Blog 
HATI HATI
RSS - Blog de Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

El autor

Blog HATI HATI - Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Trabajador en un hospital.Colaborador de Revista Ulises(edit Liebre de Marzo), Webislam, Instituto de Indología y otros medios, ocasionalmente.Traductor(inglés-español) Free lance.Nací en Mahón,1971.Vivo en Palma

Sobre este blog de Sociedad

Trataré en la medida de lo posible de traer a presencia con la escritura enfoques que no son muy frecuentes en los medios de comunicación, así como traducciones.En la medida en que mi trabajo me lo permita, y no esté muy cansado, trataré de actualizarlo con frecuencia.Posiblemente introduzca fotos h...


Archivo

  • 16
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mirar(I)

    Este libro titulado originariamente ABOUT LOOKING y publicado en Londres en 1980 fue editado(ed Gustavo Gili SA , Barcelona) en español en 2001. John Berger escribe ensayos sobre arte, la naturaleza, cuadros de pintores que admira, así  como reflexiones sobre fotografía y el papel de la misma en la sociedad capitalista. Aquello que da unidad al libro es la mirada. Y ésta es una mirada profunda cuya atención redunda en la alienación del hombre en la sociedad capitalista y posindustrial. También en la silenciada- a nivel mediático- y soterrada lucha de clases. Se diría que busca y encuentra en los trabajos de los artistas las ocultas motivaciones, y el contexto esencial que las hizo posibles, adentrándose en el corazón estético y en los detalles sutiles que revelan toda la riqueza conceptual, intelectual y artística del autor. Es crítica de arte, sí, pero también literatura, filosofía, historia,  poesía y arte puro que deviene en denuncia. Se percibe que son ensayos meditados que ha dejado reposar. De hecho, el libro se publica en 1980 y hay textos escritos casi diez años antes. Berger ilumina a los artistas sobre los que escribe y mediante brillantes engarces intelectuales hacen acto de presencia otras obras, otros artistas que con frecuencia son de géneros radicalmente distintos.John Berger tiene un ' olfato ' artístico tan poderoso que reconstruye partes sobresalientes de la esencia desmembrada. Y lo que resulta es un cuerpo equilibrado, vigoroso y bello, aunque tenga apariencia desvaída y un carácter melancólico.

    Empezaremos la primera parte de esta síntesis escribiendo sobre los ensayos dedicados a la fotografía. Medita sobre August Sander(El traje y la fotografía ), también sobre la guerra de Vietnam( fotografías de la agonía). De este modo concluye este breve, intenso y punzante ensayo.

    '...El enfrentamiento con un momento de agonía fotografiado puede enmascarar otro enfrentamiento mucho más amplio y urgente. Por lo general, las guerras que se nos muestran se están llevando a cabo en ' nuestro nombre '. Y lo que nos enseñan de ellas nos horroriza. El siguiente paso debería ser el enfrentarnos con nuestra propia falta de libertad política. En los sistemas políticos en los que se dan, no se nos ofrece la oportunidad legal de influir de una forma decisiva en la dirección de unas guerras liberadas en nuestro nombre. El darse cuenta de esto y el actuar en consecuencia es el único modo eficaz de responder a lo que muestra la fotografía. Sin embargo, la doble violencia del momento fotografiado funciona de hecho contra esa toma de conciencia. Por eso se pueden publicar con toda impunidad ' (1972).

    Esta imposibilidad real comunicativa, esta sórdida amputación  de los estímulos mostrada como impúdica paradoja no ha hecho más que aumentar desde que fue escrito esto. Hoy en día esto  llega hasta el ' lenguaje ' publicitario .

    Ayer observaba con perplejidad travestida de indignación un anuncio de una marca de cerveza en el que se ve al inicio a un corresponsal o fotógrafo de guerra moverse cámara en mano en el fragor de la batalla, entre monticulos en llamas y ruinas, se deslizaba veloz  como pez en el agua. Podría ser Siria o Warzistan del Norte, o Gaza, o Trípoli o...

    Instantes después se nos muestra el reposo del valeroso cronista apostado en una barra de un bar, una chica de muy buen ver le sirve una cerveza de la marca que se promociona, seria y misteriosa.

    En este anuncio no sólo percibimos la asunción cotidiana de la ' norma-(nima)lidad ' bestia de la guerra, de la violencia. Recordamos al gran periodista polaco  Ryszard Kapuscinski que  escribió : ' Los medios han difundido  la consigna: la lucha no da resultados '.

    Hay algo más siniestro, en mi opinión, en el anuncio esbozado. La guerra es inevitable y la respuesta de todo aquel que se oponga a ella( aunque sean millones como ocurrió con la de Irak) es paradójicamente una no-respuesta que se transformará en impotencia. Algunos, con mejor o peor criterio,  buscarán trivializarla retratando aspectos lacerantes de ésta. Así unos pocos individuos poniendo en muchas ocasiones en peligro sus vidas la ' trascenderán ', rentabilizándola a nivel personal con una buena fotografía o un digno reportaje. Como corolario, el fotógrafo del anuncio responderá a la violencia con más violencia. Bebiendo alcohol violentará su cuerpo que a escala reducida es el mundo, inyectándose en su persona destrucción y  escapismo( en la guerra serán refugiados que huirán de ' la lujuria de los bombardeos '). La bella camarera simbolizaría, a escala del protagonista del anuncio,la imposible promesa del amor en un contexto de violencia y nomadismo crepuscular y a escala mundial, el espejismo cínico de las ' democracias ' occidentales, rehenes del complejo político- militar- industrial.

    El hombre protagonista del anuncio es el nuncio de la mórbida impotencia  que provoca la locura de la clase dirigente en el mundo.

    Así llegamos al capítulo Usos de la fotografía que dedica el escritor a Susan Sontag , escritora a la que citará con frecuencia. Primero nos informará sobre los orígenes y usos('...Los nazis fueron los primeros en emplear sistemáticamente propaganda fotográfica...') de la fotografía. Es necesario citar a Susan Sontag  varias veces( no todas las que no gustaría ) para tratar de entender las ulteriores reflexiones de John Berger.

     

    ' Mediante las fotografías el mundo se transforma en una serie de partículas inconexas e independientes; y la historia, pasada y presente, en un conjunto de anécdotas y faits divers. La cámara atomiza, controla y opaca la realidad. Es una visión del mundo que niega la interrelación ,la continuidad, y en cambio confiere a cada momento un carácter misterioso '.

    ' Proust en cierto modo interpreta erróneamente qué son las fotografías: no tanto un instrumento como una invención o un sustituto de la memoria '

    '...Una fotografía no es sólo una imagen( en el sentido en el que lo es una pintura), una interpretación de lo real; también es un vestigio, un rastro directo de lo real, como una huella o una máscara mortuoria '.

    ' Una sociedad capitalista requiere una cultura basada en imágenes. Necesita suministrar mucho entretenimiento con el objeto de estimular la compra y anestesiar las lesiones de clase, raza y sexo. Y necesita reunir cantidades ilimitadas de información para poder explotar mejor los recursos naturales, incrementar la productividad, mantener el orden, hacer la guerra, dar trabajo a los burócratas. Las capacidades generales de la cámara para subjetivizar la realidad y para objetivizarla sirven inmejorablemente a estas necesidades y las refuerzan. Las cámaras definen la realidad en las dos maneras esenciales para el funcionamiento de la sociedad industrial avanzada; como un espectáculo.(para las masas) y con el objeto de vigilancia(para los gobernantes). La producción de imágenes también suministra una ideología dominante. El cambio social es reemplazado por cambios en las imágenes. '

    Lamentablemente las fotos de torturas en Abu Ghraib,  en Irak,  los documentos de  horrores de Bagram en Afganistán, o Guántanamo, las grabaciones de ejecuciones a inocentes a distancia revelados pr wikileaks, no han cambiado nada. Ni fotografías, ni vídeos han cambiado el lenguaje, ni la actitud del gobierno americano( ni de Israel, por ejemplo), ni de gran parte de la opinión pública a la que ocupa y preocupa más la designación de un nuevo auriga para la cristiandad. Las personas que por cauces ' clandestinos ' revelaron estas repugnantes violaciones de los Derechos Humanos son castigadas. La tortura , el secuestro y asesinato son legales. San Francisco de Asís probablemente emplazaría al Papa a visitar los lugares antes mencionados donde se tortura y a exigir la paz inmediata a aquellos hacedores de guerras que se llaman cristianos, sean evangelistas( como Bush), católicos(como Blair) o de otra clase. Con seguridad, no sería escuchado, a menos que fuese voluntad de Dios.

    No queremos alargar este artículo demasiado. Si Dios quiere, en próximas entregas anotaremos y reflexionaremos alrededor de las propuestas de John Berger sobre estas consideraciones que hace Susan Sontag.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook