Blog 
HATI HATI
RSS - Blog de Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

El autor

Blog HATI HATI - Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Trabajador en un hospital.Colaborador de Revista Ulises(edit Liebre de Marzo), Webislam, Instituto de Indología y otros medios, ocasionalmente.Traductor(inglés-español) Free lance.Nací en Mahón,1971.Vivo en Palma

Sobre este blog de Sociedad

Trataré en la medida de lo posible de traer a presencia con la escritura enfoques que no son muy frecuentes en los medios de comunicación, así como traducciones.En la medida en que mi trabajo me lo permita, y no esté muy cansado, trataré de actualizarlo con frecuencia.Posiblemente introduzca fotos h...


Archivo

  • 22
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    En la ciudad sumergida. José Carlos Llop

      Agradezco la escritura de este libro necesario del que he aprendido y he gozado de su lectura de más de 300 páginas. Hace tres o cuatros días cuando lo empezaba, sentí algo especial ya que, salvando las distancias, tengo puntos en común con el autor. Soy hijo de miltar(marino)y profesor, un hermano mío murió en Mahón cuando yo tenía un año, la casa donde crecí en El Terreno estaba muy cerca del colegio francés y el club inglés y bastantes escritores que el autor cita me interesan, o me han interesado, siendo más preciso. Otros muchos, no los he leído, y si Dios quiere, algunos de ellos trataré de leerlos. Otros puntos en común serían la amistad con Cristóbal Serra, algunas pasiones-tal vez comunes- entre los isleños, y cierta " grima " hacia la insanía e hipocresía que con frecuencia se mueve en la cofradía de escritores y algunos artistas( no todos) en la isla, algo que siendo sincero, me aleja física y conceptualmente de ese (infra)mundo. En realidad, hace ya bastante tiempo que encontré la paz en la isla viviendo aquí como lo hace un extranjero, un exiliado en su propia tierra. Sólo el trabajo( que no es poco) y unos pocos amigos que conservo desde mi primera juventud hace que conserve raíces aquí, además de mis padres( no mallorquines) y mi hermana, y, ahora, mi hija, que sí son mallorquinas.

    El libro está muy bien escrito y pensado. Con 20 años o poco más, asistí a una memorable conferencia de Matías Vallés en la antigua Facultad de Derecho cuyo título exacto no recuerdo pero que versaba sobre la Mallorca universal, el mar y todos los artistas y creadores que pasaron por aquí. Fue luminosa para mi y de alguna manera, me alegró la vida ya que en ese momento yo estaba en la U.I.B y el ambiente sombrío y cerrado que vivía allá contrastaba como la noche y el día con la Luz multicultural de mi barrio, El Terreno. En realidad, buena parte de mi vida la dediqué consciente o inscontientemente a desentrañar el misterio de qué habia pasado con la luz, la alegría y la libertad que veía de niño y adolescente en el barrio y que, al empezar a salir de noche, bien entrada la segunda mitad de la década de los ochenta aún se respiraba algo de esa libertad perdida y una fraternidad  bastante extendida que, con frecuencia, acribillaba el clasismo social. Este libro algo proustiano, o memorístico, tiene tantos elementos sobre los que detenerse y reflexionar que es imposible aquí dar cuenta de todo y muy difícil para mi no proyectar una visión personal sobre cada valiosa reflexión del autor. Trataré de no extenderme...

    El capítulo La Ciudad sobre la nieve es muy hermoso. Para todo isleño la nieve tiene un componente mágico. Nunca olvidaré la primera vez que vi la nieve en Palma. En el colegio nos dejaron salir al patio, fuera de la hora de recreo, para verla y jugar con los débiles copos, como tampoco olvidaré la alegría de mi mujer el año pasado cuando llegamos a Núria en el tren cremallera desde Barcelona, y contempló extasiada la nieve apresurándose a salir del tran para tocarla por primera vez en su vida a los 29 años. En Indonesia no hay nieve pero hay magia y poesía...

    Del capítulo V , La Ciudad de mi padre, extraigo una frase del escritor que daría mucho juego para relacionarla con Mallorca, el Rey, EEUU,Bilderberg, y la " transición ": "...La mente del Estado es sucia, como sus cloacas...". Revelador del carácter isleño( y madrileño) es el encuentro entre Llorenç Villalonga y César González-Ruaño.

    " Siempre he sabido que la intuición y el sueño son dos formas poéticas del conocimiento..."

    Uno de los más gratos descubrimientos del libro es el del pintor Antonio Gelabert, el capítulo IX Gelabert como metáfora me ha interesado mucho. Me gustaría leer-si existiera- esa " vaga teoría justificatoria sobre la indecencia de la utilización del arte como mercancía ", además de contemplar sus obras. Como al Sr Llop, la música de Maria del Mar Bonet me emociona. Es muy cierto lo que señala el autor refiriéndose a la quema en una nave de las afueras que el gobierno autonómico tenía para guardar patrimonio artístico al escribir : "...atávica desconfianza local hacia lo público y una extendida conciencia insular de que el arte sólo es en función de su valor dinerario ".

    En este sentido, me permito introducir una anécdota. Cuando regresé de Londres entregaba  un reportaje o trabajo en la conselleria de cultura, en atarazanas, allá por el 97 sobre arte aborígen(todavía no había leido a Chatwin ) australiano que detallaba una crónica y síntesis de diversas exposiciones simultáneas que se habían exhibido en la City en el 96. Lo hice para ver si les interesaba publicarlo. Tiempo después, como no llamaban, me presenté para ver qué pasaba y recuperar mi trabajo. Nadie sabía nada. " Se había perdido...". Fuí muy bisoño al no quedarme una copia.

    El capítulo 13 Vanitas, Vanitatis es excelente. Me he reído mucho con la escena del Archiduque Luís Salvador de Austria en el Grand Hotel. Es muy mallorquina. También  con la " extraña " condecoración a un president de la comunitat y todos esos fantasmagóricos personajes que lo rodearon y que quedaron registrados en un reportaje  títulado como " La Medalla del exorcista ".

    Poco o nada me intresa la nobleza mallorquina, ni siquiera desde el punto de vista histórico y como musulmán considero el catolicismo un terrible error conceptual. La última vez que entré en iglesias fue en 2008 en Goa y Kerala con el objeto de hacer un trabajo sobre el cristianismo en esa parte del mundo. Por supuesto que los evangelios contienen Verdad pero no toda la Verdad. El que más se acerca a la Verdad y el único que estuvo y conoció a Jesús-Paz y bendiciones de Allah sobre Él- es  Bernabé y ahí leemos que Jesús no murió en la Cruz, que no es hijo de Dios y que anuncia la llegada del sello de la tradición profética el Profeta Muhammad, Paz y bendiciones de Allah sobre El, su Familia y sus compañeros. Desde el punto de vista religioso, espiritual puedo tener más cosas en común con un judío( que rechaze el sionismo) que siga la Torah y no el Talmud, que con un católico. Los primeros adoran a un solo Dios , sin intermediarios. Los segundos son trinitarios( la trinidad es una aberración intelectual), adoran a Santos, etc, e imponen asociados en la adoración del siervo a Su Señor. En este sentido, los musulmanes isleños o españoles de hoy nos sentimos a veces como podía sentirse el Sr Ramón Aguiló en la década de los cincuenta y sesenta del siglo pasado. A veces debemos " acarrear una culpa atávica e indeleble que nada tiene que ver con mi(nuestra) conducta ". Comparto con el Sr Llop los elogios hacia la lucidez del Sr Aguiló como articulista y en mi opinión, fue un político con responsabilidades muy digno y limpio.

    Si el  antisemitismo "es una forma de barbarie ", la islamofobia entra en esta etiqueta y añado que el nazismo es un estado mental allende las ideologías.

    Cuando José Carlos Llop reverbera el paso de Albert Camus en la isla no anota lo que Camus escribió sobre la catedral. En mi opinión su juicio estético tiene mucha importancia.

    Robert Graves, las alemanas, Formentor, el Ciudad de Sevilla encallado de la mano de mi padre en el dique del oeste, los versos de Pessoa que el autor adopta como " mantra ". Otra coincidencia. Desde la adolescencia tengo memorizados éstos de Pessoa: " Sé todo en cada cosa/ pon cuanto eres / en lo mínimo que hagas /Asi la luna entera/ en cada lago brilla/ porque alta vive /.

    El capítulo 23, La Generación Perdida es excelente. No conocía a Gabriel Alomar, ni a Jacobo Sureda y desconocía que Mario Verdaguer, al que si Dios quiere voy a leer, hubiese traducido a Ernst Jünger, escritor que me apasiona desde hace años. Asimismo conocía muy superficialmente el paso de Borges por la isla que el Sr Llop describe describe con talento, así como la relación entre Villalonga y Cela.

    El capítulo 25 El Sabio Chino dedicado a Cristóbal Serra obviamente me ha interesado mucho. En referencia a " los poderes de médium " o " espiritismo intelectual " de Cristóbal Serra con otros escritores le doy un crédito total más allá del sentido del humor de Cristóbal porque yo lo he experimentado. No sé si con otros escritores pues jamás he invocado a nadie pero sí con personas desaparecidas hace mucho tiempo en determinados lugares. Ya siendo musulmán, la lectura del libro El Mundo de los Genios y los Demonios de Omar S. Al Ashqar(International Islamic Publishing House) me permitió racionalizar el fenómeno. Muy acertado escribir por parte del Sr Llop que Cristóbal Serra nos enseñó : "...cómo había que sobrevivir en una isla donde la sabiduría es pecado y la codicia, un dios menor muy glorificado ".

    Andrés Ferret es otro autor que me gustaría leer, si Dios quiere. Escalofriante lo de la rosa enviada al hospital...

    Graves otra vez, Papeles de Son Armadans, Gomila Square, el Chotis, Bert(amigo), Maruja, Ayers, The Animals, Kinks, Lenon y así hasta llegar a Barceló, y la ciudad sumergida. Yvuelvo al principio del texto. Escribía que buena parte  de mi vida fue tratar de saber qué había pasado con la luz, las personas alegres, disidentes y libres que había visto en mi barrio El Terreno cuando jugaba en Gomila Park, o cruzaba la plaza para llegar al parque del Mediterráneo, o atravesaba dos de mayo para jugar y explorar el bosque del castillo de Bellver y sus piedras y cuevas llenas de historia. ¿Qué había pasado ?, ¿Por qué se había pasado de la luz a las tinieblas "?

    Cuando tenía ocho o nueve años estaba jugando en la orilla de la playa de Illetes. En un cubo con agua tenía camarones que había atrapado con el salobre. También había una estrella de mar roja y un caballito de mar. Algún tiempo después vino mi padre que estaba en pleno verano dentro del coche estudiando, o algo así. Estaba muy contento, radiante. Levantó mi frágil cuerpo y lo elevó hacia la inmensidad de un cielo Azul, purísimo.

    Sobre la arena le inquirí: " Papá, ¿Por qué estás tan contento ? " Porque he resuelto un problema de matemáticas que trataba de entender desde hacía siete años y esta tarde lo he resuelto...", dijo

    Yo por mi mismo jamás hubiese podido resolver el misterio de por qué declinó la luz en mi barrio y con ella, las gentes y no sólo en la isla. En India aprendí experencial y teóricamente que todo, todo está interelacionado. Nada más allá , está en Chuantz-Tzú y unos famosos versos de Octavio Paz. Una noche, el Señor de los Mundos en su bendita Misericordia , cuando me encontraba en la oscuridad interior más absoluta, quiso que viera escenas del pasado y del futuro, caminando entre lágrimas una noche solo desde El Terreno hasta Son Sardina, y al llegar a mi casa de entónces, me postré. Era musulmán. De las tinieblas a la Luz, inch-Allah

    Sólo dos personas entendieron esto. Un traumatólogo del hospital, buen amigo mío y Cristóbal Serra.

    Concluir este texto con las ausencias de este  excelente libro y una breve reflexión. Tal vez incluir a Miguel Ángel Velasco, un excelente poeta muerto prematuramente con un dominio del lenguaje asombroso , desde mi punto de vista, hubiese sido pertinente. O a Joan Mascaró. Se me dirá que era de un pueblo y que no vivió en Palma, sino que residió en Inglaterra y Asia.. Su universalidad, su talento el hecho de ser un precursor de la contracultura, su amistad con George Harrison, su inmenso talento como traductor y orientalista, etc, en mi opinión merece con creces estar incluído en el panteón de mallorquines ilustres. Y si se cita a Ramón Llull, se debe hacer lo mismo con Anselm Turmeda, el Orwell de su época. En mi opinión, lo que se presenta más frontalmente en la literatura y el arte de Mallorca, como Alpha y Omega son Ramón Llull y Miquel Barceló, mas en mi opinión, detrás de ellos es donde está lo más valioso, y ahí entran Turmeda-Mascaró-Serra, como clásicos verdaderos y en pintura no citar la estadía de la isla de Mati Karwlein, ese visionario exquisito que retrató como pocos la isla y que encantaba a Warhol me sorprende.No aparece Howard Marks.  Asimismo no citar el libro Los Vuelos Secretos de la CIA me resulta inaudito, la literatura no sólo es ficción, metáforas y símiles, por encima de todo es conquista verbal de la realidad. Más allá de esto, un libro excelente

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook