Blog 
ESTRELLA DE ORIENTE BALEAR
RSS - Blog de JUAN CARLOS ELVIRA MATE

El autor

Blog ESTRELLA DE ORIENTE BALEAR - JUAN CARLOS ELVIRA MATE

JUAN CARLOS ELVIRA MATE

Que os puedo decir de mi.. El hilo de mi vida puede seguirse bajo alguna nota melódica de un ária de Handel o de Bach o de Telemman...He vivido más de 20 años en Oriente Medio, recorriendo y viviendo en muchos paises y ciudades, cuyos nombres son ya de por si sugestivos...El Cairo, Jerusalem, Arabia...

Sobre este blog de Mallorca

Apuntes, comentarios y análisis de la actualidad política, social y cultural de dentro y de fuera. Una perspectiva oblicua sobre alguna noticia singular o destacada que nos asalta en nuestra rutina diaria de naúfragos desde esta esquina y talaya ldel Mediterraneo.


Intereses

CULTURA

SOCIEDAD

MUSICA

Archivo

  • 28
    Agosto
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA SUIZA DE ORIENTE MEDIO

     
    En la década de los 60 y 70 del siglo pasado (S. XX) se denominaba a El Libano como la Suiza de Oriente Medio para orgullo y satisfacción de los libaneses, que hacian del piropo político y económico un eslogan turístico.  La puñalada trapera de la Historia ya la conocemos todos y cómo acabó ese pais de las cafeterías  con sus terrazas, donde se oia hablar francés, como una Via Veneto cualquiera, por recordar su aspecto más amable. 
    Hoy, la otra Suiza de Oriente Medio se podría llamar Jordania, porque son de los pocos paises árabes de la región que tienen un régimen estable sustentado en esa monarquía ilustrada que representan los Hachemitas desde el difunto y añorado Rey Hussein. Una estabilidad que no ha sido gratis y que se ha curtido en batallas con trampa, como la guerra de los Seis Dias donde, por culpa de su vecino egipcio Yamal Abdul Nasser, perdió la Cisjordania y un futuro más estable para la zona. El Rey Hussein se llevó la bronca bochornosa de la Reina Madre, una señora de marras, que tuvo que realizar una función de regente a la sombra - en un pais donde la mujer no existía politicamente- por los transtornos mentales de su marido el Rey y padre de Hussein. 
    El monarca actual, Abdallah, heredero sorpresa, mantiene, de su padre Hussein, la herencia de estabilidad política y social en una región convulsa, con fronteras entre Israel - que da razon de ser al pais beduino como frontera tapón al Este -, Irak, Siria, Egipto y Arabia Saudi.  Y no porque no haya habido intentonas ávidas  de hacerse con la pieza  jordana tanto por parte del Régimen sirio, como de la gente de Arafat, teledirigidos por el eterno adversario egipcio, en el famoso Septiembre Negro, ya lejano. Paradojas de la Historia, porque los Hachemies - con cierto hálito de ser descendientes de la estirpe del Profeta Mahoma, importante para el Chiismo-. Fueron reyes de Siria e Irak, tios y primos del Rey Hussein de Jordania, que a su vez lo era de Palestina. Parentela que fué cayendo por revoluciones mal resueltas 
    Jordania como pieza de caza, como una gacela acechada, ha tenido que aprender a sobrevivir en medio de tantas aguas revueltas y una inteligente diplomacia, aleccionada en esquivar escollos que podrían poner al borde del abismo al propio pais, como lo fué la 1ª Guerra del Golfo. Con sus luces y sus sombras el régimen actual  ha sido garante de paz social, donde no se quiere que la haya, Con fuerte vocación mediterránea, negada por su rival Egipto. Que podría haber sido una alternativa válida y legítima históricamente, al problema del Estado Palestino y que por avatares complejísimos, propios de la región, no llego a cuajar, por mucho que lo soñara el propio Isaac Rabín, Primer Ministro Israelí.
    Jordania se ha ganado el apoyo internacional también convirtiéndose en un gran campamento de refugiados, siendo asistente y aliada asidua de los organismos de la ONU a buen precio. Primero con los palestinos, después con los iraquíes y ahora con los sirios.
    Jordania, esta discreta aliada de Occidente, inspirada en sus mejores y sabios valores de paz y concordia beduina, vive otro momento de prueba ante la convulsión que representa la reconstrucción de la Casa Siria, sin que provoque grietas en los edificios colindantes.
    Hago apunte de este pais y en este momento, cuando muy cerca pueden sobrevolar nuevos misiles, esta vez, camino de Damasco, como los que vi sobrevolar de Saddam Hussein, durante la 1ª Guerra del Golfo,  en noches estrelladas de la Universidad de Yourmuk, al norte del pais y cerca de los Altos del Golán, frontera con Siria, en dirección a alguna ciudad israelí. 
    Fue un momento de rechinar de dientes, pero al mismo tiempo, cuando el mundo vivía la alarma y pavor como en cuerpo propio, de forma viva y directa,  yo me sentía seguro y protegido en aquel punto entre trincheras. 
    Yo no quiero que pierda esta virtud geoestratégica este pais nabateo. ¿Qué por qué?  Si Ud. un día se pierde por el desierto de Wadi Rum - esa estampa deslumbrante que supo registrar David Lean en su celuloide  'Lawrence de Arabia'- y se topa con el universo de la hospitalidad beduina, me entenderá. Sobrarán las palabras para comprender muchas cosas.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook