Blog 
En analógico y en digital
RSS - Blog de Rubén Sánchez Antuña

El autor

Blog En analógico y en digital - Rubén Sánchez Antuña

Rubén Sánchez Antuña

Ingeniero de telecomunicación, diplomado en economía y postgrado de especialista en economía de las telecomunicaciones. Como escritor tiene publicados cinco libros: "Dos estrelles nel firmamentu infinitu","El murmuriu d'un mieu ensin nome","Dos visiones asturianes de le...

Sobre este blog de Tecnologia

Reflexiones sobre las TIC y la sociedad de la información


Archivo

  • 31
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    EL FUTURO DE LA PUBLICIDAD

     

    La publicidad tal y como la conocemos hasta ahora cambiará durante los próximos años, al menos eso se puede deducir de las pretensiones de Google con sus recientes patentes. Esta nueva forma de concebirla se basaría en un sistema mediante el cual los anunciantes podrían conocer con exactitud qué anuncios mira el usuario, cuántas veces y cuál es su reacción al verlo. Toda esta información se recogería a través de un sensor de seguimiento de la mirada integrado en unas gafas de realidad aumentada que irían conectadas a un servidor.
    A grandes rasgos, el mencionado sensor sería capaz de detectar la dilatación ocular, que indicaría la sensación que le produce al usuario aquello que esté viendo. Por ejemplo, un potencial cliente que lleve estas gafas si le entra el apetito cuando ve un anuncio de un tipo de comida, seguramente sus pupilas aumenten de tamaño. Esa dilatación quedaría registrada y como gracias al sensor de seguimiento ocular se sabe qué anuncio está viendo, la empresa responsable del mismo sería consciente que su campaña publicitaria está teniendo éxito.
    Pero Apple no se detiene y ambiciona mucho más. También quiere patentar un sistema que permita detectar el estado de ánimo del usuario y en función de este, enviarle un anuncio selectivo.  Este sistema usaría varios tipos de sensores que se encargarían de medir el ritmo cardíaco, la presión sanguínea, los niveles de adrenalina, la temperatura corporal y la expresión oral, entre otros parámetros. Además, mediría también cómo el usuario interactúa con un dispositivo, por ejemplo, a qué horas abre las aplicaciones, o entra en las redes sociales. A esto se sumaría la localización, hora, fechas y modo de consumo de los datos móviles. Una vez recolectada esta información, se compararía con la de otros usuarios para ir creando perfiles de consumidores en base al estado de ánimo.
    A priori, aumentaría la efectividad de la publicidad, pero al mismo tiempo esta se va haciendo más y más invasiva. ¿Qué pasaría si a una persona que se encuentra decaída le empiezan a llegar anuncios y más anuncios de antidepresivos? No obstante, hasta el momento esta técnica se trata de una patente y todavía tendremos que esperar…pero llegará.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook