Blog 
HATI HATI
RSS - Blog de Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

El autor

Blog HATI HATI - Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Enric G. de San Miguel Gutiérrez de San Miguel Figuera

Trabajador en un hospital.Colaborador de Revista Ulises(edit Liebre de Marzo), Webislam, Instituto de Indología y otros medios, ocasionalmente.Traductor(inglés-español) Free lance.Nací en Mahón,1971.Vivo en Palma

Sobre este blog de Sociedad

Trataré en la medida de lo posible de traer a presencia con la escritura enfoques que no son muy frecuentes en los medios de comunicación, así como traducciones.En la medida en que mi trabajo me lo permita, y no esté muy cansado, trataré de actualizarlo con frecuencia.Posiblemente introduzca fotos h...


Archivo

  • 30
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Cifras, Aforismos, Signos...

     Cifras, aforismos y signos.

    Cuenta Eduardo Galeano (1) que oyó decir una vez a Onetti “las únicas palabras que merecen existir son las palabras
    mejores que el silencio”. Él le dijo que era un proverbio chino pero más tarde Eduardo Galeano descubrió que era un
    proverbio hindú. Se diría que Cristóbal Serra (Palma, 1922) se ha atenido a una máxima parecida. Cada libro suyo
    está justificado, es necesario. No sobra nada. Desde el lúcido comentario exegético, a la sátvica (2) crítica del Poder.
    Desde el tránsito de la líquida poesía al sólido aforismo, o la magia del pensamiento hermético. De Lao Tsé a
    William Blake pasando por Heráclito, los profetas, Jesús, el Apocalipsis, las visiones de A. C. Emmerick, la
    asnología, Léon Bloy, Chuang-tzu y muchísimos clásicos más pasados por su exquisito tamiz, además de una ya
    brillante y extensa obra de creación. Algunos de sus libros se han traducido al alemán, francés, italiano, catalán y
    serbio.
    Don Cristóbal Serra abre la puerta de su casa. Desde mi humilde punto de vista, uno de los escritores españoles vivos
    más importantes, probablemente junto a Rafael Sánchez Ferlosio, Agustín García Calvo, Delibes, los hermanos
    Goytisolo, Pániker, Panero, Mendoza, Marsé, y seguramente otros. Nos invita a cruzar la puerta. Es un piso pequeño.
    Cuesta aceptar que un escritor tan grande viva tan humildemente. “Los gustos del público merecen palos, como reza
    el dicho popular. Los criterios de los críticos, palo doble, por la inexistente curiosidad de que dan pruebas. Sólo nos
    queda el orgullo lancinante que se convierte en treno o en simple lamentación“ -escribe Don Cristóbal en Con un solo
    ojo (1986)-.
    Ha pasado el tiempo y por fortuna algunos de los mejores escritores y críticos españoles y foráneos han elogiado su
    obra (Octavio Paz, Pere Gimferrer, Juan Perucho, Rafael Conte, Manuel Neila, Diego Doncel, etc.). Enrique Vila-
    Matas (3), probablemente el escritor español más laureado allende nuestras fronteras, escribió en una carta “la prosa
    más excepcional que conozco que un verso de Dante define con toda precisión: como nieve en los Alpes si no hay
    viento”.
    Comienzo poniendo a su disposición algunos libros que adquirí en mis viajes a la India A Treasury of Traditional
    Wisdom (Indica, edición a cargo de Whitall N. Perry).
    Parece muy interesante… Ah William Law. Yo tengo una lupa, es letra pequeña. Veo que es muy
    interesante…
    Es algo parecido a la Filosofía perenne de Aldous Huxley pero mucho más completo, lleno de la mejor tradición
    literaria místico-occidental y oriental, particularmente India. También le he traído, Don Cristóbal, un texto de Mirra
    Alfassa (París, 1878) “La madre”, esposa espiritual de Sri Aurobindo, (traduzco del inglés, desconozco si hay una
    versión española de este texto)… Un sueño.
    “…Debería haber un lugar en la tierra que ninguna nación reclamara como propio, donde todos los seres humanos de
    buena voluntad que tuvieran verdaderas aspiraciones pudieran vivir libremente como ciudadanos del mundo sin
    obedecer ninguna autoridad individual. Nada más que la suprema verdad, un lugar de paz, concordia y armonía donde
    los instintos de lucha del hombre fueran usados exclusivamente para conquistar las causas de sus sufrimientos y
    miserias; para someter su debilidad e ignorancia, para triunfar sobre sus limitaciones e incapacidades. Un lugar donde
    las necesidades del espíritu y la preocupación por el progreso se antepondrían a la búsqueda del placer y el disfrute
    material. En este lugar los niños serían capaces de crecer y desarrollarse íntegramente sin perder contacto con sus
    almas. La educación debería ser dada no para pasar exámenes u obtener certificados sino para enriquecer las
    facultades existentes y traer a presencia otras nuevas. En este lugar, los títulos y las posiciones serían reemplazadas
    por la oportunidad de servir y organizar. Las necesidades en conjunto de cada uno serían igualmente dispensadas para
    una intelectualidad, moralidad y espiritualidad suprema que sería expresada dentro de la organización general, y
    reflejada no tanto en un incremento de poder y placeres de la vida como en un aumento de deberes y
    responsabilidades.
    La belleza en todas sus formas artísticas: pintura, escultura, música, literatura, sería igualmente accesible a todos. La
    capacidad de compartir el goce que traería sólo estaría limitada por la capacidad personal de cada uno, no por razones
    sociales o financieras. En este lugar ideal el dinero no sería el rey soberano. El valor individual tendría mucha más
    importancia que la riqueza material y la posición social. Allá, el trabajo no sería un camino para ganarse la vida sino
    una manera de expresarse uno mismo y desarrollar las capacidades y posibilidades personales mientras se está al
    servicio de la comunidad como un Todo, del que se forma parte y que proveería la subsistencia individual de cada
    uno y la esfera de acción. En breve, sería un lugar donde las relaciones humanas -que normalmente están basadas casi
    exclusivamente en la competición y la lucha-, serían reemplazadas por relaciones de emularse, imitarse en la
    persecución del bien, con colaboración y hermandad real.
    La humanidad ciertamente no posee un conocimiento o consciencia suficiente para aplicarlo. La fuerza de la
    consciencia es lo más indispensable para poder ejecutarlo. Esta es la razón por la que yo lo llamo un sueño. Y todavía
    el sueño está en curso de llegar a ser una realidad. Esto es por lo que estamos luchando en el Ashram de Sri
    Aurobindo en una muy pequeña escala en proporción a nuestros limitados medios. La realización está lejos de llegar
    a ser perfecta pero es progresiva. Paso a paso, estamos avanzando hacia nuestra meta que esperamos que quizás un
    día podamos presentar al mundo como un práctico y efectivo camino para emerger del presente Caos y nacer en una
    nueva vida que sea más armoniosa y verdadera.” (La Madre, 1954)
    Don Cristóbal, creo que este texto podría ser un buen punto de partida para cambiar la educación en Occidente. (4)
    Seguidamente me muestra su versión de Chuang-tzu (Edicions Cort).
    ¿La conoce?
    No, Don Cristóbal, aunque haré por leerla.
    Don Cristóbal vuelve a adentrarse en A Treasury of Traditional Wisdom.
    Me parece un libro extraordinario… lo que pasa es que apenas puedo leer. Me levanto cada día a las cuatro.
    Tengo la vista muy cansada y apenas leo, leo muy poco pero he hecho últimamente una traducción de los
    cuadernos de Samuel Butler del inglés y bueno, aquello me cansó mucho y ya le he dicho a mi editor que ha
    editado todos mis libros en esta nueva colección que ya está bien. Yo he de descansar. Él me conoce mucho y
    sabe que yo no invento nada. Y hoy se lo he dicho a mi hermana. Le digo: “lo siento mucho”, siento decirle que
    no pero es que no puedo… no puedo… Cuando la letra es grande, es distinto, puedo leerla…La letra pequeña
    no puedo leerla. Algunos de estos libros que me ha traído no puedo leerlos. Yo tengo libros ingleses, ediciones
    del SXIX que son estupendas, por ejemplo, la de Thomas Carlyle, el Sartor Resartus no puedo ahora leerla, y
    son ediciones que ya son muy viejas. En otro tiempo se hacían ediciones con letra muy pequeña. Ahora es
    distinto. Es prohibitivo y mira dónde he llegado.
    Le he traído algunos libros más Don Cristóbal, alguno de los cuales estoy traduciendo del inglés. Este libro es en
    español, Doctrinas y enseñanzas Teosóficas de Madam Blavatsky.
    Ah si, yo leí Isis.
    Este el Thoughts and Aphorisms de Sri Aurobindo. Ah yo lo tengo en español pero como tengo tanto libro aún no
    lo he leído…
    Este otro es A short biography, the Mother (Sri Aurobindo Society, 1986) y este último Introduction To Theosophy
    and the Theosophical Society (Mohan Sundar Pandian) que estoy traduciendo. Se lo pongo a su disposición…
    ¡Cuánto trabajas! He de ser franco… Tú tienes una formación marcada basada en la Teosofía. Yo he
    encontrado en los escritos de este señor, René Guénon que era masón ilustrado (no porque fuera masón),
    Blavatsky -sí que era masona- pues René Guénon claro, a mí me ha resultado muy interesante porque llevo
    leyéndolo desde que era estudiante de Derecho en Madrid y bien, yo considero que es un hombre muy
    interesante y él diríamos que discrepaba de la Teosofía pero esto no quiere decir que aunque discrepara, él
    tuviera plenamente la razón porque hay cosas que he leído de esta señora que tienen interés. Pero yo creo que
    Guénon que era un hombre que después acabó en una secta mística del Islam, no diré exactamente los Sufíes,
    porque en el Islam, contra lo que la gente cree, hay muchas sectas místicas… Lo que pasa es que él creía que
    una cosa es el misticismo y otra la iniciación. Y tiene razón. No la iniciación puramente masónica…
    Tiene una tratado de la iniciación espiritual que no tengo aquí porque yo dejé muchos libros en la March.
    Bueno, y además era un hombre que como yo, cree que Occidente se ha desviado mucho…
    Hablaremos de eso Don Cristóbal... Hoy si le parece nos vamos a centrar en Diario de Signos (1980), Tanteos
    Crepusculares (2007) y si queda algo de tiempo en Efigies (2002)… No vamos a ir más allá…
    Muy bien, pero las sesiones no pueden pasar de hora y media, porque como ya te he dicho me canso… me
    canso mucho…
    Empezaremos Don Cristóbal con un par de preguntas un poco locales. En Diario de Signos Usted reverbera la costa
    de Andratx. ¿Qué siente al ver qué ha sucedido con ese lugar antaño tan hermoso?
    Hace 40 años que no voy porque me parece que es lo que dicen los ingleses “spoilt” (destruido, estropeado).
    Está completamente destruido y, bueno… aquel era un lugar, podríamos decir, casi primigenio. En aquellos
    días en que nosotros vivíamos después de la posguerra y antes de la guerra, y hay fotografías, yo nací en el 22,
    ya teníamos casa que mandó construir mi abuelo desde Barcelona y por tanto aquello estaba virgen. Para mí el
    Puerto de Andratx ha sido mi segundo nacimiento en el sentido que escribe Papini en un libro. Yo nací en
    Palma pero allí fue mi segundo nacimiento. Y he aprendido muchas cosas. No sé por qué. Y después de unos
    años hice una rememoración. Y esta rememoración es este libro: Diario de Signos en donde yo estaba atrapado
    mentalmente por la idea del signo que se diferencia del símbolo. Por ejemplo, Gómez de la Serna está lleno de
    signos pero yo tengo otra concepción del signo. Para mí es el signo una cabra, un pulpo, los cangrejos, el pez...
    Todo es un signo. Y me acerco casi desde un punto de vista metafísico. Y estoy aquí bajo una influencia
    oriental muy marcada. Sobre todo en los aforismos que hay en este libro. Y luego por otra parte se ve la
    naturaleza, que en este caso no tiene un aspecto siniestro, pues me interesa, porque el Mediterráneo, este
    Mediterráneo que yo gocé hace que éste (Diario de Signos) sea un libro luminoso. No es un libro sombrío… Yo
    a lo mejor tengo libros sombríos como por ejemplo Péndulo, El libro de Jonás, y mi visión del Apocalipsis.
    Pero en este caso diríamos he hecho un libro de remembranza con un recuerdo en el cual no hay demasiado
    realismo sino lo que hay es una transfiguración. Cito a Lao Tsé y después a Fray Luis de Granada que es uno
    de los clásicos españoles que no ha merecido mucha atención de los críticos, y yo creo que hasta era mejor que
    Fray Luis de León, sobretodo la Introducción al símbolo de la Fe, donde creo que es un poeta de las cosas y
    aquí yo también soy un poeta de las cosas.
    ¿Qué recuerdos tiene de la Guerra Civil?
    Tengo recuerdos muy vivos y dramáticos. Yo escribo en Las líneas de mi vida que el 18 de Julio del 36 abrí de
    par en par la ventana que daba a la bocana del Puerto de Andratx y bueno, no sé por qué me dio la sensación
    de que algo había y entonces fui andando hacia La Mola y me di cuenta de que habían puesto un dispositivo
    para que no pudieran pasar los que a lo mejor intentaban un desembarco porque había noticias en referencia
    a que se preparaba un desembarco en la isla que finalmente se produjo en Manacor. Y ya entonces más tarde
    también vi no las secuelas sino las consecuencias de ese desembarco que fue la reacción de un terrorismo que
    se produjo y que está en el libro Los grandes cementerios bajo la luna de Bernanos. Y entonces lo vi,
    sencillamente.
    Entonces había pocos coches pero nosotros en casa sí teníamos porque, dicho sea entre nosotros, yo pertenecía
    a una familia un poco pudiente y entonces pasamos y yo vi gente extendida en medio de la carretera. ¿Para
    qué? Para sembrar el terror, que en Mallorca esta era una cosa inédita podríamos decir. Históricamente
    porque había habido muchas luchas civiles y todo lo que tú quieras, pero lo que no se podía esperar es que
    tanta gente fuera víctima en la Guerra Civil. Y esto a mí me produjo algo que me separó durante toda mi vida
    y sobre todo en la época de la posguerra del régimen de Franco. Además era yo joven. Y todavía tenía más
    entusiasmo por las ideas del que hoy tengo, porque hoy tengo muy poco. Hay que reconocer que hubo terror
    en todas partes de España durante la guerra civil, pero aquí hubo un terror inesperado, inédito para lo que
    era la isla pero esto se explica por lo siguiente: porque Mallorca era una tierra muy conservadora y claro, no
    había muchos republicanos, y los pocos que habían se singularizaron. Muchas veces por algunos desmanes
    durante la República y claro, llevaron un registro de la mayoría, los que luego triunfaron.
    Y por supuesto había un censo de republicanos, de no republicanos, y de comunistas, que habían unos cuantos,
    etc. Y claro, sobre éstos recayó el terror. Le he dado una explicación que no han dado los historiadores.
    Gerald Brenan cuenta en uno de sus libros que España era una unión de repúblicas hostiles entre sí, muy difícil de
    gobernar, ya que cuando la derecha gobierna los nacionalismos se oponen con fuerza y viceversa, no son sus palabras
    exactas pero ésta es la idea básica. ¿Cuál es su opinión al respecto?
    Yo de Brenan he leído dos libros, uno, la Historia de la literatura española que tengo en inglés. Yo creo que
    más inteligente que Brenan fue Madariaga, que conocía más España. Yo no estoy con los nacionalismos. El
    nacionalismo exacerbado que conocemos y el nacionalismo exacerbado que se conoció en los tiempos de la
    República y que el mismo Azaña denuncia en los últimos tiempos en un libro escrito desde Francia antes de
    morir es el que a mí no me va bien. Yo creo que España es antigeminiana (5). Es una cuestión historicista. En
    España existe una unión. Lo que pasa es que es una amalgama muy curiosa porque yo tengo la idea que de
    Iberia salió el pueblo judío. Y entonces ya está dicho todo porque los vascos son tan mesiánicos como los
    judíos…
    Usted escribe en Diario de Signos, cito textualmente “Una sociedad que ha visto todos los avances de la ciencia pero
    que se ha entregado a las exigencias nefastas del ignorante...” ¿Puede desarrollar un poco esta idea?
    Bueno sí, yo creo sencillamente que ha recibido la masa una serie de conocimientos y que ella ha asimilado.
    Vivimos de lugares comunes y entonces al vivir de lugares comunes la masa es la que vive más de lugares
    comunes. Y claro, ha habido un avance, digamos, en el aspecto técnico que es lo que caracteriza a Occidente,
    pero desde otros puntos de vista, diríamos, ninguna elevación podemos esperar del demos, digámoslo así,
    digámoslo en griego.
    Volviendo a Mallorca, usted cita en el mismo libro que W.B. Yeats vivió en Mallorca en el invierno del 36 y que se
    marchó poco antes del estallido de la Guerra Civil.
    W.B. Yeats, efectivamente vivió en el invierno del 36 en la isla. Tengo unas cartas en algún lado. Vino con un
    hindú y tradujeron los Upanishads pero él estaba muy enfermo entonces de los riñones. Y acudió a los médicos
    de aquí, y por cierto, habla muy bien de ellos. Dice que lo trataron muy bien. Y se dedicó únicamente a
    traducir los Upanishads. Pero al mismo tiempo envió otras cartas muy interesantes desde aquí en donde habla
    de Robert Graves y le trata bastante mal. Le califica de Graves “el superior”. Marchó una vez que estalló la
    Guerra Civil. Y se fue a Francia donde murió. No recuerdo dónde.
    Ya que ha citado a Robert Graves en Tanteos Crepusculares critica abiertamente la labor de crítico de este escritor.
    Personalmente me gustan Los Dos Nacimientos de Dionisios el prólogo y gran parte del contenido de The White
    Goddess (La Diosa blanca), muchos de sus poemas breves y alguna de sus novelas. ¿Qué opinión tiene Usted de
    Robert Graves?
    Yo creo que era un hombre que tenía talento, es indudable. Pero tenía una dosis de orgullo muy propia, y
    perdón, de los Leo, que les caracterizan, pues he conocido a muchos con un especial orgullo. Era un hombre de
    un orgullo demoníaco, dicho sea entre nosotros. Claro, esto hace que él se creyera un genio. Y eso es lo que yo
    no acabo de aceptar. Que fuese un genio. Por ejemplo, yo le he oído hablar mal de Aldous Huxley, que era un
    hombre extraordinariamente inteligente y que estaba mucho más iluminado que él. Graves era un hombre
    demasiado egocéntrico para estar iluminado. Decía así de despectivo “Está enamorado de Greta Garbo”. Esto
    como ya digo es muy despectivo.
    O por ejemplo decir de un poeta que tan bien maneja el inglés y que es uno de los grandes de los últimos
    tiempos, T.S. Elliot. Es un gran poeta. Sus cuartetos son extraordinariamente musicales. Decía de él (T.S.
    Elliot), yo se lo he oído decir, “No cumplió el servicio militar” ¿Y a mí qué me importa si no cumplió el servicio
    militar? Esta forma despectiva me molestó siempre un poco. Debo ser sincero…
    Valoro su sinceridad Don Cristóbal. Reverbera en Diario de Signos ”Los buenos novelistas son bastantes más raros
    que los buenos hijos” que es de Oscar Wilde y luego escribe “Obras maestras se dan en poemas a veces raras veces
    en novelas o biografía”. ¿Sigue pensando lo mismo?
    Sigo pensando lo mismo desde hace muchos años. Tengo la idea de que muchas veces de las grandes novelas
    que se consideran por decirlo así impecables o geniales quizás habría que matizarlo. Por ejemplo El Quijote
    como no lo acortes y te desentiendas un poco de “los cuentos tontos del Quijote” que decía Macedonio
    Fernández, y de algunas páginas de la primera parte, pues es algo pesado. Por supuesto la segunda parte es
    genial. Pero bueno es un libro donde sobran muchas páginas. Y con otros libros pasa lo mismo. Moby Dick…
    Obras magistrales propiamente en novelas hay muy pocas. En cambio debido a que la poesía es una cosa más
    Absoluta, y al ser absoluta y el lenguaje preciso entronca con aquella frase de Confucio “Los concisos no
    yerran...” Hay una concisión y una riqueza dentro de ésta que por sí misma te satisface y que hace que no sean
    libros que tengan que tener páginas y páginas porque así lo exige o la Historia o el género como la novela. La
    novela exige extensión. Dickens era genial, pero leerás tres o cuatro obras y bueno…
    Personalmente, entre otros, me gustan mucho los libros de Thomas de Quincey, las novelas y ensayos de Camus.
    Casi todos los libros de ambos son muy buenos. Thomas de Quincey tiene una prosa muy brillante.
    En Diario de Signos escribe “la desventura viene de querer ser tan noticiosos que la lección de las cosas se nos
    escapa”.
    Bueno es lo que pasa con la televisión. La gente está ávida de noticias. Con la televisión la gente debería estar
    más satisfecha pero no podemos decir que la televisión sea más educadora. Todo lo contrario…
    Para mí, como creo que para Agustín García Calvo, es el primer instrumento del Poder.
    Y algunos, visto desde el punto de vista del bien y del mal, dirían que en la televisión hay la huella de Satán.
    Satán tiene el dominio del mundo.
    En Diario de Signos a propósito de Jonás habla de las ciudades, cito textualmente ”Las ciudades es que no tienen
    remedio. Dan claustrofobia si no se dejan a tiempo.” Personalmente pienso lo mismo. He vivido en Barcelona,
    Londres, Sevilla y cuándo viajo a India rara vez paso más de tres días en sus ciudades.
    Bueno yo creo que el surrealismo nace de que todos vivieron en París y tenían claustrofobia (risas).
    En el mismo libro cuando lee a Madam Flower...
    Existió, se llamaba Bárbara Flower...
    ...cita textualmente “Borrad el garabato que el diablo ha grabado en vuestras almas” de las homilías de de San Juan
    Crisóstomo. Luego añade que esto es aplicable a la pintura contemporánea de la época por lo que ésta tiene de
    garabatesca y amenoide. En una entrevista que hice a mi amigo el poeta Miguel Angel Velasco (Mallorca, 1963) -no
    publicada por Diario de Mallorca, pero que aparecerá en otros lugares- define las artes plásticas de hoy en día como
    el reino del camelo...
    Hombre es lo que vengo a decir: es el reino del camelo. Ha habido en la pintura moderna, no de la más
    inmediata, algunos hasta genios. No diré cuáles porque yo tengo mi gusto y, por ejemplo, no es Picasso el que
    más me gusta pero no quiere decir que no tenga un gran valor. Ha habido grandes pintores ¿Quién lo duda?
    Hay muchos que se tienen como grandes pintores y quizás no lo sean tanto, dicho sea entre nosotros, yo
    prefiero no verlo(s)...
    Seguimos con Diario de Signos que debo decirle que lo considero extraordinario y bien, habla de Israel y dice “El
    Cristo vino a dar en la testuz del israelita un golpe tan seco que desde entonces Israel tiene dolor de cabeza”.
    Esto es humor negro. Te voy a contar una anécdota. Lo que pasó es que Tanteos crepusculares ya estaba hecho
    en Ágora y entonces me dijeron no sale....pero está hecho... Bueno. ¿Qué pasa?
    Pues salió un señor, no diré quién, te lo digo a ti (Don Cristóbal y yo decidimos omitir el nombre porque no
    queremos hacer daño a nadie), y este señor por lo visto debe militar en estas organizaciones hispano-israelitas
    o algo así y además debe ser el preceptor financiero de este grupo. Entonces le dieron el libro y como yo había
    preparado este otro de los Orígenes ibéricos del pueblo judío, de Milosz (6). Me dijo, por eso sí que no pasa.
    O una de dos: o fuera este libro y no se publica aunque esté hecho o se acabó, y si no, le negamos el apoyo.
    Entonces me dijeron ¿Puedes hablar con él? Dije claro, yo puedo hablar con él... Me llamó, y me dijo:
    “Reconozca usted que podría leerle la cartilla”. “Me parece que esto es un poco militar”, dije. Y me leyó la
    cartilla. (Risas) y después de leerme un párrafo del libro, me dijo: “Una de sus humoradas. ¿Y esto a qué se
    debe?”. Bueno dije, “pues esto pertenece al humor negro.”
    “Bien, pues por la humorada, por el humor negro, y por todo lo que escribe en Tanteos crepusculares yo he
    decidido que sus amigos, que los tiene muy buenos, le encuentren otro editor.” “Bien” me dijo, “porque usted
    es un antisemita.”
    “No” dije, “es humor negro”. “Yo paso por ser filosemita porque me intereso por lo semita, pero de antisemita
    nada. Yo anti, nada...”, y esta es la anécdota.
    Le voy a leer un texto a propósito de Israel que escribió Simone Weil en La gravedad y la gracia. Me gustaría saber
    cuál es su opinión al respecto y si considera que fue justa o no. “...De todos los personajes del Antiguo Testamento,
    sólo Abel, Enoc, Noé, Melguidesec, Job y Daniel son puros. No es de extrañar que un pueblo de esclavos fugitivos,
    conquistadores de una tierra paradisíaca acondicionada por laboriosas civilizaciones en las que no habían participado
    en absoluto y a las que destruyeron mediante matanzas- no es de extrañar que un pueblo así no haya podido producir
    demasiadas cosas buenas. Hablar de Dios educador a propósito de este pueblo es una broma atroz. No es de extrañar
    que haya tanto daño en una civilización -la nuestra- viciada en su base y hasta en su inspiración por esa tremenda
    mentira. La maldición de Israel pesa sobre la cristiandad. Las atrocidades, la Inquisición, las exterminaciones de
    herejes y de infieles eran Israel -y lo sigue siendo en cierta medida-. El totalitarismo es Israel y especialmente lo es en
    el caso de sus peores enemigos...”
    Yo estoy completamente de acuerdo, pienso exactamente igual. A Nietszche le gustaba el Antiguo Testamento
    porque era amoral y yo que no soy moralista, diría que la amoralidad del Antiguo Testamento o por ejemplo
    como se presenta el pueblo judío, siempre me ha interesado... bueno por eso y por otras razones he traducido a
    Blake y he hecho el diccionario (Pequeño diccionario de William Blake, ed. Alejandría, J. De Olañeta, editor).
    Volviendo a Diario de Signos refiriéndose a la filosofía de Occidente y cito textualmente, “La filosofía de Occidente
    empieza con mecánica y acaba en montaje. Es una carrera bufa en la que los que van con la lengua fuera no quieren
    dar la impresión de cansancio”.
    Pensaría como Ud, rara vez releo a Wittgenstein, Deleuze, Félix Guatari, a Foucault, a Derrida, a veces si releo
    Naturaleza, historia y Dios de Zubiri...
    Ah sí, me gustó mucho. Lo leí en Madrid cuándo terminé la carrera de Derecho.
    ...Y por ese desencanto, siempre tuve el sueño de viajar a la India, -cosa que finalmente he hecho hasta ahora tres
    veces-, a buscar en India otro(s) tipo(s) de conocimiento(s).
    Zubiri era un gran pensador. Bastante más sobresaliente que Ortega... Para mí el humor que asocio al
    aforismo y todas estas cosas, a la filosofía, el taoísmo. Los taoístas, para mí, son místicos con humor. Y esto
    para mí es muy importante. Yo me diferencio de esta señora judía, Simone Weil, inteligente como ha habido
    pocas, en que ella no tenía sentido del humor. Yo tengo mucho sentido del humor. Aunque es extraordinaria,
    en cuanto a penetración espiritual y agudeza, no tenía sentido del humor. Algunos espíritus místicos han
    tenido siempre sentido del humor.
    Quizás no tuvo tiempo de adquirir sentido del humor... Habla en Tanteos crepusculares de Juan Larrea y lamenta el
    olvido en que ha caído. Sostiene que Umbral ha rebajado su valía. ¿Puede reverberar lo positivo que ha aportado Juan
    Larrea a la literatura española?
    Bueno yo de Juan Larrea hice una antología de sus escritos, podríamos decir proféticos, y entonces se publicó
    cuanto todavía estaba Franco y él no creía que se pudiera publicar. Y se editó.
    No fue bien recibido porque a Juan Larrea, que era un hombre que tenía un pensamiento original, cuando
    escribía, quizás le faltaba un poco de ángel, y quizás esa falta de ángel es lo que hace que un escritor, o un
    pensador, se comunique y se gane la admiración de un lector. Naturalmente, en cuanto a la forma, no sea
    quizás tan importante como el fondo, por ejemplo, Rendición de Espíritu me parece uno de los mejores libros
    de ensayo que se han escrito en España. La Espada del Tiempo, el libro del Apocalipsis es demasiado
    descomunal y de letra muy pequeña, casi microscópica. Hay otros libros que tambien son muy interesantes de
    Larrea. Pero Umbral quizás podía apreciar la forma, pero creo que no lo justipreció. Rebajó el valor que tiene
    y sencillamente es porque hay un libro, la Teleología de la historia, muy interesante. Era un hombre original
    y a mí me gustaban más sus libros de prosa publicados desde el exilio, cuando se traslada a América y vive
    sobre todo en Córdoba (Argentina). Todos estos libros son extraordinarios. Era un milenarista desde el punto
    de vista del Apocalipsis.
    En La Rendición de Espíritu se siente la honda huella que le ha dejado la Guerra Civil porque es un libro que
    sin la Guerra Civil española no se hubiese escrito, pero yo creo que es uno de los grandes libros sobre el tema.
    A algunos les parecerá hasta cabalístico y tú ya sabes que una gran parte de los españoles que constituyen la
    cultura están muy ajenos de este espíritu, el espíritu cabalístico, el espíritu hermético, les son ajenos.
    En Tanteos crepusculares escribiendo sobre William Blake señalaba que rechazaba la idea básica de los diez
    mandamientos. Tal vez sólo hubiera dos mandamientos importantes: “Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo
    como a ti mismo” ¿Qué pensaría Ud?
    Bueno pues pienso que al introducir la moral, ya lo dice el taoísmo, podemos introducir, con la excusa del bien,
    el desorden. Es muy difícil moralizar al hombre. Lo mismo que moralizar el comercio, o cosas similares. Tengo
    en un libro algo que le voy a leer, con esto contesto de una manera directa.
    “¿Por qué no se ha conseguido hasta ahora moralizar la política y convertir en altruista el comercio? Porque
    aún la abeja nace con aguijón” (Con un sólo ojo, 1986).
    Hermoso, muy hermoso...
    Me ha hecho mucha gracia la crítica que le hizo Luis Alberto de Cuenca, luego rebatida por Rafael Conte muy
    brillantemente, sobre el Diccionario de William Blake, diciendo, cito textualmente....” El libro hará las delicias de
    hippies, neo hippies y lectores de María Zambrano” Quizás los hippies hasta que entró la heroína (y sería legítimo
    preguntarse si al Poder le interesaba que hubiera heroína en las calles) buscaban la libertad y la religión del amor. No
    sé cual es su opinión al respecto...
    A mí me parece que fue un movimiento , que bueno… nació en Norteamérica y bueno, no soy enemigo de todo
    lo que viene de Norteamérica, pero yo soy una persona muy mediterránea al mismo tiempo. Todos estos
    movimientos a mí no me resultan sorprendentes pues los que tenemos el espíritu mediterráneo casi siempre
    buscamos la libertad espontáneamente, estamos por un movimiento de este tipo porque nos interesa la
    naturaleza y muchas cosas que el movimiento protestante, este mundo puritano han hecho que impere esto.
    Hippie viene de happy. Quizás no hay que proponerse ser feliz. A mi me dijo Papini en una de nuestras
    Comunicaciones: Ud sabe bien esta frase: La felicidade é de l'infelice, porque Ud lo ha sufrido... Yo a los
    hippies, en broma, los llamo los felicianos (risas).
    Le leeré si me permite una frase de Kerouac...
    Kerouac era inteligente...
    “Todo el mundo vive atrapado en un sistema de trabajo, producción, consumo, trabajo, producción, consumo. Tengo
    la visión de una gran revolución mochilera, miles y miles, incluso millones de americanos yendo de aquí para allá,
    vagabundeando con sus mochilas, escalando montañas para rezar, alegrando a los viejos, provocando la felicidad de
    las jóvenes y las viejas, y todos son lunáticos zen que escriben poemas que brotan de sus cabezas sin razón” (Los
    Vagabundos del Darma).
    Si, interesante, no todo va a ser repulsa a lo americano...
    Hace justicia al investigador José María Ribero Meneses y a su libro “Cantabria, cuna de la humanidad”, señalando
    que la humanidad nació en la península ibérica.
    Creo que este señor, que me escribió una carta memorable, ya que yo le escribí después de leer sus libros, y
    que he recibido hace dos días, me escribe que no ha encontrado otra persona que le comprendiera como yo.
    Soy muy comprensivo con él pero cuidado con el título. Lo que a mi juicio viene a decir es que Iberia, por no
    decir España, es el más viejo de los solares civilizados, de Europa. Y que dió lugar a Europa. Y de aquí a
    Iberia, nace el pueblo hebreo, ébero, el Romano, antes que el Romano, el etrusco, los espartanos,
    lacedemonios, en fin, todos estos pueblos, y aquí hubo además una Georgia Vasca. Y además el vasco es,
    diríamos, el germen con el que se fraguará el castellano, mucho más tarde, porque da el vasco, el ibérico y más
    tarde el castellano. Por tanto no es directamente un producto el castellano como dicen algunos, y la academia,
    del latín. Ni mucho menos. Tiene el influjo del latín por la dominación romana y por la dominación de la
    Iglesia, que es muy distinto. Esta tesis coincide en cierta manera también con el libro de Milosz Los Orígenes
    ibéricos del pueblo judío.
    En Efígies recoge el aforismo de Heráclito: “De luz seca esta hecha el alma más sabia y el alma más buena”.
    Krishnamurti dice en The Future of humanity (1986), “the ending of suffering means love” (el final del sufrimiento
    significa Amor).
    La luz seca, a mi juicio, es la luz expresada precisamente seca, no árida, pero sí es la desnudez espiritual de la
    expresión, la luz seca que tienen algunos místicos.
    Pero está hablando del alma...
    Tengo unos textos que tradujo Bacan muy interesantes y ahora no sé donde están. Yo creo que viene a decir
    que la ebriedad verbal, a mi juicio, es la que no es la luz seca, la del alma que es la mejor. El Tao pertenece a la
    luz seca, algunos dichos de Jesús pertenecen a la luz seca... Porque también están los ebrios verbales, y son los
    que no tienen esta luz seca... no sé. Puede que me equivoque.
    Dice Nietzsche de la ebriedad que es el juego de la naturaleza con el hombre...
    Nietzsche siempre va a lo dioniscíaco, y dicho sea entre nosotros, no es de los más conspicuos de los aforistas.
    Tiene aforismos que están muy bien pero creo que hay aforistas superiores. El mismo Lichtenberg es superior
    como aforista.
    En Puertas al Campo (1966) Octavio Paz elogia su talento literario. ¿Qué admira más de su obra, su obra poética o
    ensayistica?
    Me doy cuenta de que es muy completa su poesía. Y quizás escribió demasiado ensayo. Pero hay que reconocer
    que dentro de la ensayistica española, tiene libros fulminantes. Y también tiene poemas de los grandes de la
    literatura española. No muchos, pero algunos. Octavio Paz era un hombre completo, no diré genio, pero sí de
    un gran talento. Pasa una cosa con Octavio Paz cuando se convierte en ensayista se convierte en más poético
    que en su obra poética. Y esto es muy importante.
    Claro obviamente, la poesía no sólo esta en el verso...
    Como ensayista poético ha habido muy pocos en toda la literatura española que se le puedan comparar. Le
    han comparado con Ortega, pero a mi juicio Octavio Paz es muy superior.
    . Todos los derechos reservados., de este y de todos los trabajos del blog
    Copyright 2008.
    Notas
    1) Entrevista a Eduardo Galeano. Diario La Nación, septiembre 2008.
    2) En la Biblioteca March (Palma de Mallorca), se halla un fondo bibliográfico que Cristobal Serra legó. Allí se
    encuentran algunos textos inéditos de Cristobal Serra como La prensa y el poder, Visión luciferina del mundo, Notas
    sobre el humor, entre otros. En La prensa y el poder nos recuerda la división de los hombres que hace el Bhagavad
    Guita, entre las Tamas, los Rajas y los Satwas. Los primeros, ignorantes e inertes, son impersonales por gregarismo.
    Los Rajas (activos). Los rajásicos superiores son luciferianos llegados al plano de transmutación. Su sentido no
    sobrepasa las perpectivas históricas metidos en los círculos que los rodean. Pleno conocimiento intelectual iluminado
    pero no transcendido. Sus actos son impersonales por tendencia a sobrepasar la individualización en el seno de lo
    universal (C. Serra, La prensa y el poder).
    En mi opinión la explicación que da C. Serra sobre los Rajas, coincidiría de alguna manera con la que Sánchez
    Ferlosio hace de los “profesionales”, mentada en varias ocasiones en sus artículos.
    Los Satwas (iluminados) viven en el mundo de las tres dimensiones, conocimiento integral en el mundo terrestre. Los
    sátwicos estan ahogados o son rechazados por esta sociedad (C. Serra, La prensa y el poder).
    En el Ashtavakra Gita Janaka dice “...Liberación significa substraerse a la influencia del principio condicionante
    llamado nesciencia, compuesto de los tres gunas o modos: sattva, rajas y tamas, equilibrio, movimiento e inercia. Esta
    nesciencia es la raíz de todo sufrimiento...”
    3) Correspondencia con Vila-Matas, Biblioteca March, Palma de Mallorca.
    4) El entrevistador sugeriría ver el video oficial de la canción All I need de Radiohead en Youtube. Después de verlo
    quizás quedaría aun más claro como la infancia es distinta según el Continente al que pertenezcas.
    5) En el libro de Cristóbal Serra Abecé de micrologías (Edicions Cort, 2008), el escritor detalla qué entiende por
    geminiano (pág. 41).
    6) Citamos algunos libros de Milosz extraídos del comentario que hace Cristóbal Serra en Abecé de micrologías.
    Los arcanos, Orígenes ibéricos del pueblo judío, El apocalipsis de San Juan descifrado, Ars magna y Cántico del
    conocimiento.
    7) Del barrio de El Terreno en Palma de Mallorca. Sobre el barrio de El Terreno han escrito varios autores, entre ellos
    Cristóbal Serra en La linterna del ojo. Gertrude Stein vivió allá un tiempo durante la Primera Guerra Mundial. El
    pintor William Cook le descubrió el lugar. Una escultora muy amiga de la familia, Violeta Dreschfeld, introdujo a
    Cristobal Serra en la filosofía oriental prestándole libros suyos. Jimi Hendrix tocó en una sala de fiesta del Terreno en
    1968. Desde Hace años la degradación del barrio es imparable. La mafia nocturna del ocio, las redadas policiales y la
    clase política están empeñados en acabar con el barrio. Recientemente sólo aparece en la prensa local por peleas o
    porque, por ejemplo, un alto cargo político desfalca dinero público en prostíbulos masculinos del barrio.
    Obra de Cristóbal Serra
    Péndulo (1957), Viaje a Cotiledonia (1965), Péndulo y otros papeles (1975), Antología del humor negro español
    (1976), Ángulos de visión (1979), Itinerario del Apocalipsis (1980), Diario de signos (1980), La Noche oscura de
    Jonás (1984), Con un sólo ojo (1986), La Soledad esencial (1987), Retorno a Cotiledonia (1989), Pequeño
    diccionario de William Blake (1992), La Linterna del ojo (1993), Augurio hipocampo (1994), Bliblioteca Parva
    (1996), Ars quimérica-obra completa (1957-1996), Nótulas (1999), Visiones de Catalina de Dülmen (2000), Las
    Líneas de mi vida (2000), Poemas péndulos (2000), Efígies (2002), El Asno inverosímil (2002), El Don de la palabra
    (2004), La Flecha elegida-la voz secreta de Jesús (2006), Chuang-Tzu-obra completa (2005), Tanteos crepusculares
    (2007), El Canon privado de Cristobal Serra (2007), Abecé de micrologías (2008).
    En la Biblioteca March pueden encontrarse textos inéditos de Cristóbal Serra.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook