Blog 
EL RINCON DEL FUNCIONARIO
RSS - Blog de Miguel Hernandez

Sobre este blog de Mallorca

Blog dedicado a analizar la actualidad económica y política de la Región de Murcia, así como a debatir sobre las Administraciones Públicas


Archivo

  • 06
    Noviembre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿SE EQUIVOCA CSIF?

    En estos últimos días, el sindicato CSIF ha puesto sobre la mesa una propuesta que a algunos les ha parecido acertada, "Renunciar a los cursos de formación para empleados públicos y que sea la propia Escuela de Administración quien lo imparta" en cambio a otras organizaciones sindicales les ha parecido un auténtico torpedo en su línea de flotación.Vaya por delante mi respeto más absoluto a la propuesta realizada por este sindicato, al que muchos le tienen asignado el "San Benito" de ser la correa de transmisión del gobierno regional en el mundo sindical de la administración regional, aunque algunos de sus dirigentes siguen luchando para nadie confunda Churras con Merinas.

    Ahora bien, su decisión de proponer que sea la Escuela de Administración Pública la única que imparta cursos de formación a los empleados públicos, es una decisión no sólo errónea sino que es el propio sindicato quien hace una dejación peligrosa de sus funciones, ya que por esa misma razón, el día de mañana estaríamos habilitando a nombrar entre los empleados públicos "La Oficina del Defensor del Funcionario" y por lo tanto, poner en tela de juicio la capacidad legal del papel que la Constitución Española asigna a las organizaciones sindicales. Por cierto, que esta última propuesta recuerdo que formaba parte de algunos dirigentes de este sindicato cuando formaba parte de la Mesa General.

    El sindicato CSIF puede, si ellos quieren, renunciar a realizar parte de su trabajo como organización sindical, es decir:  luchar y velar por los intereses de los trabajadores, y ahora tiene una gran oportunidad de hacerlo, pero resulta curioso que cuando llevamos casi tres años de crisis, sea ahora, a falta de unos meses para las elecciones sindicales cuando hace esta propuesta.

    Pero insisto, es una postura legítima, tanto que si ahora no renuncia a la parte que le corresponde, estaría dando un ejemplo que en nada dignificaría su postura, y si el siguiente paso es renunciar también a las subvenciones públicas que legalmente le corresponde en nombre de la crisis, poniendo en peligro disponer de los mejores medios para la representación de sus afiliados, nos podríamos estar encontrando ante un debate enormemente peligroso: La legitimación de las organizaciones sindicales, es decir lo mismo que promueven últimamente sectores vinculados a la derecha más pura y rancia de la España actual, y no creo que el Tea Party tenga los tentáculos tan largos como para llegar al sureste español.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook