Blog 
ESTRELLA DE ORIENTE BALEAR
RSS - Blog de JUAN CARLOS ELVIRA MATE

El autor

Blog ESTRELLA DE ORIENTE BALEAR - JUAN CARLOS ELVIRA MATE

JUAN CARLOS ELVIRA MATE

Que os puedo decir de mi.. El hilo de mi vida puede seguirse bajo alguna nota melódica de un ária de Handel o de Bach o de Telemman...He vivido más de 20 años en Oriente Medio, recorriendo y viviendo en muchos paises y ciudades, cuyos nombres son ya de por si sugestivos...El Cairo, Jerusalem, Arabia...

Sobre este blog de Mallorca

Apuntes, comentarios y análisis de la actualidad política, social y cultural de dentro y de fuera. Una perspectiva oblicua sobre alguna noticia singular o destacada que nos asalta en nuestra rutina diaria de naúfragos desde esta esquina y talaya ldel Mediterraneo.


Intereses

CULTURA

SOCIEDAD

MUSICA

Archivo

  • 04
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA DISPUTA FINAL POR JERUSALEM, LA TROMPETILLA DE DIOS

    El Islam comenzó poniendo a Jerusalem como kibla hacia la que dirigian sus oraciones los musulmanes. De hecho, existe en Medina (Arabia Saudí) una mezquita llamada de las dos kiblas, porque se narra que Dios, por despecho hacia los judios de Medina, que no aceptaban a Mahoma como profeta de su estirpe y tradición, dictó a su Profeta que desde entonces cambiara la kibla hacia La Mecca. Exactamente en dirección opuesta a Jerusalem. Por lo tanto, pasó de ser el primer lugar sagrado del Islam, a ocupar el tercero despues de la Mecca y la propia Medina.
    Hay una tradición hebrea que indica que el canal más cercano de comunicación con Dios y el Cielo  asciende desde la propia Jerusalem. Es como si el oido de Dios estuviese puesto encima de este ancestral punto geográfico. De ahí, que todos los fieles se quieran garantizar acercarse a este gran agujero celeste que aproxima a la Gloria.
    El Islam recoge tambien esta tradición, y hace que su Profeta ascienda directamente a Los Siete Cielos para recibir el mandato de las cinco oraciones que todo creyente que se preste debe cumplir. Y no solo eso, sino que en la explanada del antiguo Templo de Jerusalem, Mahoma rezó como Imam de todos los profetas del monoteismo.
    Lo que representa Jerusalem para el Pueblo Hebreo, ha sido perfectamente transmitido en el Cristianismo, relativizado despues por San Agustín, al hablar de La Ciudad de Dios como otro Jerusalem más celestial y menos terrenal.
    ¿Y todo ésto que tiene que ver en la pugna palestino-israeli? Mucho, por no decir todo. Porque nadie y menos los israelies, están dispuestos a renunciar a hacer suya la Ciudad del Rey David. Hay dos puntos básicos en la fe hebrea, el descanso litúrgico del Sabat y Jerusalem. Lo tienen en su propio himno nacional y el lema de la Diáspora era el retorno a  la Ciudad Santa.
    Incluso en los mejores tiempos del proceso de Paz palestino-israeli entre el Yasser Arafat e Isaac Rabín, el escollo aparcado fué siempre la vieja ciudad identitaria del Jerusalem. La OLP pretendió hacerse heredera de Jordania, la cual perdió el Jerusalem Este durante la Guerra de los Seis Dias. Yasser Arafat que ha tratado en su lucha nacional de recuperar, al menos, lo perdido esa guerra, hizo de Jerusalem un simbolo de identidad y resistencia, hasta el punto que se acicalaba su kufiya (ese pañuelo que cubre la cabeza del beduino) simulando la cupula de la mezquita de la explanada. Es verdad, que es tambien el tercer lugar sagrado del Islam, reivindicado por los califas, Saladino y el Mufti de Jerusalem y por lo tanto, no están dispuestos, tampoco a que Ramallah, esa ciudad dormitorio, sea la capital, aunque los pocos bienes que les queden intramuros de la Puerta de Damasco, sean almacenes de mercancias y puestos de falafel.
    El pulso entre ambas reivindicaciones se ha mantenido y se mantendra. Israel ha seguido una politica de asedio y estrangulamiento mediante colonizaciones entorno al Gran Jerusalem. La idea es que renuncien a considerarla capital del Estado Palestino, sin menos cabo de su uso religioso, como lo disfrutan los cristianos.
    En nombre de Dios, todos se pelean por hacer suyo ese perímetro que tanta, tanta sangre ha provocado desde la noche de los tiempos. No se a que viene esa interpretación de que Jerusalem sea la Ciudad de La Paz (Yeru-Salam), incluso sea considerada paradigma de ciudad celestial cantado en las iglesias y escrito en los cantos de los coros.
    Quizás, quizas, todo sea una pugna ancestral y bíbilica desde Isaac e Ismael entre chiquillos por sentarse a la diestra de Dios Padre y disputarse la posición más cerca de ese oido celestial que se abre en Jerusalem, como una trompetilla de sordos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook