Blog 
El Cyberdiario
RSS - Blog de David Arráez

El autor

Blog El Cyberdiario - David Arráez

David Arráez

Responsable del Cyberdiario, sección de tecnología de este periódico en el que estás, y creador de usuarioarraez.com, este curioso personaje no para de meterse en cualquier lío relacionado con la tecnología. Colaborador de diferentes publicaciones y según dice, "dueño del mejor trabajo del mundo: es...

Sobre este blog de Tecnologia

Toda la tecnología vista desde un punto de visto diferente y cercano, para todos los públicos y los paladares más exigentes. Es hora de que los tecnicismos se queden a un lado para dar paso a una nueva forma de entender la más moderna electrónica.


Archivo

  • 28
    Septiembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    IPHONE 5: ESE OSCURO OBJETO DE DESEO

    Comparativa de algunos de los principales smarphones –habidos y por haber– del mercado.

     

    No nos engañemos: todo el mundo quiere un iPhone. Está claro que tiene sus detractores, faltaría más, pero no deja de ser el teléfono que hace ya cinco años inicio esta maravillosa carrera que nos ha traído la mejor generación de móviles de la historia.

    La quinta entrega de esta serie por capítulos –¿hasta dónde llegará?– ha aterrizado cargada de polémica y es que cualquier oportunidad es buena para echarle tierra encima al enemigo, aunque en esta ocasión, las críticas sean algo más que fundadas. Y es que siendo honestos, el affaire de los mapas, tan conocido por todos, no deja de ser una nimiedad de la que seguramente Apple sabrá salir airosa.

    Para los más rezagados, comentar que Apple finiquitó de un plumazo su vieja amistad con Google de la forma más directa posible: eliminando Youtube y Google Maps del nuevo iPhone, o para ser más exactos, del nuevo sistema operativo iOS 6, lo que significa que han hecho desaparecer ambas aplicaciones de todos los dispositivos iOS del mundo que se instalan dicha actualización.

    En su lugar, la compañía de Cupertino ha creado su propia aplicación –Mapas– con su cartografía. Bueno, no es exactamente de Apple, ya que compañías como Tom Tom han cedido –o vendido– parte –o gran parte– de esos mapas.

    Dicha aplicación y los mapas que incluye, digamos que no son todo lo precisos que deberían. Sin ir más lejos, alguno ha terminado –virtualmente– en Laponia cuando quería ir de Alicante a Valencia. Lo cual no deja de ser sorprendente ya que todo el que tenga un Tom Tom en su coche sabe que los mapas, ya sean más recientes o menos, suelen ser bastante completos. De hecho la navegación con los dispositivos GPS de Tom Tom suele ser una experiencia agradable y no un tormento.

    Aunque, si Apple consiguió salir airosa del Antennagate, el problema de cobertura de las antenas del iPhone 4, el feo asunto de los mapas será un asunto olvidado dentro de poco. Y si no que le pregunten a Google. ¿O acaso crees, querido lector, que Google Maps es ahora lo que era cuando se creó en 2005? Aquello sí que era un auténtico desastre. Lo que pasa es que nos acostumbramos a lo bueno, y luego nos volvemos un pelín exigentes.

    En cualquier caso no hay que olvidar que estamos ante el lanzamiento más exitoso en la historia de Apple. En las primeras 24 horas del pre lanzamiento se reservaron dos millones de unidades en EEUU. El primer fin de semana se vendieron cinco millones de iPhones. Como guinda del pastel, las acciones de la compañía se dispararon hasta superar los 700 dólares el día del lanzamiento. Está claro que ese fue un gran fin de semana para Apple.

    Pero volviendo a lo que nos interesa, el flamante iPhone 5 está ya en nuestro país, lo que significa que también está en nuestras manos. Lo único que se puede decir, antes de probarlo en profundidad para descubrir todas sus cosas buenas y sacarle todas sus miserias, es que impresiona más cuando lo coges que cuando lo ves.

    Es extremadamente delgado y muy ligero, y te gusta desde el primer instante en el que lo agarras. No deja de ser curioso que pese a ser la pantalla más grande, lo es a lo largo, por lo que el teléfono se sigue cogiendo cómodamente con una sola mano, y todavía puedes llegar al otro extremo de la pantalla con el pulgar sin problemas. En un primer momento ves que el teléfono es rápido, muchísimo, y que el nuevo sistema operativo le entra como un traje hecho a medida. Las aplicaciones corren a toda velocidad, son fluidas e incluso con muchas aplicaciones abiertas a la vez no tienes ningún problema de rendimiento. Aunque insisto, esto es el primer contacto. Pero este primer contacto ha sido más bien un flechazo.

    Pero ojo, también me han gustado muchos otros smartphones presentados este año. Tanto el Samsung Galaxy SIII como el HTC One X –que por cierto, lleva un procesador de cuatro núcleos pese a lo que se ha visto publicado en algunos medios– han demostrado que el buen hacer y el ingenio no son territorio exclusivo de Apple, y a priori son una más que digna competencia. 

    Y además hay que tener en cuenta lo que está por venir. La hornada de teléfonos inteligentes que nos van a llegar a lo largo de los próximos meses van a hacer más interesante aún el proceso de elección de móvil. Nokia, Samsung y HTC se han subido al barco del amigo Steve Ballmer para dotar a sus próximos terminales del tan esperado Windows 8. Serán teléfonos con un sistema operativo desconocido hasta ahora, pero que promete muchas alegrías. Aunque posiblemente también darán algún que otro disgusto.

    Y es que al final, más allá de la capacidad de la memoria y de la potencia del procesador, que tanto ofuscan en ocasiones a los fabricantes, lo que los usuarios buscamos en un smartphone es que nos haga la vida más fácil y entretenida.

    Queremos manejabilidad, sencillez de uso, larga duración de la batería... Queremos un teléfono útil. No importa que este o aquel procesador sea unos ciclos más rápido. Estoy seguro que la mayoría de nosostros cambiaría un poco de rendimiento por una batería que nos permitiera llegar al final del día sin tener que cargar el dichoso teléfono. El problema que supone tener que andar con cables de carga en el coche, en la moto, en el trabajo, en la mochila... Cuando no llevas una batería externa o un cargador solar. Es un auténtico suplicio...

    Yo incluso sacrificaría algo de ligereza y delgadez –del teléfono, que nadie se equivoque– por algo más de batería. Quien sabe, quizás algún día los fabricantes nos escuchen a los usuarios en lugar de a ellos mismos.

     

    [Actualización]

    En estos momentos, los únicos precios confirmados a través de operadores son los de Vodafone.

    El nuevo iPhone 5 se podrá conseguir con los siguientes precios:

    1. Tarifa @M (40 €/mes+IVA): 349 € (16 Gb.), 449 € (32 Gb.) y 549 € (64 Gb.)
    2. Tarifa @XL (80 €/mes+IVA): 129 € (16 Gb.), 229 € (32 Gb.) y 329 € (64 Gb.)
    3. Tarifa @L para clientes (60 €/mes+IVA): Por 0 euros para clientes que depositen un iPhone 4 o 4S de la misma capacidad que el iPhone 5 que se llevan.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook