Blog 
En segundo plano
RSS - Blog de Jorge Garma

El autor

Blog En segundo plano - Jorge Garma

Jorge Garma

El periodismo y los deportes están unidos desde siempre, desde los relatos orales de los antiguos Juegos Olímpicos a las transmisiones vía tableta o 'smartphone' de la última Eurocopa.

Sobre este blog de Deportes

Los acontecimientos deportivos siempre esconden multitud de lecturas posibles. Aquí trataremos de fijarnos en ellas con la actitud de ofrecer una nueva perspectiva, siempre bajo un prisma periodístico.


Archivo

  • 07
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Messi y el fútbol del colegio

    El cuarto Balón de Oro otorgado a Leo Messi reabre el debate sobre si el argentino es el mejor futbolista de todos los tiempos. En esta clase de debates, las dos tesis que se defiendan (sí o no) tendrán su importante cuota de razón. Es la misma discrepancia que puede surgir de comparar a Dostoievski con Tolstoi, Miguel Ángel con Rafael o Mozart con Beethoven. Afortunadamente, esta discusión pertenece a un ámbito tan liviano y a la vez tan pasional como lo es el del fútbol, y cuya resolución debería fijarse únicamente en criterios estrictamente deportivos y dejar de lado las cada vez más habituales maniobras de conveniencia en un deporte que ha virado a industria.

    El fútbol de Leo Messi es el fútbol que muchos aficionados querríamos haber jugado en el patio del colegio. Esa puede ser una de las razones por las que el argentino tiene (tal vez) más favores del entorno futbolístico que Cristiano Ronaldo e Iniesta -dicho sea de paso, dos jugadores cuya calidad les habría hecho merecedores en otra época de uno o más galardones de este tipo-. Pero volvamos a Messi. Coger la pelota, avanzar sin que te la quite nadie y pegarle un zurriagazo a donde no llega el portero es la jugada que se ha recreado en la cabeza de muchos niños ( y no tan niños) en una tarde cualquiera de cualquier ciudad. Sí, es cierto que muchos otros piensan en los pases imposibles de Iniesta y en los tiros soberbios de Cristiano Ronaldo, pero esas aspiraciones son posteriores a la de gambetearte a todos los futbolistas que te salen por el camino. Y Messi es quien mejor sabe hacerlo. Y, además, llegar con fuerzas después para asistir a un compañero o poner la pelota en un lugar de la portería que el guardameta ni sabía que existía.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook