Blog 
El mundo en directo
RSS - Blog de Ana Vega

El autor

Blog El mundo en directo - Ana Vega

Ana Vega

Soy periodista, con una inclinación natural e inevitable por el Líbano en particular, y, en general, por todos los conflictos aparentemente minoritarios que podrían extrapolarse al resto del mundo. De ahí nace este blog, para tratar de comprender la situación del mundo actual. Una pequeña selección ...

Sobre este blog de Sociedad

En este blog encontraréis crónicas sobre mis vivencias en los países conflictivos que he tenido ocasión de visitar. Escribiré sobre la situación de los refugiados sirios en Jordania, sobre la coacción de las grandes multinacionales en los países árabes, las condiciones paupérrimas en las que viven d...


Archivo

  • 18
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Alfonso Vega se adentra en Papúa Nueva Guinea

    Mi hermano se encuentra ahora mismo en aguas internacionales, trabajando como piloto de helicóptero para un barco atunero coreano. Su función es básicamente avistar los bancos de atunes en el Pacífico e indicar sus coordenadas al capitán del barco. Una vez llenas las bodegas tras los diversos lances que pueden llegar a durar semanas, regresan al puerto más cercano a descargar la pesca.
     
    La última ocasión descargaron en Rabaul, Papúa Nueva Guinea, uno de los sitios más peligrosos del mundo, como indica el Ministerio de Asuntos Exteriores del Gobierno de España, que recomienda estrictamente no viajar allí a no ser que sea extremadamente necesario.
     
    No obstante, mi hermano es un aventurero nato, se ha pasado la vida viajando y sigue haciéndolo, a los lugares más remotos. De ahí que se atreviera a recorrer el tramo que une Rabaul con Kokopo, unos 40 kilómetros en una furgoneta de nueve plazas en las que iban 21 personas. Durante esa aventura fueron testigos de los estragos que causó la guerra del Pacífico en Papúa Nueva Guinea. En los arcenes del camino que une ambos pueblos toavía se pueden contemplar decenas de tanques japoneses y americanos, ya oxidados y cubiertos de vegetación. La población de Rabaul fue el último lugar que pudieron conquistar los americanos durante la guerra del Pacífico que tuvo lugar entre 1937 y 1945. Aunque los bandos beligerantes fueron básicamente Estados Unidos y Japón, muchas zonas de Asia Oriental e islas del Pacífico se vieron afectadas por su enfrentamiento. Tras una serie de ofensivas victoriosas llevadas a cabo por Japón, el avance estadounidense por el Pacífico logró forzar una gran batalla naval conocida como la batalla del Mar de las Filipinas, donde la Armada nipona sufrió pérdidas irreparables, que fueron explotadas en la batalla del Golfo de Leyte.
     
    Desde entonces la superioridad naval estadounidense en el Pacífico fue indiscutible. En 1943 las fuerzas norteamericanas pusieron en marcha la Operación Cartwheel, cuyo objetivo era tomar la base principal japonesa en Rabaul. Fue tan complejo el proceso de ocupación que durante el año 1944 se modificó el plan general, incluyendo en la operación además de las fuerzas australianas que ya estaban combatiendo allí al Sexto Ejército de los Estados Unidos (conocido como Fuerza Alamo), con el fin de sobrepasar Rabaul y dejar al ejército japonés sitiado allí. Como explica mi hermano, “Rabaul fue el último punto y al que más les costó llegar a los norteamericanos en la conquista contra los japoneses en la Guerra del Pacífico”.
     
    Para saber más acerca de éstas y otras anécdotas, no dudéis en acceder al artículo sobre Papúa Nueva Guinea que he redactado basándome en la información que me ha proporcionado mi hermano en los pocos momentos en los que él tiene acceso a algún tipo de comunicación.
     
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook