Blog 
HATI HATI
RSS - Blog de Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

El autor

Blog HATI HATI - Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Trabajador en un hospital.Colaborador de Revista Ulises(edit Liebre de Marzo), Webislam, Instituto de Indología y otros medios, ocasionalmente.Traductor(inglés-español) Free lance.Nací en Mahón,1971.Vivo en Palma

Sobre este blog de Sociedad

Trataré en la medida de lo posible de traer a presencia con la escritura enfoques que no son muy frecuentes en los medios de comunicación, así como traducciones.En la medida en que mi trabajo me lo permita, y no esté muy cansado, trataré de actualizarlo con frecuencia.Posiblemente introduzca fotos h...


Archivo

  • 29
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mallapamuram

     Llegamos en bus desde Pondicherry una tarde calurosa. Aquí está el Shore Temple al borde del mar. Representa la fase final del arte de Pallava, presente en los reinos de Kanchipuran, la primera dinastía Tamil que apareció  después de la caída del Imperio Gupta. Estas dinastías emergentes  entre el siglo V y el VIII a. c. pusieron los cimientos de la temprana cultura Tamil. Los primeros reyes de la dinastía Pallava eran seguidores de la religión jainista pero se convirtieron al shivaismo durante el reinado de Mahendra Varman I(600-300.a.c.)

    Las esculturas de piedra de Mallapamuram son vívidas y muchas revelan detalles de la vida cotidiana. Se ven mujeres ordeñando búfalos, dignatarios pomposos de visita en la ciudad, chicas posando alegres, etc

    Mallapamuram, mil muertos-todos pobres- en el tsunami de hace unos años. "Vimos las ola que se acercaba desde lejos avanzando deprisa y empezamos a correr ". Se llevó este restaurante que está reconstruido ", cuenta un camarero de la zona. El tsunami también provocó un corrimiento de tierras que dejó al descubierto " nuevos " e importantes restos del arte de los Pallava.

    Fuímos en bicicleta hasta las cuevas del tigre, cinco kilómetros al  norte de Mamallapuram. Vimos bellos relieves en piedras, el Lingam negro, recio ; El tridente clavado cerca del arco de piedra. Misteriosos y pequeños templos consagrados a Shiva y Ganesh, una escultura de la victoriosa Durga triunfando sobre el diablo. Una piedra gigantesca usada una vez como reloj de la torre. Y los restos recién descubiertos, más cerca de la playa, cubiertos con plásticos rojos.

    Mamallapuram está bastante occidentalizado, en ningún lugar de su costa es recomendable el baño ya que el agua está sucia.. A pesar de eso, los monumentos, las clases de yoga, las esculturas en piedra y los masajes aryuvédicos, atraen el suficiente número de viajeros para que el turismo sea la primera actividad económica.

    El segundo día de estancia allá me encuentro con Oscar y Nerea, amigos asturianos que conocí el año anterior en Rissikesh, en el Himalaya Indio. ¿Casualidad ?, ¿azar?,no Sr   Paul  Auster, todo está escrito...

    Oscar y Nerea trabajan siete meses al año en los Fiordos, en Noruega, y el resto del año viven entre Asturias e India.Nos alegramos de encontrarnos y quedamos para cenar ese mismo día.

    En la cena hablamos de muchos temas. Me comenta Oscar que en Arambol(Goa), la policía india entró en su habitación y sufrieron un registro severo. " Allí no estábamos tranquilos, no sabíamos en quién confiar. Continuamente nos ofrecían drogas sintéticas. En mi opinión los que controlan esa mafia  son un reducido grupo de israelís y rusos...".

    Hablamos también de las crudas imágenes en televisión de los disturbios en Mumbay que, al parecer, había provocado un lider de la BJP( de tendencia ultraderechista ) al hacer unas declaraciones en contra de los indios del norte que emigraban para trabajar en Mumbay. Hombres destrozando autobuses con palos se enfrentaban a cara descubierta con la policía, barricadas, neumáticos y  coches ardieron.

    Coincidimos en que esa imagen estúpida, estereotipada, y muy manida que los mass media televisivos tratan de imponer en el refeljo que hacen de la sociedad india, no se ajusta al interés mayoritario del diverso y multiétnico pueblo indio. Ese segmento de burgesía al parecer acrítico(excepto algunos escritores y artistas, así como estudiantes y activistas), en las zonas rurales es minoritario y si bien, en las ciudades aumenta su poder e influencia, en casi ninguna de ellas es mayoritario. Sin embargo para estos media parece que sólo existieran ellos.

    " En Gokarna sufrimos muchos indios que venían a emborracharse desde otros lugares, especialmente Bangalore. Los Indios que vistes emborracharse en Goa viven en India..."

    "El consumo de alcohol continúa extendiéndose  y los indios al no haber estado jamás en contacto con este veneno se vuelven más vulnerables, más infantiles en el sentido más peyorativo del término..."

    Luego no recuerdo bien cómo, la conversación derivó a alucinógenos y cultura. Hablamos de Escohotado e Historia de las Drogas, de la amistad entre Jünger y Albert Hoffman; De Jonathan Oth y el Parmacotheon ; De Houxley y la Fiolosofía Perenne; Del Camino a Eleusis y el Kikeon; De Robert Graves, Los Dos Nacimientos de Dionisos y la Amanita Muscaria; De Stanislav Groff y los procesos de experiencia transpersonal; De Blavastky, ocultismo y la Atlántida, de los niveles de magia antigua aplicada enlas antiguas civilizaciones maya y de la India Védica.De pájaros, los fascinantes pájaros de la India...

    Oscar me explica una antigua técnica que usan algunos Gurús, como Pilot Baba, para ser considerados " clínicamente  muertos ". Consiste en ir enrollándose la lengua  hasta poder tragársela, en ese momento el cuerpo  entra en un estado como de pre-hibernación que puede durar bastante tiempo.

    Me hace reir cuando describe el paisaje y paisanaje del pensionado español por los Fiordos Noruegos y su desesperación por encontrar pan y aceite de oliva donde no lo hay.

    Nos despedimos entre risas. Al día siguiente recibí un masaje en dos sesiones que me dejó extenuado, extraño  cansancio.  

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook