Blog 
HATI HATI
RSS - Blog de Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

El autor

Blog HATI HATI - Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Trabajador en un hospital.Colaborador de Revista Ulises(edit Liebre de Marzo), Webislam, Instituto de Indología y otros medios, ocasionalmente.Traductor(inglés-español) Free lance.Nací en Mahón,1971.Vivo en Palma

Sobre este blog de Sociedad

Trataré en la medida de lo posible de traer a presencia con la escritura enfoques que no son muy frecuentes en los medios de comunicación, así como traducciones.En la medida en que mi trabajo me lo permita, y no esté muy cansado, trataré de actualizarlo con frecuencia.Posiblemente introduzca fotos h...


Archivo

  • 22
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    PRINCIPIOS ELEMENTALES DE LA PROPAGANDA

    PRINCIPIOS ELEMENTALES DE LA PROPAGANDA DE LA GUERRA( I)

    Sintetizamos en dos reseñas separadas los contenidos de este magnífico libro de Anne Morelli editado por Sediciones 16. Cuenta la autora que cuando la Universidad Libre de Bruselas le confió el curso de " crítica histórica ", un profesor le recomendó dos libros. Uno era de Jean Norton Cru sobre " los testimonios ", que ponían en cuestión muchas ideas sobre la veracidad de los relatos de los testimonios en tiempos de guerra. El segundo era la obra de Arthur Ponsoby publicada en Londres en 1928, titulada Falsehood in Wartime( Falsedad en Tiempos de Guerra).

    Arthur Ponsoby(1871-1946) nace en un eminente linaje británico. Vino al mundo en el castillo de Windsor ya que su padre era el secretario particular de la reina Victoria. Estudió en Eton y Oxford, entró en la Cámara de los comunes como miembro del partido liberal. Contrario a la entrada de Gran Bretaña en la guerra de 1914 abandona este partido y se va al laborista. En 1940 este partido apoya la Unión Sagrada, y Arthur Ponsoby , fiel a sus convicciones pacifistas, rompe con este partido. Fundador con otros liberales ingleses de la Union of Democratic Control cuyo fin era ejercer un incesante control público sobre la política exterior de Gran Bretaña, fueron perseguidos por emitir panfletos que combatían la propaganda oficial del gobierno británico extendiendo su acción al extranjero, sobre todo a través de su revista mensual Foreign Affairs. Arthur Ponsoby era pacifista y en su libro se dedicó a desmontar todas las mentiras inventadas y propagadas durante la Primera Guerra mundial con el objeto de desencadenar en las poblaciones indignación, horror y odio. Describió las mentiras lanzadas en Alemania, Francia, EEUU, Francia e Italia y con detalle, las de su propio país, Gran Bretaña. Arthur Ponsoby describió algunos mecanismos básicos de la propaganda. Anne Morelli sistematiza estos diez mandamientos en diez capítulos demostrando como estos principios siguen formando parte del discurso del Poder. Este texto llega hasta los conflictos de la guerra en la antigua Yugoslavia y la de Irak, pero resulta obvio que éstos pueden aplicarse a la guerra de Afganistán, o Libia o cualquier conflicto que estalle pasado mañana.Dividiremos la reseña en dos partes. Esta noche escribimos sobre la primera mitad del libro. Todos estos principios están abundantemente documentados con relatos históricos, reseñas y titulares de prensa y testimonios de historiadores. Se constata el terrible apoyo que prestan los medios de formación de masas a los Señores de la Guerra. Antes de empezar traducimos un párrafo que no aparece en este libro. Se trata del libro de Edward Bernays Propaganda(1928):

    " La consciente e inteligente manipulación de los hábitos organizados y opiniones de las masas es un importante elemento en las sociedades democráticas. Aquellos que manipulan este mecanismo invisible de las sociedades constituyen un gobierno oculto que es el verdadero gobierno en nuestros países.

    Somos gobernados, nuestras mentes son moldeadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas designadas, principalmente por personas de las que nunca hemos oido hablar. Este es un resultado lógico, y consecuente con las formas en que nuestras sociedades democráticas son organizadas ".

    1 - NOSOTROS NO QUEREMOS LA GUERRA

    En la historia moderna todos los hombres de Estado de todos los países antes de declarar una guerra aseguran solemnemente que ellos no la quieren.  En la Primera Guerra mundial franceses y alemanes aseguraron esta misma idea. En la Segunda Guerra mundial el almirante japonés Tojo y Roosevelt también dijeron lo mismo. Así como Hitler, Göering y Von Ribbentrop y el gobierno francés en 1939. Este principio de la propaganda de guerra responde a esta siniestra lógica: nosotros hemos sido CONTRARIOS  a la guerra. EL ADVERSARIO ha empezado, nosotros nos hemos visto OBLIGADOS a reaccionar como legítima defensa o para hacer honor a nuestros compromisos internacionales...

    2- EL ADVERSARIO ES EL ÚNICO RSPONSABLE DE LA GUERRA

    Arthur Ponsoby señalaba la paradoja de que en la Primera Guerra mundial cada bando aseguraba haber sido OBLIGADO a declarar la guerra para impedir que los otros arrasaran  el planeta. El tema vuelve a repetirse en los dos bandos en vísperas de la Segunda Guerra mundial.

    Décadas después la campaña americana para la construcción de " misiles anti-misiles " es presentada como una " defensa ". En la guerra ejecutada por la OTAN contra Yugoslavia en 1999 la propaganda occidental argumentaba en los distintos países involucrados en la guerra que se encontraban en la OBLIGACIÓN de unirse a la guerra. Aquí hay que recordar que ninguno de estos países fue atacado por Yugoslavia.

    El principio  " es él quien ha empezado" fue un argumento muy utilizado  contra Sadam Hussein en 1990 ya que había " desafiado a la comunidad internacional " invadiendo o " recuperando " Kuwait

    3.-EL ENEMIGO TIENE EL ROSTRO DEL DEMONIO( O " EL HORRIBLE DE TURNO ").

    Los políticos y los medios de comunicación afines demonizan con diversas tácticas al enemigo. Pasó con Napoleón, Mussolini, Hitler, Nasser, Ghadafi, Jomeini, Saddam Hussein o Milosevic, por poner algunos ejemplos. La técnica de diabolización del líder enemigo es eficaz y, por ejemplo, en julio de 2000, medios franceses y  británicos aludiendo a la ocupación de tierras de colonos blancos en Zimbawe, calificaban al líder e instigador como Canjerai "Hitler " Hunzvi. Abundan muchos otros ejemplos.

    4.-ENMASACARAR LOS FINES REALES DE LA GUERRA PRESENTÁNDOLOS COMO NOBLES CAUSAS.

    La propaganda se esfuerza por ocultar ciertos móviles y hacer creer otros. Un resumen de los móviles de las potencias de la Primera Guerra mundial son éstos :

    -Francia esperaba que si ganaba la guerra a Alemania restauraría sus fronteras del Segundo-y puede que hasta del Primer- Imperio.

    -Rusia esperaba la hegemonía en los Balcanes, y quizás Constantinopla.

    -Alemania quería:

    -obtener materias primas de las colonias.

    -Poder exportar sus productos fabricados

    -Romper el monopolio inglés de los mares, que impedía sus proyectos.

    -Romper el círculo franco-anglo-ruso y reforzar su unidad.

    -Inglaterra quería mantener su hegemonía como primera potencia colonial y marítima y frenar el desarrollo alemán en el continente.

    -EEUU esperaba( y consiguió) realizar ventas y préstamos a Europa y entrar políticamente en el concierto de las grandes naciones.

    LOS TEXTOS OFICIALES NUNCA HABLARON DE ESTOS MÓVILES.

    La guerra que tiene como objetivo "restablecer la paz " es un sofisma muy utilizado. En la Primera Guerra del Golfo auxiliar a Kuwait , país que se burla de la democracia y donde la mayoría de ciudadanos no tiene este status y que además viola sistemáticamente los derechos humanos resultaba chocante.

    En la Segunda Guerra mundial la propaganda alemana tendrá fines " humanitarios " para defender los derechos de las minorías alemanas en Polonia y otros lugares.

    El paso de la neutralidad de EEUU a la intervención  tenía móviles básicamente económicos. En Irak se buscaba frenar políticamente al país y el petróleo pero la excusa fue ayudar a " liberar " Kuwait. En el caso anterior la propaganda norteamericana insistía en encubrir los móviles económicos con fines humanitarios. Esto lo vimos también hace un año en Libia.

    En Yugoslavia la OTAN  intervino para preservar el carácter multiétnico de Kosovo, para impedir que se maltratase a las minorías, para imponer la democracia y acabar con el dictador. Se trataba de defender la sagrada causa de los derechos humanos. Al final de la guerra no se alcanzó nada de esto pero en cambio, la OTAN se había extendido en el sudeste europeo hasta Albania, Macedonia y Kosovo y desde el punto de vista económico, Yugoslavia que se negaba a adoptar una economía de puro y simple mercado y que aún funcionaba con un gran mercado público, tuvo que asumir los principios del mercado libre y se le forzó a abrirse a la libre circulación de capitales , incluidos los de origen internacional.

    Doce grandes empresas esponsorizaron la cumbre del 50 aniversario de la OTAN en la primavera de 1999.

    Hace unas semanas veía en Al-Jaazera un programa sobre las penalidades que tienen que sufrir las antiguamente prósperas clases medias en las repúblicas de lo que fue Yugoslavia,  las condiciones económicas actuales fruto de la intervención de la OTAN hacen muy difícil la vida para ellos allá.

    5.- EL ENEMIGO PROVOCA ATROCIDADES A PROPÓSITO, SI NOSOTROS COMETEMOS ERRORES ES INVOLUNTARIAMENTE

    Es específico de la propaganda de guerra el hecho de que las atrocidades sólo las cometen " los enemigos " y que el propio ejército está a salvo de ellas. Nosotros mismos podemos provocar " errores " por equivocación. En la actualidad la propaganda occidental pasa de puntillas por los asesinatos con drones de familias enteras y niños en Yemen, Pakistán, Afganistán o el año pasado en Libia.Lo califican de  " errores " y no merecen ninguna atención mediática, ni suscita apenas reflexiones en la prensa oficial. Un partido de fútbol, o una anécdota estúpida e infantil de algún monarca o reina corto o corta de luces provoca más páginas e imágenes en los medios de formación de masas que el asesinato de inocentes. Esto sin duda es una prueba de lo enferma que está esta civilización occidental. En la Primera y Seguna Guerras mundiales, así como en los más de 65 conflictos tolerados y bendecidos por la ONU y el Vaticano desde entonces, también tenemos multitud de ejemplos. De las obsecenas mentiras creadas por lobbies en la guerra de Irak, y otros conflictos ya hemos escrito en otro artículo, no insistiremos más....por ahora.

    Concluimos hoy aquí deteniéndonos en el quinto punto. Si Dios quiere, continuaremos desarrollando los otros cinco principios de la propaganda de guerra próximamente y aportaremos más bibliogafía al respecto. Muchos escritores han escrito que la tarea del escritor es detener la(s) guerra (s). Habría que añadir que eso también incluye detener, desenmascarar y ayudar a que los hacedoras de éstas , o los  cómplices sean juzgados.Si los tribunales internacionales no están por la labor, o no pueden, tal vez los lectores tengan más elementos para acribillar con su intelecto la propaganda...

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook