Blog 
HATI HATI
RSS - Blog de Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

El autor

Blog HATI HATI - Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Trabajador en un hospital.Colaborador de Revista Ulises(edit Liebre de Marzo), Webislam, Instituto de Indología y otros medios, ocasionalmente.Traductor(inglés-español) Free lance.Nací en Mahón,1971.Vivo en Palma

Sobre este blog de Sociedad

Trataré en la medida de lo posible de traer a presencia con la escritura enfoques que no son muy frecuentes en los medios de comunicación, así como traducciones.En la medida en que mi trabajo me lo permita, y no esté muy cansado, trataré de actualizarlo con frecuencia.Posiblemente introduzca fotos h...


Archivo

  • 02
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Desde la colina del Amor, Bromo

     Bromo está situado a 50 kilómetros desde Malang, en el Este de Java. La entrada en el Parque Nacional Bromo Tengger Semeru , protegido desde 1919, es espectacular. Nada más empezar el ascenso el visitante queda sorprendido por la riqueza y exuberancia del paisaje. Los preciosos árboles, las flores, la majestuosidad de las montañas. Los impresionantes riscos, los cúmulos deshaciéndose en bellísimas formas como los pensamientos que se transformaban en bruma iridiscente, las colinas sembradas de una densa variedad de cultivos. El solemne silencio reconocido por las finas melodías de los pájaros. El verdor con una gran vastedad de progresiones y series.

    Describir el repertorio de tánto esplendor llevaría muchas más páginas y las palabras de todos modos, sólo podrían aproximar al lector a hacerse una idea de la magnificencia y el primor de la naturaleza en este lugar. Al llegar al pueblo cercano, en la montaña de Cemoro Lawang, como en muchos lugares de India, un grupo de nativos se disputan llevarnos a un lugar donde pasar la noche. En Indonesia, en los coches o todoterrenos está permitido que los cristales sean completamente opacos, al contrario que en España donde se reserva este ' privilegio ' a los coches oficiales. Como soy pule('guiri'), si estos comisionistas me ven , el precio se incrementaría notablemente. Así que mi mujer, y mi suegro me dicen que no salga del coche mientras ellos van a negociar. Llegan algún tiempo después, y seguimos a una moto que nos llevará a una casa donde pasaremos la noche. Hace frío, y después de meses sin hacerlo, me pongo unos calcetines y unas deportivas. Salimos a cenar algo, y nos retiramos. A las tres de la mañana nos viene a recoger un nativo muy simpático y con un inglés aceptable, con un jeep. Mi hija no se entera de nada, está completamente dormida. Un gran número de jeeps y motocicletas empiezan a dirigirse a esa hora hacia el volcán. El trayecto durante la parte que transcurre por caminos polvorientos parece un rally. Según nos dice el chófer , la última vez que hubo una erupción seria en el volcán, fue en 2010 aunque no hubo heridos, ni evacuados. 

    La primera parada es en la colina del amor(Bukit Cinta) siendo completamente de noche. Sólo recuerdo haber visto tántas estrellas en una playa de Formentera donde dormí hace años. En las imediaciones de Bukit Cinta tomariamos café, rezariamos el Fajr y veriamos uno de los amaneceres más sobrecogedores de nuestra vida. Desde lo alto de la colina del amor, con el volcán al fondo, a medida que la claridad iba despuntando, abajo la abundancia de cúmulos, primero como calígene cobalto, luego rojizas algunas de sus partes al desgarrarse la calima, dejaban entrever un paisaje que en ocasiones se asemejaba a los mejores cuadros de Turner y en otros derivaba con rapidez en bellísimos paisajes lunares que pudieran parecerse a algunos trabajos de Marx Ernst. No obstante, la naturaleza siempre es mejor que el arte.

    La atmósfera era tan imponente que en ocasiones algunos de las decenas de congregados emitían moderados respingos de asombro.

    Ya de día y sin frío, descenso prodigioso de la montaña subidos en el jeep y llegamos a la llanura que podría  ser descrito como una intersección entre un desierto y un paisaje lunar, con algo de  vegetación y pequeñas dunas. Allá hay un templo hindú llamado Pura Lahur Pot que es una construcción similar a las balinesas aunque difiere en los materiales de construcción, ya que este templo está edificado de piedras negras extraidas de los alrededores del volcán. Durante el festival hindú de Yadnya Kasada, los hindús de Probolinggo y algunas otras áreas, ascienden la montaña para ofrecer sacrificios lanzando al cráter del volcán frutas, arroz u otros alimentos. Esto tiene su origen en leyendas hindús. En concreto, de una que arranca en el SXV, en el que una princesa llamada Roro Anteng y su marido, Joko Seger, al no tener descendencia, según la leyenda rogaron a los dioses de las montañas que les respondieron con 24 vástagos y con la condición de que el veinticincoavo, llamado Kesuma fuera arrojado al volcán como sacrificio humano. Las supersticiones hindús hacen que todavía hoy algunos nativos hindús pongan en peligro sus vidas adentrándose en los bordes del cráter para recoger ofrendas creyendo que eso les traerá suerte.

    En perspectiva , comprendo ahora la actitud de los musulmanes indios. Cuando no era musulmán en uno de mis viajes a India visité Agra, donde se ecuentra el Taj Majal, y percibí en algunos de ellos, a través de algunas anécdotas que no voy a describir, cierto desasosiego. Todos los beneficios del Taj Majal que son un dineral y que como saben fue obra de musulmanes, se los queda el gobierno indio que en no pocos  Estados como por ejemplo, Uttar Pradesh,  les discrimina. En España la iglesia católica continúa saqueando la Mezquita histórica de  Córdoba, ya que no son suficientes los privilegios y prebendas que le otorga el Estado.

    En este lugar que estamos tratando de describir aunque hay musulmanes y mezquitas, la mayoría es hindú. Y por lo que hemos visto se benefician del turismo. Aquí hemos visto que en algunos lugares venden cerveza y circulan perros sueltos

    Estos días pasados-gracias a hermanos musulmanes españoles-  he descubierto a Talal Assad, conocía a su padre, el mítico Muhammad Assad, autor del imprescindible libro, El Islam en la encrucijada. Talal Assad(Medina, 1933), es musulmán, antropólogo y Profesor de la Universidad de Nueva York. Sus libros sobre post-colonialismo, Cristianismo e Islam y en especial, sus trabajos sobre Antropología del secularismo,  contribuyen de una manera clarividente a desmontar los tópicos que manejan la mayor parte de comunicadores o pensadores que aparecen en los grandes medios de comunicación, tipo Vargas Llosa o Levy. No he leído nada de él, pero sí que he escuchado en youtube conferencias suyas en inglés y en webislam , una entrevista subtitulada que les recomiendo

    Bien, Talal Assad pasó su infancia en Pakistán . Después de haber estudiado el tema de la partición de India, afirma en una entrevista que a pesar del entusiasmo inicial fue ' un error colectivo ' y aduce que  una de las razones es que ' los musulmanes que se quedaron en India están solos '.

    En una entrevista que hicimos en este blog a Enrique Gallud Jardiel, y que tendrá continuación, si Dios quiere, Enrique -autor de una Historia de la India- confirmaba que fue un plan diseñado por los británicos.

    En mi opinión son paralelas y no tan divergentes las teorías de Talal Assad con la visión de la historia de España que tuvo Américo Castro.

    Ya en la llanura, mi mujer y yo prescindimos de subir a caballos que -pagando- te pueden llevar hasta las mismas escaleras donde contemplar el volcán. Caminariamos en total cinco kilómetros con un penetrante olor a azufre y muchísimo polvo. Al parecer en otra ladera de la montaña nativos extraen minerales. Yo debí ponerme un pañuelo a modo de pasamontañas para protegerme del polvo, antes y después de contemplar el impresionante volcán que parecía una caldera donde las nubes fluctuaban  contrayéndose o creciendo y esparciéndose siempre en movimiento. El observador debía explorar los instantes con claros para ver el fondo  Luego fuimos en Jeep  a ver las consecuencias que dejó  una de las erupciones en una montaña cercana partida por dos. Una parte  con una vegetación espléndida y la otra arrasada, dejando un paisaje similar al de un planeta abandonado donde se hubiera deslizado la lava. El bello y desolador paisaje con el color negruzco de la arena en algunos lugares invitaba a desarrollar la imaginación e imaginarse el comportamiento de la naturaleza en una erupción

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook