Blog 
El Cyberdiario
RSS - Blog de David Arráez

El autor

Blog El Cyberdiario - David Arráez

David Arráez

Responsable del Cyberdiario, sección de tecnología de este periódico en el que estás, y creador de usuarioarraez.com, este curioso personaje no para de meterse en cualquier lío relacionado con la tecnología. Colaborador de diferentes publicaciones y según dice, "dueño del mejor trabajo del mundo: es...

Sobre este blog de Tecnologia

Toda la tecnología vista desde un punto de visto diferente y cercano, para todos los públicos y los paladares más exigentes. Es hora de que los tecnicismos se queden a un lado para dar paso a una nueva forma de entender la más moderna electrónica.


Archivo

  • 30
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Entrevista a David Marcus, nuevo presidente de PayPal

    Recién nombrado presidente de PayPal, el último fichaje del gigante mundial de los pagos a través de internet es posiblemente uno de los más brillantes emprendedores del viejo continente. Este francés de ideas nada conservadoras puede darle la vuelta al actual sistema de pagos en las tiendas de todo el mundo. Las tarjetas podrían ser cosa del pasado

     

    “Europa debería colaborar más con los emprendedores”

     

    ”La gente está comprando cada vez más desde el móvil. El crecimiento es espectacular.”

     

    PayPal, la empresa líder mundial en pagos electrónicos con más de 100 millones de usuarios activos, ha creado un sistema de compra que va más allá. A partir de su implantación, se podrá pagar en tiendas físicas sin necesidad de tarjetas de crédito, usando cualquier teléfono móvil. Este revolucionario sistema permitirá incluso saber si hay stock, disponibilidad de nuestra talla o de nuestros colores favoritos. Todo ello sin ir a la tienda, tan solo consultando el móvil. Y a la hora de pagar, bastará con introducir una clave en nuestro teléfono inteligente y el abono se hará automáticamente.

     

    —Las cifras  del último ejercicio fiscal en el viejo continente parecen indicar que la crisis no existe.

    —El crecimiento en Europa está siendo bueno. El impacto de la actual crisis económica aún no nos ha golpeado por lo que todavía creemos que aumentaremos nuestras cifras ya que la gente compra cada vez más a través de Internet.

     

    —Esto está afectando a las tiendas físicas, las de toda la vida.

    —Es cierto que muchas veces tienes que comprar algo y es más barato si lo compras on line que en la tienda, y en la actual situación la gente prefiere pagar menos. Pero eso puede cambiar.

     

     

    —Su nuevo sistema de pago lucha frontalmente contra la economía sumergida. Todo es transparente. ¿Han recibido alguna ayuda de los gobiernos europeos?

    —Yo no lo definiría como ayuda. Sí es cierto que ha habido cierta colaboración ya que muchas de las cosas que necesitábamos para desarrollar este sistema en toda Europa precisaba de la colaboración de los diferentes gobiernos y bancos. Se trata de un método de pago global, por lo que hace falta colaboración, pero si te refieres a ayudas económicas o ventajas fiscales de algún tipo, definitivamente no, lo cual es bueno. 

     

    —Parece que los gobiernos en Europa no están por la labor de ayudar a las empresas tecnológicas, al contrario que en EE UU.

    —Siempre es difícil saber hasta qué punto los gobiernos deben o no implicarse en las empresas, pero sí es cierto que deberían colaborar un poco más con los emprendedores.

     

    —Los métodos de pago con el móvil parece que son el futuro. ¿A qué se debe el éxito de este sistema?

    —Es porque la gente está comprando cada vez más desde el móvil y vemos que el crecimiento de compras desde el móvil es espectacular. Más del 10% de las compras totales hechas en eBay se hacen desde el teléfono y creo que el propio móvil es lo que permite a la gente comprar lo que desean en el momento, sin esperar a llegar a casa. De hecho la satisfacción de los compradores desde el móvil es mayor que en otros casos. La experiencia de usuario es más positiva.

     

    —¿Hay entonces que empezar a olvidar el resto de formas de pago? 

    —No creo que tengamos que olvidarnos del resto. Lo que vamos a tener es nuestra información financiera en ‘la nube’: tus datos bancarios, de tus tarjetas, tus facturas... Todo está en ‘la nube’ y tú lo puedes usar en cualquier lugar y momento, ya sea desde el PC o desde el móvil. El mundo es cada vez más multidisciplinar, y la forma de comprar y pagar también tiene que serlo.

     

    —Entonces, ¿qué ventajas puede ofrecer una plataforma de pago a través del móvil?

    —Es el futuro del shopping. Tú puedes comprar algo on line, pero a lo mejor te apetece recogerlo en la tienda que hay junto a tu casa. Podrás saber si está disponible en la talla o el color que quieres en esa tienda. O incluso podrás adquirir algo en el establecimiento sin tener ni siquiera que entrar a hacer la compra, y luego te lo pueden enviar a tu casa. 

     

    —Este sistema de compras y pago no parece muy seguro. ¿Y si pierdo el móvil? 

    —Si pierdes tus tarjetas de crédito y alguien las usa fraudulentamente pueden pasar meses hasta que lo solucionas. Con PayPal esto no ocurre. Siempre estás protegido. Si alguien hace un cargo en tu cuenta, simplemente nos lo comunican y retrocedemos ese cargo. El comprador siempre está protegido y además nosotros mismos perseguimos al que defrauda. 

     

    —Pero nadie está libre de que le roben electrónicamente.

    —[Risas] Me pasó a mí. Como buen francés me gusta el vino. No hace mucho compré algo de vino a través de una web en la que tenía que pagar obligatoriamente con tarjeta de crédito, y esa web fue hackeada. Los hackers robaron todos los números de las tarjetas de crédito, incluida la mía. Entonces empezaron a hacer compras con esas tarjetas. Si hubiera pagado con PayPal no habrían conseguido mi número de tarjeta ya que el comercio no lo tiene. Y esta historia es real.

     

    —No veo a las personas mayores comprando en las tiendas con el móvil. Se me antoja complicado.

    —Por eso tenemos una tarjeta. Queremos estar seguros de que esta solución sea útil para todo el mundo, no solo para jóvenes. A algunos se les hace difícil dejar de usar la tarjeta. Lo importante es adoptar las nuevas tecnologías.

     

    —Este sistema requiere conocer el stock de las tiendas. ¿Tienen que hacer nuevas inversiones en programas de gestión?

    —Gracias a un programa llamado Milo podemos acceder al propio stock que el comercio tiene disponible en su propia página web, por lo que no tienen que hacer ninguna inversión extra.

     

    —Con más de 100 millones de usuarios activos en el mundo parece que han tocado techo. 

    —Al contrario. Creo que no hay límites. Apenas llevo unos meses en la compañía y estoy fascinado por el sistema de trabajo. Una compañía de este tamaño, que mueve miles de millones de dólares, creciendo un 30% en Europa parece que no tiene techo.

     

    —¿Cómo acogen Visa, American Express o Mastercard su sistema de pago?

    —Es difícil saber si les gusta o no ya que ellos son parte del juego. Tú puedes vincular tu Visa a tu cuenta PayPal así que no sé que decir. Lo cierto es que hay muchos jugadores haciendo muchas cosas distintas, pero creo que nuestro sistema multicanal que permite comprar en la tienda, on line y desde el móvil es único. No dependemos de otros sistemas como NFC, pero si este triunfa, también estaremos ahí. No nos dirigimos a un público determinado, con un móvil o un teleoperador determinado. Nuestro sistema está disponible para todo el mundo, y eso es lo que lo hace único.

     

    —Algún fallo debe haber. Todo parece demasiado perfecto.

    —Tenemos más de cien millones de usuarios activos, acceso a los compradores y a los comercios que ya utilizan nuestro sistema de pago. Las entidades de las tarjetas no tienen acceso a los comercios, lo tienen los bancos. Y no tienen acceso a los compradores, los bancos lo tienen. Estas entidades están en medio pero no tienen acceso a nada. Nosotros sin embargo tenemos acceso a ambos, clientes y comercios, y por eso creemos que este sistema es el futuro de las compras.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook