Blog 
ESTRELLA DE ORIENTE BALEAR
RSS - Blog de JUAN CARLOS ELVIRA MATE

El autor

Blog ESTRELLA DE ORIENTE BALEAR - JUAN CARLOS ELVIRA MATE

JUAN CARLOS ELVIRA MATE

Que os puedo decir de mi.. El hilo de mi vida puede seguirse bajo alguna nota melódica de un ária de Handel o de Bach o de Telemman...He vivido más de 20 años en Oriente Medio, recorriendo y viviendo en muchos paises y ciudades, cuyos nombres son ya de por si sugestivos...El Cairo, Jerusalem, Arabia...

Sobre este blog de Mallorca

Apuntes, comentarios y análisis de la actualidad política, social y cultural de dentro y de fuera. Una perspectiva oblicua sobre alguna noticia singular o destacada que nos asalta en nuestra rutina diaria de naúfragos desde esta esquina y talaya ldel Mediterraneo.


Intereses

CULTURA

SOCIEDAD

MUSICA

Archivo

  • 06
    Marzo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL IMPERIO DE ORIENTE OTEA EL HORIZONTE DE LOS MARES DEL SUR

    El Zar de todas las Rusias siempre se ha considerado descendiente de los antiguos emperadores de Bizancio, o al menos, si no por lejano linaje de consanguineidad, por la tradición mitico político religiosa que inspiró en tal sentido la Iglesia Ortodoxa. Esa inercia de la Historia que viene de lejos la heredó igualmente la Unión Soviética o el actual régimen presidencialista de Moscú. La salida al Mediterraneo siempre ha sido una ambición geoestratégica, que encontró su piedra angular en la península de Crimea y de ahí al Bosforo y los Dardanelos.
    Putin reincorpora a su Régimen a la reivindicación, de nuevo, como potencia mundial aprovechando la escalada actual con el asunto de Ucrania, como su patio trasero, como lo es Méjico para EEUU, con estos pulsos viriles de fuerza cosaca, llenos de testosterona y vodka. Asi si la política Monroe se reafirma en América para los americanos. La nostalgia rusa proclama que los eslavos para los rusos. Su imperio está jalonado de sátrapas en Siria, Iran, etc.
    En el nuevo equilibrio geoestratégico Moscu vuelve a ocupar su pódium de antaño, mirando hacia los mares del sur, más allá del Caucaso, más allá del Himalaya, aun con la China en el zapato, y si no al tiempo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook