond Jr., tocaban AC/DC en Barcelona. Imaginen. En un momento de su actuación, el bajista fue sorprendido en un bostezo, reflejo fidelísimo del momento de aburrimiento por el que pasa un grupo cuyos dos líderes principales están centrados en una carrera en solitario que no acaba de arrancar. Ni su grandísimo repertorio fue capaz de enderezar una actuación tan mediocre y falta de ganas.

    6. Una mujer, un piano. Tori Amos llegó al Primavera Sound por causalidad, después de que Eels se cayeran del cartel. Nunca se lo agradeceremos tanto a la banda de Mark Oliver Everett. Una mujer y un piano erizando el vello a miles de sounders; un regalo visual y auditivo. 

    7. Jesus and Mary Chain, de vuelta de todo. Siempre es un gusto escuchar Psychocandy, el disco que dio gloria a a esta banda negra y ruidosa. Uno nunca se cansa de escuchar Just like honey, pero eso no justifica que los Mary Chain, a estas alturas, sean cabeza de cartel del segundo gran festival de España. Los promotores echaron toda la leña al fuego (entiéndase, la pasta) para contratar a Muse, y lo cierto es que el cartel del décimo aniversario del Bilbao BBK Live  (9 al 11 de julio) dejó a todos con ganas de más.

    8. Muse, la garantía. Poder verlos ya es suficiente. La banda de Bellamy jamás defrauda. No es lo mismo un festival que pagar por ellos en exclusiva, pero sobre la campa de Kobetamendi no faltó un éxito, un punteo, una falsete por los que no merezca la pena pagar por los autores de Plug in baby.

    9. Future Island, Jekyll & Hyde. Esta banda norteamericana es una cosa en directo y otra en estudio. Entre cuatro paredes y ante la mesa de mezclas es pop melódico, muy synthpop ochentero, mucho medio tiempo y varios himnos. Sobre el escenario se desata la bestia. Su cantante, Samuel T. Herring baila de una manera (como si metiera los dedos en el enchufe) que no se sabe si es espontánea o impostada. Y luego esa voz que pasa de la dulzura al grito aterrador. Bilbao se rindió ante esa maravilla de útimo álbum llamado Singles.

    10. Ben Harper, la clase y el estilo. Dicen que hay clases y escuelas. Pues Ben Harper combina ambas. Qué banda llevó este tío a Bilbao Unos reagrupados Innocent Criminals convertidos en grandes triunfadores del BBK. En tiempos de medianías, la música aún tiene esperanza con artistas como Harper.

    11. Kaiser Chiefs arrollan. Parece el típico grupo de pub inglés, pero Kaiser Chiefs son mucho más. Arrasaron en este Benicàssim de capa caída. Qué directo, qué energía sin tregua. Venían de segundones de Blur y se llevaron el FIB de calle. El momento cumbre, por inesperado, la espectacular versión del Pinball wizard de The Who. Si cerrabas los ojos escuchabas a Roger Daltrey y sentías a Pete Townsend.

    12. Los Planetas y Mendieta. En un evento como el FIB (16 al 19 de julio), desde hace años dirigido casi en exclusiva al público irlandés e inglés, había expectación por ver a Los Planetas. No iba a ser por el idioma (los españoles a veces tampoco entendemos a Jota), pero la cosa iba de cómo reaccionaría el fiber británico al pop aflamencado de los granadinos. No pudimos comprobarlo porque en cuanto descerrajaron el Romance de Juan de Osuna, los británicos emigraron hacia otros escenarios. La puesta en escena no fue la mejor por culpa del dichoso hielo seco que llena de falso humo las tablas. A los músicos se les veía con dificultad. A pesar de ello, la de Benicássim puede haber sido la última gran actuación de Los Planetas ante 20.000 personas, aunque con los de Granada, con más de 20 años a la vanguardia del indie español, nunca se sabe cuándo será su último año. De repente, con los acordes de Un buen día, Gaizka Mendieta se colgó una guitarra e hizo que tocaba. Los ingleses ni siquiera se giraron ante uno de los grandes del fútbol español.

    13. Blur gana el trono de hierro. Los virreyes del brit pop hicieron en Benicàssim lo que se espera de ellos: llevarse a la gente de calle. Su concierto ha sido uno de los grandes momentos del verano. Faltó algún himno, pero no importa. Damon Albarn cantó con las mismas ganas que cuando disputaba el trono con los Gallagher. Desembarco del Rey y Poniente entero les corresponde por pleno derecho. 

    14. Kasabian no falla. El Low Festival de Benidorm (25 al 27 de julio) no compuso el mejor cartel de su historia, pero no se les puede pedir más tras recortarles la subvención municipal y una Generalitat Valenciana y una Diputación que todavía no se han enterado de lo grande que es este festival. El día que desaparezca lo echarán de menos. Traer a estas alturas a The Libertines como cabeza de cartel es casi una extravagancia. Pete Doherty y sus chicos nunca han sido cabeza de nada. Para dar el toque de calidad ya estaba Kasabian. En su segunda aparición en el Low tampoco defraudaron. Nada les faltó, pero es que además incluyeron en el set list esa maravilla llamada Goodbye kiss. Están a punto de convertirse en una banda muy grande.

    15 momentos inolvidables de los festivales de verano

    Tom Meighan, colíder de Kasabian, durante su actuación de este verano en Benidorm. FOTO: DAVID REVENGA

    15. Suede, incontestables. El Dcode madrileño (12 de septiembre) está bien pero peca de novato. El público no debe enterarse de que causa baja Sam Smith, cabeza de cartel, por el Facebook del artista. Así ocurrió en Madrid, donde la organización informó cuando ya estaba medio aforo indignado. A quienes íbamos a ver a Suede nos dio un poco igual, aunque disfrutamos con cosas gratas, como los cada vez más consistentes L.A. o los prometederes The Foals. Suede ya era otra cosa. Un himno tras otro, una y otra joya para deleite de cuarentones y no tan veteranos. Brett Anderson debe de estar ya en el top 20 de los frontman mundiales, en ese pedestal de solistas al que hace tiempo que se subieron Dave Gahan, Mick Jagger, Brian Johnson, Angus Young, David Bowie, Robert Plant, Jim Morrison, Bono o Freddy Mercury. Suede firmó otra actuación soberbia.

    El año que viene intentaremos repetir.

    15 momentos inolvidables de los festivales de verano

    Brett Anderson, de Suede, durante su actuación hace unas semanas en Madrid. FOTO: VÍCTOR LERENA

     

    15 momentos inolvidables de los festivales de verano

    15 momentos inolvidables de los festivales de verano

     15 momentos inolvidables de los festivales de verano

    15 momentos inolvidables de los festivales de verano

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook