Blog 
HATI HATI
RSS - Blog de Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

El autor

Blog HATI HATI - Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Trabajador en un hospital.Colaborador de Revista Ulises(edit Liebre de Marzo), Webislam, Instituto de Indología y otros medios, ocasionalmente.Traductor(inglés-español) Free lance.Nací en Mahón,1971.Vivo en Palma

Sobre este blog de Sociedad

Trataré en la medida de lo posible de traer a presencia con la escritura enfoques que no son muy frecuentes en los medios de comunicación, así como traducciones.En la medida en que mi trabajo me lo permita, y no esté muy cansado, trataré de actualizarlo con frecuencia.Posiblemente introduzca fotos h...


Archivo

  • 14
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La fumata mata, ¿sí?

     Miguel Servet(1511-1553) vivió una época en la que se cuestionaba la naturaleza del cristianismo. En ese periodo además de la excomunión de Lutero y del movimiento de ' La Reforma ' las buenas relaciones en el pasado entre musulmanes y cristianos se habían truncado por las cruzadas que desataron la ira contra los musulmanes en España. Servet estaba consternado ante las masacres orquestadas por la Inquisición española. Infinidad de musulmanes y en menor número, judíos tenían como única salida abrazar públicamente la fe católica, la Trinidad, o ser asesinados.

    Servet que era un gran estudioso de la Biblia comprobó que la Doctrina de la Trinidad no aparecía en sus páginas. Con sólo veinte años decidió comunicar a la cristiandad sus investigaciones con la esperanza de que éstos aceptaran a un Dios único con la noble intención de que las dos comunidades pudieran convivir en paz. Sin embargo, muy pronto comprobó que tanto Lutero como Calvino no querían saber nada sobre la creencia en la Unidad Divina. Dichas creencias constituían una amenaza para ambas organizaciones, la antigua y la nueva, ya que todas se basaban en las mismas fuentes paulinas..

    En 1527 Carlos I  invadió y saqueó Roma haciendo encarcelar el Papa. Poco después lo tomó por aliado y se hizo coronar por éste. Servet  fue testigo de este hecho y escribió algo que continúa teniendo mucha vigencia.

    ' Y vi con mis propios ojos (al Papa) llevado con toda pompa sobre los hombros de los príncipes, haciendo con su mano la señal de la cruz y siendo adorado en las calles por una gente que se arrodillaba hasta tal punto   que los que eran capaces de besar sus pies o zapatos se creían más afortunados que los demás y presumían de haber obtenido muchas indulgencias; y que por ello los tormentos del infierno no los tocarían durante mucho años. ¡ Oh la más vil de las bestias, la más descarada de las rameras ' !

    Servet abandonó España trasladándose a Tolouse donde se licenció en medicina en 1534. Su primera preocupación era reformar el cristianismo. Viajó a Basilea a entrevistarse con un líder protestante suizo y a discutir sobre la doble naturaleza de Jesús. Descubrió que sus ideas no eran aceptadas y en 1530 abandonó el país. Se vio obligado a vivir en Lyon donde ejerció la medicina. Antes había iniciado  una correspondencia con Calvino que no daría ningún fruto. Decidió publicar sus opiniones en un libro llamado ' Los errores de la Trinidad ', publicado en 1531. A partir de aquí la Iglesia persiguió a Servet sin descanso. Desde 1532 y hasta el final de sus días  vivió con un nombre ficticio. La correspondencia con Calvino siguió desarrollándose y la ira de éste último  se acrecentaba al comprobar que Servet no se mostraba receptivo a sus argumentos e insistía en rechazar sus opiniones. Lutero le condena públicamente en 1539. En 1540 publica un prefacio en el que descarta que La Escritura pudiera tener más de un significado contradeciendo otra vez a Calvino. Mientras tanto, Servet se encontraba refugiado en casa de su viejo amigo, el Arzobispo católico romano de Viena, Peter Palmier, trabajando como médico. Fue una de las primeras personas en Europa que escribió acerca de la circulación de la sangre.

    Poco tiempo después publica un nuevo libro ' La Restauración del cristianismo ' mandando a su vez una copia a Calvino. El capítulo V contiene la correspondencia entre Servet y Calvino. En 1546 Calvino amenaza a Servet escribiéndole que si visita Ginebra, no le dejaría salir vivo de la ciudad. Cuando Servet fue allá a entrevistarse con Calvino, éste hizo que los católicos romanos lo arrestaran y lo encarcelaran acusándole de herejía. Dado que su prestigio como médico era muy grande obtuvo ayuda para escapar.

    Poco tiempo después no tuvo esa suerte y fue apresado. El 26 de octubre de 1533 Servet fue encadenado al tronco de un árbol de forma que sus piernas apenas tocaban el suelo. Se prendió fuego al montón de leña y el médico e investigador ardió despacio. Uno de los testigos cuenta que se retorció de dolor durante más de dos horas. Junto a él le habían atado a la cintura una copia del libro ' Los errores de la Trinidad ', del que extraemos un párrafo:

    ' Los filósofos han inventado un  tercer ser aparte, totalmente distinto a los otros dos y al que llaman Tercera Persona, o Espíritu Santo ; y así es como han inverntado una Trinidad Imaginaria, tres seres en una sola naturaleza. Pero en realidad se trata de tres Dioses, o un Dios triple, que tratan de imponernos bajo la pretensión y en nombre de la Unidad...'

    Más adelante sobre Jesús escribe:

    ' Algunos se escandalizan de que llame Profeta a Cristo porque ellos no le aplican el epíteto; les ha dado por  pensar que lo que hacemos ésto se nos puede acusar de Judaísmo o Mahometanismo, sin tener en cuenta que las Escrituras y los escritores más antiguos lo llaman el Profeta '

     

    Hasta aquí un resumen de los intentos reformistas de Servet. Hemos querido traerlo a presencia hoy, ya que leemos con frecuencia escritos de nobles personas que ansían la renovación de la Iglesia.Después de enterarnos que hay un nuevo Papa y que como Messi es argentino , creemos que el Galatasaray  lo tiene más difícil para ganar la Champions e ingresar Turquía en la Unión Europea.

    En nuestra modesta opinión, creemos que  los intentos de reforma son inútiles y que esos dignos  intentos están condenados al fracaso. Algo de naturaleza corrupta no puede renovarse. Va contra la lógica y la razón, y con independencia de que dentro de esas estructuras haya personas que no sean conscientes de dicha corrupción, y ellos mismos no tengan nada que ver con ella

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook