Blog 
HATI HATI
RSS - Blog de Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

El autor

Blog HATI HATI - Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Trabajador en un hospital.Colaborador de Revista Ulises(edit Liebre de Marzo), Webislam, Instituto de Indología y otros medios, ocasionalmente.Traductor(inglés-español) Free lance.Nací en Mahón,1971.Vivo en Palma

Sobre este blog de Sociedad

Trataré en la medida de lo posible de traer a presencia con la escritura enfoques que no son muy frecuentes en los medios de comunicación, así como traducciones.En la medida en que mi trabajo me lo permita, y no esté muy cansado, trataré de actualizarlo con frecuencia.Posiblemente introduzca fotos h...


Archivo

  • 29
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El Amor y las reglas del amor en las vidas ...

    Hoy introducimos las ideas básicas que desarrolla el sabio Dr M. Said Ramadan Al-Bouti en el libro EL AMOR Y LAS REGLAS DEL AMOR EN LAS VIDAS DE LAS PERSONAS, este libro ha sido traducido oralmente desde el árabe al español por un hermano en la mezquita . Está grabada dicha traducción.El Dr Al- Bouti es uno de los grandes sabios vivos del Islam en la actualidad. Sus lecturas diarias y charlas en la Gran mezquita de Damasco( desconozco si hoy con la  guerra en Siria siguen produciéndose)  congregan a miles de personas y es- entre muchas otras cosas- miembro también del High Council of Oxford Academy, y autor de una vasta obra.. En esta reseña sólo introducimos las ideas que son desarrolladas en profundidad en el libro.

    En el prólogo se nos informa que el autor después de haber investigado mucho llega a la conclusión de que no hay autores que hablen sobre el amor dentro del Corán. Se pregunta: ¿Qué es el amor ?. El Corán despierta el intelecto y propone conocer y reconocer a la Verdad, y ' avisar ' al corazón para llenarse de amor, pero sólo enfocado en primer lugar este amor hacia el Corán pues éste es un amor vivo. Insertar en primer lugar otro tipo de amor no hace bien al corazón. El autor asegura que los autores que enfocan el estudio del amor en el Libro de Allah lo hacen oriéntadolo hacia el nafs( los deseos, los placeres) que agradan al hombre. Muchos buscan liberar del amor los deseos, algo que es muy difícil. El énfasis de los estudiosos   está en el elemento intelectual para distinguir en este tema la Verdad de la mentira. El amor debe ser liberador, no sumiso. Los autores no escriben sobre los estados del alma. El Corán describe así el elemento del amor :

    1.-Amor entre Allah y el ser humano

    2.-Amor entre el ser humano y Allah

    3.-Amor entre los seres humanos.

    4.- El papel del amor en la vida humana.

    En el Corán leemos:

    (70) Hemos honrado verdaderamente a los hijos de Adam.

    Los llevamos por la tierra y el mar, les damos cosas

    buenas como provisión y les hemos favorecido

    con gran preferencia por encima de muchas criaturas.

                                                                                                    17.70

    En Sura de la Vaca leemos :

    (34)

    Y cuando dijimos a los ángeles: ¡ Postraros ante Adam!

    Se postraron todos menos Iblis(Satán) que se negó, se llenó

    de soberbia y fue de los rebeldes.

                                                                                                    2.34

    Allah depositó también un lazo de Divinidad, un soplo Divino enviando al hombre mensajeros(Profetas) para guiarlo. Estos elementos enfatizan el Amor de Allah por los seres humanos dotando al hombre de un espíritu( o soplo) celeste. El ser humano tiene que realizar esfuerzos y sin la ayuda de Allah éstos no pueden materializarse. Es obvio que la relación entre el hombre y Allah viene dada por la adoración y los actos voluntarios del hombre hacia su Creador.

    ¿Por qué esa majestuosidad ?

    Leemos en el Corán el diálogo que Allah-ensalzado sea- tuvo con los ángeles.

    (29) Y cuando lo haya completado y le haya insuflado parte de Mi espíritu,

    caeréis postrados ante él.

                                                                                                                              15.29

    (32-33) Allah es el que ha creado  los cielos y la tierra y hace caer agua

    del cielo con la que hace que salgan frutos que os sirven de provisión.

    Y os ha subordinado la nave que navega en el mar gracias a su mandato, y los ríos

    (33) Y os ha subordinado al sol y a la luna, incesantes, y a la noche.

                                                                                                                                  14.32-33

    Vemos la posición privilegiada del ser humano para Allah por su grado y excelencia.Vemos también una visión de nobleza, de grandeza con la que Allah distingue al ser humano. Esto es debido a que Allah facilitó la creación para el hombre. El elemento de nobleza, de distinción y excelencia está hecho antes que Allah otorgue la responsabilidad de llevar el mensaje. Por lo tanto, somos testigos de la bondad de Allah, Allah-ensalzado, alabado y glorificado sea- ennoblece al ser humano incondicionalmente. El fruto de la nobleza vino porque Allah se la otorgó sin pedirle nada a cambio. Antes de que llegasen los Profetas-Paz y bendiciones de Allah sobre Todos ellos- le sometió toda la creación al ser humano. El elemento de la creación fue un acto de amor hacia  él.

    No debemos confundir este amor con la misericordia, con el perdón. Allah le ha dado al hombre distintas responsabilidades y obligaciones. La nobleza es el centro sobre el que se proyectan otras virtudes. Aquí no se debe aplicar la fisolofía. El amor de Allah por el ser humano es anterior a cualquier idea. Estas virtudes son el resultado del propio amor, antes que el ser humano pueda merecerlo. Es importante apuntar que este amor es anterior a cualquier idea desarrollada por el hombre. Allah guía al intelecto con la Verdad. Esta distinción no se la ha ganado el hombre por si mismo. Es el Creador-ensalzado sea- el que se la otorgado.El amor de Allah es guía que beneficia al guiado. Vuelve a encauzarlo sobre el Camino y el resultado está en este mundo, y en el otro, ése es su fruto.

    Aquel que niega se siente superior:

    (18-19). ¿ Y quién es más injusto  que quién inventa una mentira sobre Allah? Esos serán mostrados ante su Señor y dirán los testigos: Estos son los que mintieron sobre su Señor. ¿No es cierto que la maldición de Allah caerá sobre los injustos que desvían del camino de Allah deseándolo tortuoso y no creen en la última vida?

                                                                                                                                                                                         11.18-19

    El amor puro está ligado con la finalidad y se traduce en cómo llevar las obligaciones y los deberes para que se beneficie el ser humano. Aquellos que responden positivamente  dialogan con Allah, y en este diálogo el amor se engrandece en su propio corazón. Aquellos que niegan este diálogo han perdido el amor otorgado ...

    Hasta aquí la introducción. Relataremos una breve anécdota que se aparta de los contenidos del libro de Al-Buti. En la época dorada de Al-Andalus, algunos Califas llamaban a personas sabias del pueblo para recibir consejos. Ellos sabían que la sabiduría venía siempre de las clases populares  y que la mejor manera de beneficiar al pueblo era consultar con aquellos miembros a los que Allah había dotado de un intelecto y un corazón puros. Todo lo contrario que ahora , en la que los políticos se asesoran con ' expertos ', banqueros, y miembros de esa parasitaria clase cuyos intereses son radicalmente distintos de los de las clases populares. Las consultas( elecciones ' democráticas ') son tuteladas por la banca y ' los límites del debate en este país( puede aplicarse a cualquier país occidental ) están establecidos antes de que incluso comiencen...', en palabras de un pensador. La brutal represión contra el movimiento del 15-m así lo prueba...

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook