Blog 
HATI HATI
RSS - Blog de Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

El autor

Blog HATI HATI - Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Trabajador en un hospital.Colaborador de Revista Ulises(edit Liebre de Marzo), Webislam, Instituto de Indología y otros medios, ocasionalmente.Traductor(inglés-español) Free lance.Nací en Mahón,1971.Vivo en Palma

Sobre este blog de Sociedad

Trataré en la medida de lo posible de traer a presencia con la escritura enfoques que no son muy frecuentes en los medios de comunicación, así como traducciones.En la medida en que mi trabajo me lo permita, y no esté muy cansado, trataré de actualizarlo con frecuencia.Posiblemente introduzca fotos h...


Archivo

  • 05
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La creencia y la nobleza de carácter

    Aunque El Corán contenga los relatos más imprescindibles,  esenciales y hermosos que los hombres deban conocer, hay que resaltar las pruebas que remiten a la Verdad. Quién no ve esto, lo ve falseado.

    En el diálogo con el intelecto y el corazón debe haber interactuación. El Corán responde a los que niegan a los Profetas-Paz y bendiciones de Allah sobre todos ellos- y se desentienden del Creador-Alabado y ensalzado sea- poniendo los elementos probatorios para el intelecto.

    (35)¿O es que acaso han sido creados espontáneamente o se han creado a sí mismos?

    (36) ¿ O han creado los cielos y la tierra?

    Por el contrario; no tienen certeza.

                                                                                                52 Sura del Monte

    (190)  Es cierto que en la creación de los cielos y la tierra y en la sucesión del día y la noche, hay signos  para los que saben reconocer la esencia de las cosas

     

                                                                                                                         3 Sura de la familia de Imran.

     

    (6) ¿Es que no ven sobre ellos el cielo, cómo lo hemos edificado y embellecido, sin que haya en él  ninguna grieta?

    (7) ¿ Y la tierra cómo la hemos extendido y cómo hemos puesto en ella cordilleras y hemos hecho crecer toda clase de espléndidas especies?

    (8) Que son una evidencia y un recuerdo para todo siervo que sólo se mire en su señor

                                                                                                                                50. Sura de Qaf

    El Corán proyecta los elementos probatorios que llevan a la existencia de Allah. La esencia misma del Corán se basa en la unificación con Allah.

    (61) Y si les preguntas quién creó los cielos y la tierra y subordinó al sol y a la tierra, sin duda que dirán : Allah

    ¿Cómo entonces inventan ?

                                                                                                                  29.  Sura de la Araña

    (31) Di: ¿Quién os provee del cielo y de la tierra?. ¿Quién tiene en su poder el oído y la vista ?. ¿Quién  hace salir lo vivo de lo muerto y lo muerto de lo vivo ?. ¿Quién rige el mandato ?

    Dirán : Allah. Di entonces : ¿ Es que no vais a temer?

                                                                                                         10. Sura de Yunus.

    Veamos ahora pruebas lógicas de unificación en la Divinidad.

    (22) Si hubiera en ambos* otros dioses que Allah, se corromperían. ¡ Gloria a Allah, el Señor del Trono, por encima de lo que le atribuyen!

    *( entre el cielo y la tierra)

                                                                                             21 Sura de los Profetas.

    (91) Allah no ha tomado  hijo alguno ni hay con El ningún dios. Porque si así fuera cada dios se llevaría lo que hubiera creado y se dominarían unos a otros.

    ¡ Ensalzado sea Allah por encima de lo que le puean atribuir !

                                                                                                  23 Sura de los Creyentes.

    (42) Di : Si hubiera  con El otros dioses , como dicen, buscarían el medio de acceder al Dueño del Trono.

                                                                                                     17. Sura del Viaje nocturno.

     

    El Corán toma en el elemento de la unificación divino la base del mensaje. Esto crea una obligación en el elemento de adoración sin asociarle ningún elemento.

    (102) Ese es Allah, vuestro Señor. No hay dios sino El, el Creador de todo. Servidle pues.

    El es el guardián de todas las cosas.

                                                                                                                    6. Sura de los Rebaños.

    Sus esencias son creadas para establecer un lazo entre El Señor y  su siervo cuyo depositario es el corazón, la huella es la sensibilidad, el sosiego en dicho corazón. Ese vínculo es un elemento de apoyo y anhelo que crea un sentimiento de temor, y la adoración pasa a realizarse como si el creyente viese a Allah. El tiene unos mensajeros y hablan de su propio Creador

    (2) ¿Les resulta sorprendente a los hombres que hayamos inspirado a uno de ellos: Advierte a la gente y anuncia a quienes creen  que tienen un precedente verdadero  junto a Su Señor ?

    Los incrédulos dicen : Este es , en verdad, un mago evidente.

                                                                                                                            10. Sura de Yunus

    El corazón, insistimos, es el depositario o  y cuando adoras a Allah, aparece la sensibilidad. La creencia en lo no- visto es el elemento esencial. Los mensajeros o Profetas-Paz y bendiciones de Allah sobre todos ellos- son hombres. Vemos en El Coran la causa

    (95) Di : Si hubiera en la tierra ángeles que caminaran tranquilamente, haríamos descender desde el cielo  un ángel  que fuera un mensajero para ellos.

                                                                                                    17 Sura del Viaje Nocturno.

    La misión de los Profetas  es dar buenas notícias y advertir, sevir de advertencia. Dentro del Corán , de la multitud de Profetas, todos ellos tenían un solo trabajo: la unificación con Allah , prohibir el asociacionismo que corrompe el intelecto, la nobleza de carácter y sus acciones derivadas de ésta. Los Profetas vienen a reformar y eliminar la corrupción. Los Profetas elevan la nobleza de carácter contra todo lo que degrada la relación con Allah. En el Corán se nos insiste en  que meditemos. Por ejemplo,  en una aleya, Allah nos dice,... ¿ te has parado a pensar...?

    Hud se enfrentó a los tiranos. Saleh a los derrochadores. Lut se enfrentó  a la corrupción del desvío sexual. Suhaib contra la injusticia y la corrupción económica. Musa(Moises) contra la corrupción política y tiranía asociada con la divinidad, el faraón mantenía un sistema represivo general. y así...

    Todas estas lacras a la que se enfrentan los Profetas-Paz y bendiciones de Allah sobre Todos Ellos- vienen dadas por el asociacionismo. La Torah (Antiguo Testamento) y el Inyil ( el Nuevo testamento)fueron tergiversados, mas Allah, alabado y ensalzado Sea-, protegió el Corán que fue inmediatamente memorizado, al manifestarse El Sello de la Profecía, el Profeta Muhammed, Paz y bendiciones de Allah sobre El, su Família y sus compañeros. Con el último Profeta se  cerrará el ciclo de la profecía. Acabamos con un hadiz(sunna) del Profeta Muhammed, Paz y bendiciones de Allah sobre El, Su família y sus compañeros.

     

    Las mejores personas en su práctica del Islam son aquellas que son mejores en su nobleza de carácter.

    Los más completos en su creencia son aquellos que son mejores en su nobleza de carácter.

    Los siervos más amados por Allah son aquellos que son mejores en su nobleza de carácter.

    Lo mejor que puede dar un ser humano es su mejor nobleza de carácter.

    No hay nada más pesado en la balanza de un creyente en el Día del Levantamiento que el carácter noble.

    El creyente llega a estar en el mismo nivel del que ayuna y vela por la noche con su nobleza de carácter.

    Y aún más, el siervo alcanza con su carácter excelente nobles niveles en el Día del Jicio Final.

    La nobleza del carácter derrite las faltas igual como derrite el agua la nieve

    El mal carácter o el mal comportamiento estropea las obras o las buenas obras igual como el vinagre estropea la miel.

     

    PD: No puedo precisar con exactitud el Sabio sobre el que baso estas reflexiones, en mi libro de notas no queda claro, pudiera ser el Dr Ramadan Al-Bouti, pero no está claro... 

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook