Blog 
HATI HATI
RSS - Blog de Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

El autor

Blog HATI HATI - Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Trabajador en un hospital.Colaborador de Revista Ulises(edit Liebre de Marzo), Webislam, Instituto de Indología y otros medios, ocasionalmente.Traductor(inglés-español) Free lance.Nací en Mahón,1971.Vivo en Palma

Sobre este blog de Sociedad

Trataré en la medida de lo posible de traer a presencia con la escritura enfoques que no son muy frecuentes en los medios de comunicación, así como traducciones.En la medida en que mi trabajo me lo permita, y no esté muy cansado, trataré de actualizarlo con frecuencia.Posiblemente introduzca fotos h...


Archivo

  • 17
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Notas Rajastán(I)/Ibn Arabi(I)

     

     Seis de enero en Delhi, anoche a las cinco de la mañana me despertaron unos estruendos de ensordecederos amagos de explosiones(luego supe que eran petardos), cantos y tambores. Al principio, me asusté recordando las explosiones del año pasado en el tren de Varanasi.Respiré aliviado, era una fiesta sij, en la que celebraban una procesión al amanecer. Por la mañana, estuve en la mayor mezquita de la India. Vi a miles de musulmanes rezar en una indescriptible armonía. Caminé mucho por el viejo Delhi, estuve en el Fuerte Rojo, una hermosa construcción de la época mogol. Águilas sobrevolaban la ciudad. Luego atravesé Conough Place, un bullicioso mercado donde cada diez pasos me ofrecían charas y yo me negaba con una sonrisa. Regalé bolígrafos a niños, la dicha de los críos destruyó los residuos de temor subconsciente que anidaban oscuramente en mí, en forma de sombra latente. Otra vez, estaba germinando, la belleza de la luz de Asia. Desde ese momento , volví a sentir la presencia del Amor , su ilusión radiante que ni siquiera la ostentosa presencia de grandes corporaciones logró eclipsar. Airtel, Sonny, Pizza hut, Mercedes, Mcdonald´s, etc, y cómo no, la floreciente burguesía india. Era la primera vez en India que sentía que podía estar en cualquier lugar de Europa. Descendí a un mercado subterráneo, sólo vi indios, el bullicio y la atmósfera cálida, subió la temperatura de mi cuerpo de forma extraña. A la media hora, me pareció excesivo. Los rumores apenas perceptibles antes, distorsionaban desabridamente, y la multitud empezó a importunarme. Salí riendo a espuertas y con ganas de caminar. Compré algunas cintas de música clásica india. Ravi Shankar , su hija Annouska, Parveen  y otras y volví en rickshow a la estación, cerca del hostal. Al día siguiente, partiría hacia Rajastán. En Delhi, tomé fotos y notas sobre el trabajo infantil.

    Seis horas de viaje por carretera hasta Jaipur.Una vez allí, caos, legiones de niños mendigos, solos o con sus madres.Agitación confusa , a veces, extendiéndose llamativamente: gritos, claxons, bocinas amplificándose , pero también, vacas y camellos en las calles, extraña y críptica  fusión de la posmodernidad con la Edad Media. Si ya se conocen los monumentos de Jaipur, y no piensas comprar nada(Jaipur es "la meca " de los tejidos indios y la artesanía de Rajastán), no tiene mucho sentido quedarse allá. Había una gran sequía en Rajastán. Tanto el Palacio del Agua, como el lago de Amer Ford estaban secos. En el hostal, el agua no salía a chorros, sino muy débilmente.

    Al día siguiente partiría hacia Udaipur, ocho horas de viaje por carretera en la que en ningún momento dejas de ver a gente inmersa en la aventura de (sobre) vivir. Infinidad de camiones en el trayecto, muchos más camiones Tata que coches. El paisaje alternaba la aridez, con zonas húmedas, ríos y lagos. Durante el camino, veo el cadáver de un camello al que los buitres están destripando. Las corporaciones alimentándose de la sangre de los pueblos, el FMI succionando los recursos de los países, después de arruinarlos con ingeniería financiera. Paramos a visitar un templo jainista. Udaipur es bellísima, romántica. En el hostal había gente de Europa, América, Japón, y unos pocos indios.Al día siguiente, salí a tomar fotos y notas. Mucho menos agobiante que Jaipur, en el centro del lago había un palacio espectacular(sale en la película de James Bond octopussy) reconvertido en hotel de lujo. Las mujeres lavaban la ropa en la orilla.Algunos nadaban. Muchos, muchos pájaros refulgiendo bajo la intrépida, luz de Asia. Gracias a un expectorante indio, eliminé rápidamente la tos catarral que arrastraba de la isla. Ojalá las farmaceúticas occidentales dejasen importar a Europa , las alternativas aryuvédicas y de otros tipos que tienen en India.No soy un entendido, pero los remedios son naturales y a precios muy, muy económicos. Muy rara vez daba dinero a los mendigos, si veía muy mal a algunos les compraba alimentos, sólo gastaba en comida, alojamiento, transporte y poco más, los bolis los acabé  en Udaipur. A la mañana siguiente, partiría hacia Ranakpur, y luego Jodhpur...

                                                                                          II Fragmento(del fragmento) del kitab al-hikam atribuido a Ibn Arabi(I)

    He visto la gloria en la ascesis

    la riqueza en la pobreza

    el contento en la moderación

    el alivio en la paciencia

    la provisión en la confianza contenta

    la verdad en la sinceridad

    la religión en el temor consciente

    el descanso en la soledad

    la guía en el esfuerzo insistente

    la extinción en la contemplación

    el amor en el seguimiento(del Profeta)

    la influencia espiritual benéfica en ajustarse a lo permitido

    la luz en la adoración...

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook