Blog 
HATI HATI
RSS - Blog de Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

El autor

Blog HATI HATI - Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Trabajador en un hospital.Colaborador de Revista Ulises(edit Liebre de Marzo), Webislam, Instituto de Indología y otros medios, ocasionalmente.Traductor(inglés-español) Free lance.Nací en Mahón,1971.Vivo en Palma

Sobre este blog de Sociedad

Trataré en la medida de lo posible de traer a presencia con la escritura enfoques que no son muy frecuentes en los medios de comunicación, así como traducciones.En la medida en que mi trabajo me lo permita, y no esté muy cansado, trataré de actualizarlo con frecuencia.Posiblemente introduzca fotos h...


Archivo

  • 29
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    España en su historia(I)

    Este verano hemos leído con mucho placer , entre otros libros, España en su historia, del eminente historiador , Américo Castro. En otro artículo citamos algunos párrafos de este excelente y luminoso libro. Hemos tomado numerosísimas notas de este libro y hoy, nuestra intención es exponer algunas de ellas, sin reflexionar , ni apenas añadir comentarios a ellas. Lo primero que me gustaría apuntar es que Américo Castro escribe muy bien, el placer estético que me ha producido su estilo literario es equivalente a la agudeza y talento de sus conclusiones sobre la literatura e historia de España, fruto de sus intensas y largas reflexiones sobre sus investigaciones. El hecho de que escriba muy bien se explica debido a que este hombre tenía un conocimiento total de la literatura española y europea, y cuando hablamos de la primera incluímos a la hispano-árabe , y a la hispano-judía.  Escribe en la página 186, ' la historia es vida entretejida y no un acontecer abstracto '. Tal vez esta visión suya sobre la historia lo entronque con Ibn Jaldún, el historiador tunecino que vivió en el siglo XIV. Ibn Jaldún de adelantó varios siglos a la historiografía europea  e instauró el sujeto colectivo de la historia, así como la innovadora visión de conocer el pasado por el presente además de escribir o esbozar una Historia Universal. Varios siglos antes de que lo hicieran los europeos en sus textos aparece el positivismo, la historia mundial y la historia económica y social, entre otros destacados avances.

    En España la historiografía eran crónicas designadas por los propios reyes.  Quizás una de las claves para entender los estudios de Américo castro sea ésta :'...desde el siglo XI (en España) hay una necesidad de enfrentarse con el Islam en armonía con él, y en oposición a él '. La creencia en Santiago( a imagen y semejanza de La Meca y del Sello de la tradición profética) se sustituirá pasado el tiempo por la de los Reyes Católicos. Los templarios con su iniciación masónica y ritos judíos se convertirán en banqueros de los reyes y se ' desdivinizarán ' casi totalmente. En España habrá una ' fusión y una confusión de lo humano con lo divino '.

    Estamos exponiendo de manera tal vez desordenada algunas conclusiones del autor para aproximar al lector a tener una cierta idea de la simbiosis cultural que se produce en la Edad Media española, y con posterioridad, aunque muchas veces ni los mismos españoles hayamos sido conscientes de ello.

    En el siglo XV aparecerá el ' señoritismo ' que se relaciona con ' ocio, sensualidad, y mal empleo de los privilegios añejos a poseer riqueza '. Parece que esta lacra durante la segunda mitad del siglo XX y principios del XXI, incluso ha creado una industria relacionada con información -siempre irrelevante- de estos parásitos y parásitas, con notable éxito entre el pueblo.

    ' Desde el siglo XV la literatura ha solido ser expresión del humor descontentadizo de los españoles frente a las fuerzas directivas de su propio país(La Celestina, El Quijote, la novela picaresca, el Alcalde de Zalamea, etc '), escribe el historiador(pág 194).

    Américo Castro disecciona y analiza con brillantez la inmensa deuda de la literatura española con la hispano-musulmana o árabe. Si anotásemos todas ellas este texto se haría demasiado largo, y hoy no es nuestro propósito incidir en éstas, sino que lo que pretendemos es aproximarnos a la esencia de sus estudios.  Esta deuda no se circunscribe sólo a la creación literaria, sino que se extiende a aspectos culturales, históricos o antropológicos, siempre tamizados por la religión católica ínsita en la estructura del Estado, y a la vez oculta la fluencia e influencia que desemboca en una confluencia no reconocida. Américo Castro conoce el Sagrado Corán, la biografía del sello de la Tradición profética y la literatura árabe. Eso le lleva a relacionar e interelacionar todos los aspectos de la literatura que se crea después de la caída de Al-Andalus, pero insisto que sus reflexiones son extensibles a muchos otros aspectos de la vida de los españoles.

    ' Pensadores como Luís Vives, Unamuno y Ortega y Gasset, recuerdan más bien a Averroes, Ibn Hazm e Ibn Jaldún  antes que a Aristóteles, Descartes y Kant ', escribe Américo Castro. Por ejemplo refiriéndose a Ramón Llull escribe . ' ...la mística de Ramón Llull tendría que ser cuidadosamente  estudiada en relación con el sufismo  y especialmente con las doctrinas de Al-Hallay '

    Si analizamos aspectos históricos del libro , esta breve reseña aproximativa, dejaría de serlo, ya que éstos se entrelazan con otros en el tiempo. Otro día quizás los abordemos. Hoy nos conformamos con presentar algunos asuntos que , si Dios quiere, pueden dar una idea al lector de la visión de Américo Castro de la historia de España, entendida ésta como una amalgama y fusión de las tres culturas del libro con preminencia a nivel de influencias de la islámica. Acabamos por hoy transcribiendo literalmente un párrafo que creemos que sigue siendo muy actual. No es que el resto de los contenidos no lo sean. Todo lo contrario. No obstante seleccionamos el que presentamos a continuación :

     

    'La gran tragedia del ser humano , más aguda hoy que nunca, radica en la fatal opción entre tener que negarse a la totalidad de uno mismo y deshumanizarse, o tener que renunciar a la solución de los problemas que la vida depara al pensamiento del hombre. El musulmán a la postre prefirió esto último y renunció al conocimiento; el español ha vivido indeciso entre ambos rumbos, prefiriendo  resueltamente el primero, y con la angustia de caminar sólo lentamente por el segundo(pág 259)

    Creemos que analizar la razón de tal disociación podría llevar a una revisión crítica de España,  Europa y Occidente, así como a estudiar  y desentrañar la causa que motivó que el mundo islámico dejase de irradiar  su esplendor con la consiguiente pérdida que sufrió la humanidad. Tal vez del auge de Occidente sólo hayan acabado por beneficiarse las élites del mundo ' civilizado '. Cuando el Islam resplandecía creemos que se benefició toda la humanidad. Podemos afirmar que al musulmán no le dejaron ' solucionar los problemas que la vida depara al pensamiento del hombre '. Es decir, le obligaron a ' renunciar '...Esto no implica sostener que la causa de la decadencia del mundo islámico no fuera también responsabilidad de los propios musulmanes, al menos en parte. En otro artículo de este blog( Véase Visión de Al- Andalus en Al- Bouti), el sabio antes mencionado apunta a estas  causas que no vamos a repetir hoy

    En todo caso concluimos que la limpieza de sangre ejercida por el nacional-catolicismo no acabó con las influencias islámicas y que la  primera alianza judeo- cristiana( en la corte de Alfonso El Sabio y en el círculo de Jaume I había numerosos consejeros judíos ) extensible en la historia no sólo hispánica, ha continuado tomando múltiples influencias del conocimiento luminoso islámico. Analizar la expulsión de los judíos de España llevaría tiempo y si Dios quiere, lo haremos en próximos textos

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook