Blog 
HATI HATI
RSS - Blog de Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

El autor

Blog HATI HATI - Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Trabajador en un hospital.Colaborador de Revista Ulises(edit Liebre de Marzo), Webislam, Instituto de Indología y otros medios, ocasionalmente.Traductor(inglés-español) Free lance.Nací en Mahón,1971.Vivo en Palma

Sobre este blog de Sociedad

Trataré en la medida de lo posible de traer a presencia con la escritura enfoques que no son muy frecuentes en los medios de comunicación, así como traducciones.En la medida en que mi trabajo me lo permita, y no esté muy cansado, trataré de actualizarlo con frecuencia.Posiblemente introduzca fotos h...


Archivo

  • 02
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    En la Tierra del Faraón

    En la Tierra del Faraón

     
     
     
     
     
    Oigo los gritos de una mujer pariendo
     
    sola en el centro de una autopista,
     
    de entre los restos del ojo rampante
     
    la madre como agua de lavanda se abre…
     
    En la pradera Mayo auspicia alumbramientos,
     
    alma expuesta a ser  leño o cadáver junto al sueño
     
    de un ciego que no supo de la luz, breve inicio
     
    al contacto de un mundo en ejercicio.
     
     
     
    Vuelve el eremita  Antonio en la tebaida y sufre
     
    en conmiseración por un hombre retozándose
     
    en el desierto sin la ansiada azumbre
     
    con la que untar sus labios quemados.
     
    Dile al muerto que el cielo vierte música
     
    y hay néctar y venenos y fruta fresca
     
    y dicha no gastada y niños y pájaros.
     
     
     
    También glaucas norias de loto al borde
     
    del Nilo, tinta de Esparta y huestes de hombres
     
    como los de antaño. En sus rostros año cero
     
    en los ojos, como tigres sobre olas el sabio ánimo.
     
     
     
     
     
    Miradlos.
     
    Sobrevivieron el aparato de la captura,
     
    libres como el vuelo de un águila tímida
     
    juntos como Cristo cuarenta días.
     
     
     
    ¿Cruzarán el límite intruso que castra
     
    acre y nocturno el brío más puro?
     
    En cantos de siervo hondo se abalanzan
     
    generaciones, días desangrándose
     
    en el erial – como herida hueca de óxido-
     
    en forma de humo, uniformes, cárceles
     
    y manicomios, sangre y letra aceitosa
     
    se va la luz vertebrada en pompa macabra.
     
     
     
    Ante la grulla inasible orando.
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook