Blog 
ESTRELLA DE ORIENTE BALEAR
RSS - Blog de JUAN CARLOS ELVIRA MATE

El autor

Blog ESTRELLA DE ORIENTE BALEAR - JUAN CARLOS ELVIRA MATE

JUAN CARLOS ELVIRA MATE

Que os puedo decir de mi.. El hilo de mi vida puede seguirse bajo alguna nota melódica de un ária de Handel o de Bach o de Telemman...He vivido más de 20 años en Oriente Medio, recorriendo y viviendo en muchos paises y ciudades, cuyos nombres son ya de por si sugestivos...El Cairo, Jerusalem, Arabia...

Sobre este blog de Mallorca

Apuntes, comentarios y análisis de la actualidad política, social y cultural de dentro y de fuera. Una perspectiva oblicua sobre alguna noticia singular o destacada que nos asalta en nuestra rutina diaria de naúfragos desde esta esquina y talaya ldel Mediterraneo.


Intereses

CULTURA

SOCIEDAD

MUSICA

Archivo

  • 20
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿MONARQUIA O REPUBLICA O LA CUESTION ES OTRA?‎

    ‎¿MONARQUIA O REPUBLICA  O LA CUESTION ES OTRA?‎
    Planteado así, de bote pronto, la cuestión sería explicar a la ciudadania de hoy qué  ‎aporta la Institución Monárquica,  cuales son sus ventajas con respecto a la República y  ‎qué modelo de monarca y su estatuto sería deseable.En el caso de la República, habrá  ‎que tener en cuenta qué modelo de república es deseable y no solo decidir si se desea  ‎presidenciable o no...‎
    En cualquier caso, Monarquia o República, el problema que nos pesa a los ciudadanos  ‎es la pésima calidad de nuestros políticos y el replanteamiento, que reclamamos - que  ‎clamamos- es regularizar nuestra relación con ellos. Un salpullido sintomático de esta  ‎situación anómala, se manifiesta con el fenómeno de los 'escraches', donde los  ‎ciudadanos perjudicados e indignados buscan a sus representantes, de forma  ‎manifiesta, para  reprocharles y pedirles cuentas.Como nuestros políticos nos subestiman, ‎por prepotentes, ya no nos basta elegirlos cada cuatro años, queremos que La Ley Electoral - ‎que no la cambian - establezca la vinculación de los representantes con su distrito electoral, ‎que se deban a sus representados y los intereses ciudadanos, más que a las consignas e ‎intereses de los partidos, los cuales deben limitarse a ser referentes, garantes y aval ‎ideológico de los  ‎candidatos que presentan a la Sociedad. Normalizada y regularizada esta relación, por  ‎otro lado básica de la Democracia,  entonces los ciudadanos, con estos instrumentos de  ‎representación renovados, desatascadas sus vias y conductos, podremos debatir sobre  ‎la forma del Estado y qué tipo de Estado realmente necesitamos.‎
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook