Blog 
En segundo plano
RSS - Blog de Jorge Garma

El autor

Blog En segundo plano - Jorge Garma

Jorge Garma

El periodismo y los deportes están unidos desde siempre, desde los relatos orales de los antiguos Juegos Olímpicos a las transmisiones vía tableta o 'smartphone' de la última Eurocopa.

Sobre este blog de Deportes

Los acontecimientos deportivos siempre esconden multitud de lecturas posibles. Aquí trataremos de fijarnos en ellas con la actitud de ofrecer una nueva perspectiva, siempre bajo un prisma periodístico.


Archivo

  • 13
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Londres no estaba tan lejos de Pekín

    Concluidos los Juegos Olímpicos de Londres con una ceremonia de cierre de lo más aburrida que sólo salvaron las canciones de The Who, es tiempo de hacer un somero balance de lo que han dado de sí. Y la conclusión es que no han cambiado muchas cosas con respecto a lo ocurrido cuatro años antes en Pekín. Estados Unidos vuelve a dominar el medallero tras la eclosión de China en sus Juegos y confirma así que, a nivel competitivo y psicológico, sus deportistas preparan los Juegos mejor que nadie.

    Entre esas similitudes se encuentran los triunfos de Usain Bolt y Michael Phelps. Ambos salieron entronizados de China y en la cita británica han vuelto a ser los mejores, aunque en el caso del estadounidense es necesaria la matización de que no ha alcanzado el mismo nivel. No le ha hecho falta. Se marcha con 22 medallas y el agradecimiento de un deporte, la natación, que le debe a él y el genio que le precedió, Ian Thorpe, una popularidad que sigue creciendo. Habrá que ver si en España se consolida su imagen y la de Mireia Belmonte como referentes para lograr que cunda entre los más jóvenes.

    En baloncesto, la vida sigue igual. Sólo España consigue llevar al límite a Estados Unidos. En el tartán, Jamaica sigue gobernando en el reino de la velocidad. En fondo y medio fondo, ligera decepción ( y esto si es novedad) de Kenia y Etiopía. El británico de origen somalí Mo Farah, entrenado en EEUU, se ha deshecho de todos sus rivales. Rusia prosigue su silencioso declive en el medallero, mientras Alemania, Francia e Italia se mantienen por encima de España y Australia se pregunta qué ha fallado para volver con menos metales que en citas anteriores.

    La gimnasia sigue siendo territorio asiático, pero Estados Unidos se acerca a costa de la flojera de los países de la Europa del Este. Otra cosa que no ha cambiado es la maldición de Brasil en el torneo de fútbol. Frente a una selección de segundo orden en el concierto internacional como es la mexicana, se vio golpeada por su falta de ideas. Neymar gustó en su presentación en Europa, pero Brasil tiende a descoserse con demasiada facilidad, tal vez por la siempre excesiva presión que acarrea esa camiseta.

    Por parte española, las decepciones del atletismo y el fútbol quedaron palidas por una brillante última semana y la distinción del deporte femenino, que ha aportado algunas de las notas más emotivos de estas Olimpiadas. Ahora toca pensar en Río de Janeiro y comprobar las áreas de mejora de la delegación española, que pierde una medalla con respecto a Pekín 2008 y dos con respecto a Atenas 2004.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook