Blog 
En segundo plano
RSS - Blog de Jorge Garma

El autor

Blog En segundo plano - Jorge Garma

Jorge Garma

El periodismo y los deportes están unidos desde siempre, desde los relatos orales de los antiguos Juegos Olímpicos a las transmisiones vía tableta o 'smartphone' de la última Eurocopa.

Sobre este blog de Deportes

Los acontecimientos deportivos siempre esconden multitud de lecturas posibles. Aquí trataremos de fijarnos en ellas con la actitud de ofrecer una nueva perspectiva, siempre bajo un prisma periodístico.


Archivo

  • 30
    Junio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El 'Maracanazo' de Scolari

    El seleccionador brasileño, Luiz Felipe Scolari, es un pesonaje sin muchos paralelismos en el fútbol actual. Fue defensa en sus tiempos como futbolista y de su calidad habla el sobrenombre con el que era conocido: 'pata de palo'. Después de dejar el fútbol, se dedicó a entrenar equipos, principalmente en Asia, hasta que condujo a Brasil al título en el Mundial de 2002. Una Copa del Mundo en la que Brasil, con un Ronaldo estelar, se impuso a Turquía en semifinales y a una Alemania muy distinta de la actual en la final de Yokohama. El fútbol de Brasil confirmó lo que se venía apuntando desde el anterior título, el de Estados Unidos en 1994: contundencia defensiva, fútbol-control y vivir de lo que se inventaban el propio Ronaldo, Rivaldo y Roberto Carlos.

    Aquel triunfo encumbró a Scolari, que a partir de ahí tuvo muchas ofertas. Después del Mundial, se hizo cargo de la selección portuguesa, a la que condujo a la final de la Eurocopa de 2004. Aquel torneo, disputado en Portugal, fue el 'Maracanazo' de Scolari. Portugal perdió el partido por el título en Lisboa ante Grecia, un equipo menor donde su delantero (y único goleador aquella noche) era Charisteas, un futbolista de segunda línea en Alemania. El equipo heleno, entrenado por Rehaggel, atrapó a Scolari en su propia tela de araña: fue aún más especulativo que el propio combinado de Scolari, que lo fiaba todo a la inspiración puntual de Rui Costa, Figo y un jovencito Cristiano Ronaldo.

    Scolari, que vaticina ahora el fracaso del fútbol español en un par de años, no triunfo en el fútbol europeo de clubes. No duró ni un año al frente del Chelsea y abandonó el club londinense cesado por Abramovich. Es el Scolari futbolístico, discutible pero también exitoso: pocos técnicos pueden decir que son campeones del mundo, un reconocimiento que no se regala. Pero Scolari también tiene otra faceta, la que queda fuera del campo, menos conocida y más hiriente. 'Bajo el mandato de Pinochet se torturaba gente, pero él dejó un país económicamente estable, limpio y sin analfabetismo' señaló en referencia a la cruel dictdaura chilena. Tambien habló en su momentos sobre la homosexualidad en el fútbol: 'Un hombre, y más un jugador de fútbol, tiene que ser macho. No me gusta tener homosexuales en el equipo. Ya me ocurrió en Kuwait y fue muy desagradable. Si me pasa hoy, al jugador le mando fuera del club'.

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook